El Chagas, un mal que persiste

10 Oct 2017

Se las llama enfermedades desatendidas. Son infecciones, muchas de ellas parasitarias, que afectan principalmente a los más pobres. Entre ellas figura la enfermedad de Chagas, causada por el parásito Trypanosoma cruzi, que es trasmitido por la picadura de las vinchucas. Y está tan descuidada, que uno de cada 25 argentinos padece la infección chagásica, según Marcelo Abril, director ejecutivo de la Fundación Mundo Sano, informó a Télam. “Cada vez que subimos al subte es muy probable que alrededor de nosotros haya algún pasajero con Chagas; por eso es importante concientizar a la población”, enfatizó.

“Se estima que cada año en Argentina nacen 1.300 niños infectados por transmisión congénita”, resaltó por su parte Paula Sartor, coordinadora Técnica del Programa de Chagas del Ministerio de Salud, lo que parece indicar que los controles obstétricos no están alcanzando a la población objetivo y que es necesario realizar mayores esfuerzos en ese sentido.

Pues bien, dentro de todo, hay una buena noticia: nueve de cada 10 niños tratados tempranamente pueden curarse; en cambio, sin tratamiento, cerca del 30% desarrollará una patología cardíaca o digestiva. Son los resultados de lo que, según Télam, fue una de las investigaciones más relevantes de las presentadas en el XVIII Simposio Internacional sobre Enfermedades Desatendidas, que se realizó en Buenos Aires.

“El tratamiento de la enfermedad en pacientes pediátricos es clave, ya que detiene su progresión y evita que se desarrollen cardiopatías en la edad adulta”, explicó a Jaime Altcheh, jefe del servicio de Parasitología-Chagas del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez.

“Un equipo del hospital desarrolló una serie de estudios para observar la metabolización del tratamiento, y analizó las respuestas y efectos adversos que se presentan en niños. Los resultados fueron sumamente alentadores”, señaló.

“Venimos trabajando en el estudio de formulaciones pediátricas de drogas. Los estudios llevan a pensar que la medicación se tolera mejor en niños que en adultos, y con menos efectos adversos”, señaló. “Cuando ampliamos el campo a recién nacidos encontramos los mismos resultados, por lo que concluimos que los niños se curan a pesar de tener menos concentración de la droga en el cuerpo”, agregó el especialista.

Tratamiento gratuito

“El diagnóstico y el tratamiento del Chagas son gratuitos en Argentina, y sin embargo es una minoría la que accede”, resaltó Abril. Por ello es importante que los médicos piensen en la posibilidad de Chagas cuando ven pacientes con síntomas compatibles, porque nuestro país es el que tiene más afectados en el mundo”.

Comentarios