Iván Fund: “el cine independiente toma riesgos”

El reconocido director presentó su última película en el Festival de Cine Tucumán "Gerardo VAllejo". “Se puede ser popular pero no masivo”

10 Oct 2017
2

“TOUBLANC”. El filme, financiado por Santa Fe, está inspirado en obras del escritor Juan José Saer.

Tiene una carrera que comenzó en 2009 con “La risa”, su primer largometraje, y la fortuna de prácticamente hacer una película por año. El Festival de Cine Tucumán Gerardo Vallejo proyectó la última que rodó, “Toublanc”, y pudo conversar con el público. “El cine nacional es muy rico en todas sus producciones, y no sé si yo tengo un estilo”, le dijo a LA GACETA Iván Fund, durante una entrevista telefónica. Con Santiago Loza codirigió “Los labios” que tuvo un premio en este festival, pero también en Cannes. Y no duda en respaldar todos los reclamos que, por estos días, gran parte de la comunidad artística le hace al Incaa.

“Tuve la suerte con ‘Toublanc’ de que me ofrecieran hacer ese proyecto y me dieran toda la libertad”, confiesa con orgullo. El cineasta terminó de rodar este año “Vendrán lluvias suaves”, protagonizada por niños y jóvenes y está abocado a la última etapa de postproducción. Adelanta que es un trabajo que coquetea con el cine fantástico.

- La sinopsis de “Toublanc” parece hablar de un policial.

- No, no creo, pero bueno, podríamos decir que coquetea con el policial, pero no del género clásico; aborda el género de forma tangencial. Un policial en clave baja diría yo: no hay tiros, pero sí un muerto. La película surge de una propuesta de funcionarios de Santa Fe que, para el ‘año Saer’ que en 2016 era su aniversario de 80 años de su nacimiento, decidieron encarar el proyecto. No había leído mucho de él, sí los cuentos y ensayos, pero fue una oportunidad increíble de conocer más de su obra. El filme esta inspirado en textos y la vida del escritor de Juan José Saer. Tomé sobre todo ‘Cicatrices’. Se rodó entre Santa Fe, Rennes y París.

- Novedosa esa propuesta de las autoridades, rara…

- No, no es novedosa solamente, pero deja en evidencia la importancia de apoyar el cine. Los fondos salen de Santa Fe; fue una experiencia distinta y hubo una confianza absoluta y mucha comunicación con el Ministerio, Innovación y Cultura. Trabajamos con todo un equipo pensando en capitalizar al máximo los recursos que teníamos. Nos dieron total libertad para el guión y su realización.

- ¿Cuánto costó la película?

- Una quinta vía documentales (así se llama un subsidio del Incaa para producir documentales en formato digital). En realidad, parece más cara de lo que es. Nosotros hicimos una ficción con rasgos documentales.

- ¿Tenés una opinión sobre el llamado cine nacional?

- Tengo recorrido más de 10 años. Prácticamente hice un largometraje por año, además de los cortos, con distintos formatos de producción. Tengo mucha voluntad de filmar, pese a todas las dificultades y privaciones. Así como rodé en Santa Fe también lo hice en Entre Ríos. El cine nacional es muy rico y tiene todo tipo de producciones. Es fundamental el apoyo del Estado por la importancia que tiene. Porque no es lo mismo cine independiente que cine indigente.

- ¿Tenés un estilo?

- No sé si tengo un estilo, me cuesta pensarlo así. Más allá de los temático o formal, sí tengo una forma de producir; todo está integrado como parte de una narración si está articulado correctamente. Ahora, en general, el estilo puede pensarse desde la sensibilidad del cine independiente, que toma riesgos, del cine arte o cine de autor. Saer también asumía riesgos en su escritura.

- ¿No ves como una presión cuando se dice que las películas argentinas tienen buena crítica y reconocimiento internacional, pero no público?

- El eterno dilema. Pero hay que pensar el cine como cosas diferentes. No se puede exigir lo mismo a (Juan José) Campanella que a (Lucrecia) Martel. Todo es muy complejo. Si queremos que haya gente hay que formar espectadores; te ponen las películas en los peores horarios…Hay que saber que el mayor capital del Incaa no es lo que recauda por las entradas, sino por los aportes de impuestos. Además no es lo mismo masivo que popular.

- ¿Cuál es la diferencia?

- Se puede ser popular y no masivo; lo masivo es algo cuantificable, lo popular ya habla de sensibilidad.

Comentarios