Cartas de lectores

11 Oct 2017

El Subsidio de Salud de Monteros

Soy afiliada al Subsidio de Salud (N° 100693), resido en la ciudad de Monteros y quiero manifestar mi disconformismo por la mala atención en esta filial. Cada vez que asisto a realizar un trámite, algún inconveniente se presenta. Debo soportar horas de espera, largas colas de pie con el agravante de que en la caja no disponen de cambio para dar vuelto. Las razones que aduce su encargado son “la caída del sistema” y el escaso personal, pues no cualquier empleado puede ser “cajero” (sic). Los afiliados en reiteradas oportunidades le transmitimos nuestras inquietudes; él se comprometió a dar soluciones pero hasta el día de hoy no hubo respuestas. Esta problemática tiene su antigüedad y es de público conocimiento. En ocasiones, algunos asociados recurren a las filiales de Concepción o de Famaillá para solucionar sus requerimientos, lo que no me parece justo teniendo una en nuestra ciudad. Es una obra social muy grande, con cuotas abultadas y debería funcionar con celeridad y eficiencia. Apelo a la responsabilidad y buena predisposición de su directora para una urgente solución.

Graciela Del Valle Bertrand

[email protected]


“Los pies fuera del plato”

En más de 70 años de historia, el peronismo ha registrado muy pocas deserciones de militantes a otras organizaciones políticas y menos a alianzas cuyos principios políticos e ideológicos son diametralmente opuestos a los postulados del Justicialismo. Tampoco los “desertores” fueron expuestos a situaciones incómodas, como que los reprendan en sus nuevos destinos políticos, donde fueron en busca de refugio. Esto es lo que les sucedió a Domingo Amaya y a Germán Alfaro. Los que tuvieron a su cargo la tarea de amonestar a los ex compañeros del PJ fueron dos miembros del gabinete de Mauricio Macri -porque este último ni siquiera los recibió-: Marcos Peña y Rogelio Frigerio. Los citaron, entre otros dirigentes, en Buenos Aires (LA GACETA 28/8). Pero a los “descarriados” no los llamaron para un “timbreo” sino para un “chirleo” y, adelante de testigos, les endilgaron la responsabilidad de la derrota de Cambiemos el 13 de agosto pasado en Tucumán. Les atribuyeron falta de compromiso con la causa de Macri y de “lealtad” y “militancia” con Cambiemos. Pero los reprendedores no hicieron referencia a la bronca que el Presidente despertó en el Norte, como consecuencia de las medidas económicas que tomó y que afectaron negativamente en la economía familiar de los habitantes de estas tierras, que ni el tan promocionado y poco ejecutado Plan Belgrano pudo atenuar. Pasado el mal momento, uno de los “reprendidos” optó por ponerse al hombro la campaña política de Cambiemos en la capital tucumana, al estilo peronista, y fue en ese momento que irrumpió Rogelio Frigerio al escenario político de Tucumán para decirles “en la cara” a los candidatos y a sus seguidores, que en la provincia el único candidato es Macri. Sin dudas que fue un momento incómodo para todos, situación que el periodista Federico Van Mameren informó en LA GACETA del 24/9. El mensaje del ministro Frigerio es el pensamiento de Macri, lo que significa malas noticias para José Cano y compañía, con vistas a 2019. Estas situaciones produjeron la ruptura dentro de la estructura de Cambiemos, como lo informó el espacio de “Dimes y diretes” del 29/9. Dentro de Cambiemos no funciona el apotegma que marca: “para un macrista no hay nada mejor que otro macrista”. Moraleja peronista: “no hay que sacar los pies del plato”.

José Emilio Gómez

Reyes Católicos 112

Banda del Río Salí


Educación vial

En la calle reina el síndrome de impunidad a la tucumana: el conductor se siente poderoso al volante y se permite cometer todas las transgresiones que se le ocurra, inclusive, insultar al peatón indefenso (sobre todo choferes de colectivos y de taxis). En la mayoría de los casos sucede cuando el peatón cruza por la senda peatonal con semáforo a favor, y los conductores no le dan la prioridad que le corresponde y avanzan irresponsablemente. Consecuencia, el peatón cruza la calle en cualquier parte con el enorme riesgo que ello significa. Una de las tantas sugerencias es que se comience con la educación de los que conducen y de los que caminan. La autoridad vial (tanto municipal como provincial) debe hacer imprimir las normas viales vigentes y difundirlas por medio de sus agentes de control; esto es educar al soberano. Y debe hacer cumplir dichas normas, no sólo sancionar cuando la infracción fue cometida. A diario vemos agentes municipales e integrantes de la Patrulla Urbana caminar de a dos por las veredas conversando entre ellos o usando teléfonos celulares, sin que les importe en lo más mínimo qué está ocurriendo a su alrededor.

Federico Yurcovich

[email protected]


La ejemplaridad

Los niños y adolescentes aprenden lo que viven. Imitan nuestras conductas. Registran todo su entorno como verdaderas cámaras de video. La sabiduría popular afirma que las palabras mueven y que los ejemplos arrastran. La gran clave de la educación es la ejemplaridad. Por eso me permito sugerir a su estimado diario, a través de este espacio, que difundan las Olimpíadas Evita que se están desarrollando, durante toda la semana, en el estadio mundialista de Mar del Plata. Participan delegaciones de niños y jóvenes deportistas de todo el país. La delegación de Tucumán partió el domingo pasado y está integrada con 800 niños y adolescentes. El lunes fue el acto inaugural. Sería de alto impacto educativo difundir esta importante y buena noticia, para rescatar la perseverancia y el entusiasmo de nuestros pequeños deportistas. Muchos éxitos para el grupo que nos representa y que todos y cada uno de ellos sirva de ejemplo para los niños y jóvenes tucumanos.

