Los jugadores son los únicos que pueden torcer una historia complicada

Tienen le poder de conseguir lo que hasta ahora es imposible.

10 Oct 2017
1

EL ÚLTIMO ENSAYO. Messi aparece con Otamendi, Mercado y Fazio. Los cuatro estarán desde el arranque ante Ecuador. prensa afa

Walter Vargas - Télam

Argentina llega al duelo con Ecuador al cabo de una larga y tortuosa travesía y, por curioso que parezca, del mismo modo que ya no hay margen para el error tampoco hay margen para esperar soluciones mágicas o la imponencia de un gran equipo: lo único que es dable esperar, lo único, es que los propios jugadores estén a la altura de sus circunstancias.

Bien sabemos de su entramado y del punto de cocción del jueves en “La Bombonera”, cuando dos puntos vitales coquetearon toda la noche, al cabo se evaporaron y dejaron allanado el camino de una eventual catástrofe futbolera. Una catástrofe que, según se perfila el escenario, será impedida pura y exclusivamente por la influencia de los jugadores.

Parece obvio, y desde la lógica formal es: son los jugadores los que corren tras la pelota, se las ven con los adversarios y convierten los goles en el arco de allá y deben evitarlos en propio.

La dirigencia de la AFA, cabeza institucional de la Selección y por ende de la Selección que afrontó las Eliminatorias, hizo todos los desaguisados habidos y por haber. Huelga abundar.

Los entrenadores de turno tampoco ofrecieron la mejor versión de un líder con todas las de la ley: el prometedor Gerardo Martino se desdibujó hasta límites insospechados, Edgardo Bauza declinó su manual más aprendido y mientras intentaba aprender de otros manuales se autodestruyó y Jorge Sampaoli dispone del hándicap de un tiempo de trabajo relativo del mismo modo que sufre los perjuicios de lo actuado.

Y de lo actuado por Sampaoli no se deduce un fracaso rotundo, pero tampoco el cumplimiento de lo sugerido por sus antecedentes y urgido por la necesidad: sobre todo en el cordial empate con Uruguay, el segundo tiempo con Venezuela y el primer tiempo con Perú representaron la inquietante sensación del “más de lo mismo”, de un brumoso perfil más brumoso aún por imperio de más de una curiosa selección de personal y de roles para el personal elegido.

Lo único que debería esperarse hoy de Sampaoli es que complique lo menos posible lo ya complicado, ponga entre paréntesis su tendencia a le experimentación y afine el olfato para los nombres propios y el diseño del equipo. Todo lo demás, y más que nunca, será por obra y gracia de los de pantalones cortos.

Si ya ha quedado claro lo que claro siempre había sido (que en “La Bombonera” o en Humahuaca lo mismo daba: los estadios no ganan partidos) y si por las razones que fuere Sampaoli no ha encarnado aún el gran estratega y se vuelve complejo deducir que lo será de un día para el otro, con más razón Lionel Messi, Javier Mascherano y compañía deberán asumir sus circunstancias y su protagonismo, los riesgos y la recompensa.

Actitud, chapa, fuego, plus, jerarquía, corazón, cosas de varones, como se quiera llamar lo que será indispensable echar a rodar al compás de la pelota.

Mucho mejor de lo que han jugado ya no jugarán y si jugaran mejor será porque al entendimiento lo precedió ese hilo invisible que a la hora señalada hace a los hombres mejores de lo que eran.

"Voy a ser feliz si ganamos aunque no lo merezcamos"

GUAYAQUIL.- En la última rueda de prensa antes del partido más importante desde que se calzó el buzo de DT de la Selección, Jorge Sampaoli dejó en claro que su inclinación por el “buen fútbol” esta vez quedará de laso. Así como cada futbolero de Argentina, el entrenador quiere clasificar como sea a Rusia 2018. “No me importa cómo, quiero estar en el Mundial. Voy a ser feliz si ganamos, aunque no lo merezcamos”, admitió Sampaoli, resumiendo la idea general en el “búnker” “albiceleste”.

El técnico del seleccionado argentino no tiene dudas. “Más allá de los números, Argentina merece ampliamente la clasificación debido al nivel de otras Selecciones que están sobre la nuestra. Si contra Ecuador todos estamos a la altura de Lionel Messi, vamos a clasificar”, sentenció. (Especial)

Maradona le metió presión a Sampaoli

Diego Maradona grabó un video desde Dubai con un mensaje para Jorge Sampaoli, a horas del partido más importante como entrenador de la Selección. “ATR (a todo ritmo) maestro, porque si no te quedás arafue (sic)”, dijo el “10” en un claro mensaje para el DT, a quien cuestionó desde el mismo momento en que fue designado.

Pizzi habló del nivel de juego de Messi

En la previa del partido contra Brasil, donde Chile buscará la clasificación a Rusia 2018, Juan Antonio Pizzi destacó que jugar en la Liga española es lo que eleva el rendimiento de Lionel Messi. “Si jugara sólo con sus amigos, no tendría el nivel que tiene”, sostuvo el DT, antes de dejar en claro que pueden derrotar a Brasil. “Tenemos equipo para ganar”, cerró.

Una gran razón para jugarle a muerte a Chile

Argentina, entre otras cosas, necesita de un buen gesto de Brasil ante Chile en un cotejo lleno de rumores. La “Verdeamerela”, ya clasificada, tiene un motivo para ganar hoy: ratificar sus 53 años sin perder en San Pablo; su racha de 32 partidos invicto en la megalópolis, con 23 triunfos y nueve empates. Además, el “Scratch” nunca perdió en su historia de local jugando por Eliminatorias: 41 triunfos y 12 empates.

Angelici le tiene toda la fe a la Selección

Viajó por primera vez junto a la delegación y dejó en claro que no tiene dudas de que Argentina estará presente en Rusia 2018. “Estoy tranquilo, sabiendo que depende de Argentina y que tenemos una oportunidad. Hay todo un pueblo va a estar alentando al equipo. Confío en este grupo y sé que vamos a clasificarnos”, señaló Daniel Angelici, vicepresidente de AFA.

En España bancan a “Lío” y a la Selección

A Lionel Messi lo adoran en Cataluña. Por eso, no llama la atención de que los diarios deportivos de Barcelona lo pongan en portada con un apoyo explícito para el partido de hoy en Ecuador. También se sumó el diario Marca, que básicamente sostiene a Real Madrid, que dice que no se imagina un Mundial sin él, Modric, Cristiano Ronaldo, James Rodríguez, Alexis Sánchez y Buffon.

Comentarios