Norma Cristina Dilascio

[email protected]


Deudas y trabajo precarizado

Nuestro país tenía una situación de endeudamiento moderado o bajo a fines de 2015. Pero el acelerado incremento del endeudamiento en moneda extranjera va erosionando de a poco los indicadores de deuda y se expone a llegar a 2018 con esos indicadores de deuda deteriorados, según un análisis de Federico de Cristo, economista de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad Austral. Tras la asunción de Macri en diciembre de 2015, Argentina eliminó controles cambiarios e impuestos a las exportaciones de materias primas, al tiempo que levantó restricciones a importaciones con la promesa de reactivar la economía y reanimar la inversión extranjera. Desde entonces, los empresarios se quejaron de que no pueden competir con los bienes importados. El peso argentino fue devaluado un 28% apenas asumió Cambiemos y acumula en lo que va de 2017 una caída del 9,5%. El trabajo precarizado subió 40% desde enero. La escalada de los precios y el aumento de las tarifas de servicios públicos no sólo afectan las economías familiares sino también a las PYME, que completan el 95% de la industria total. Así lo indica un informe de la Federación Económica de la Ciudad de Buenos Aires (Feciba), que apunta que hay una suba del trabajo informal o en negro que llega al 40%. El presidente de Feciba, Raúl Zylberzstein, atribuye esa suba a la caída de las ventas, a la presión tributaria e impositiva, al tarifazo y a los costos financieros. Las PYME pasaron a no registrar el total o parcial de las horas trabajadas y trasladó a varios trabajadores a contratos de prestación de servicios bajo el régimen del monotributo. El sondeo reconoce una falta total o parcial del pago de contribuciones jubilatorias y de Obra Social (plan de salud), y tienen la esperanza de poder regularizarse en una eventual moratoria. Raúl Zylberzstein señaló que, sacar subvenciones, quitando poder adquisitivo a la gente, y abrir las importaciones sin modificar la estructura productiva, es un atentado que causa precarización y mortalidad de las PYME. Agregó: “es imposible para las pequeñas empresas sobrevivir al sistema actual, que abarca los salarios y los impuestos más altos de la región, una costosa y conflictiva Ley de Riesgos del Trabajo, aumentos desmedidos de las tasas y comisiones de los bancos y las tarjetas de crédito; y la energía más cara del mundo”. En términos generales, la preocupación es un fuerte crecimiento del déficit fiscal y de la deuda pública, puede generar en el futuro serias dudas sobre la capacidad efectiva del Estado de generar suficientes dólares y pesos para pagar los compromisos con los acreedores. Este escenario ya lo vivimos en 1989, cuando los planes gubernamentales para contener la inflación usando préstamos para financiar el déficit no funcionaron y se creó un ambiente de incertidumbre que disparó la fuga de capitales, generó hiperinflación y aceleró la salida del poder del entonces presidente, Raúl Alfonsín.

Julio Argentino Gómez

[email protected]


Reflexiones electoralistas

Ante la posibilidad de estas nuevas elecciones, quiero aportar tres reflexiones para los votantes. La primera se refiere a lo que se vota; es elegir a nuestros representantes para el Congreso de la Nación, que estarán obligados a defender nuestros derechos e intereses, como también nuestras obligaciones como lo establecen la Constitución y las leyes. La segunda está relacionada con el representante elegido, quien deberá estar física y mentalmente capacitado, y poseer una moral a toda prueba para defender los intereses de la Provincia dejando de lado los colores partidarios, si fuera necesario, ya que su cargo no es de propiedad privada sino del Estado. Y la tercera reflexión está ligada al votante y a su voto. Ese voto es el escudo más poderoso y eficiente que posee el ciudadano para defender sus intereses y preservar sus derechos. Con ese sufragio se honra la democracia, la verdad y la Justicia. Por otra parte, considero una vergüenza que la mayoría de los postulantes a aquellos cargos nacionales, me refiero a los malos políticos, entronizan al pobre indigente o necesitado ofreciéndole todo tipo de dádivas y de promesas. Lo más denigrante es que llegan hasta la humilde vivienda del votante y llaman a la puerta -si es que la tienen-, los abrazan y a acarician falsamente los cabellos. Y hasta toman mate con ellos con una sonrisa falsa y burlona. Y el colmo es que los besan. Me suena como si fuera el mismo beso de Judas. Estos malos candidatos hablan de la pobreza y sólo conocen al pobre cuando le piden su voto a cambio de un bolsón u otra dádiva. Nunca conocieron la verdadera pobreza. Finalmente, como última reflexión, les pido a quienes sean elegidos por la voluntad del pueblo que se ocupen más de desterrar la ignorancia para disminuir la pobreza, y que escuchen al pueblo, que sabe bien por qué los votó.

Rubén Albornoz

Pedro de Villalba 903

Yerba Buena

Comentarios