Carta de lectores

08 Oct 2017
Hastiada de leer, o de ver, noticias de crímenes, violencia, contiendas políticas envenenadas de odio, angustia; harta de hacer zapping y terminar eligiendo siempre una película para sufrir menos o relajarme y dormir en paz, leer al columnista Federico Türpe en su brillante artículo “Ser feliz es mas barato” es un consuelo del alma. Que haya personas con tan preciso conocimiento de la realidad, una realidad en que muchos tiran lo que les sobra, o lo acumulan mientras otros sólo sobreviven, es un aliento a seguir luchando por una sociedad mejor. Siempre pienso y corroboro diariamente que la gente sencilla vive mas feliz. Mientras tenga lo mínimamente necesario, es feliz. “Trabajar en algo placentero, creativo, inventar, jugar, relajarse”, dice el columnista. “Vivir la vida y la felicidad en su forma más simple”. El efecto negativo de determinado tipo de publicidad, sobre todo en los niños, es tan real que estremece. Acumular, acumular, acumular. Eso, mientras otros no tienen ni para el remedio que realmente necesitan, es injusto e inhumano y tampoco le hace bien al que lo hace como claramente lo señala el artículo. Al final, como se dice llanamente, todos terminamos igual y nos vamos de este mundo con lo puesto. Trabajar pero no al extremo de no tener tiempo libre para dormir, relajarse, gozar, amar. Trabajar pero no ser mezquino e indiferente ante el otro que también trabaja y a veces vuelve a su casa con migajas o promesas de pago. Porque también es común que el que suma y suma pertenencias que ni llega a usar, mira generalmente de modo despectivo el esfuerzo del que menos tiene. El dinero de los que acumulan vale más. El esfuerzo de los que menos tienen es mano de obra barata. Digno de todos los elogios señor Federico Türpe. Digno de que su nota sea leída por todos y reflexionen. No necesitamos tantas cosas. Vivienda, educación, salud, trabajo y un salario digno. Y solidaridad del que mas tiene para con el que necesita cosas  y no logra conseguirlas  por estas injusticias tan comunes al momento de distribuir. Son otras inmaterialidades las que contribuyen al buen vivir: el respeto por el otro, el afecto, la amistad, el tiempo libre, el amor por el prójimo. Muchas gracias Federico.
María Estela López
24 de Septiembre 1.431
                                                    Concepción
n línea sin tono
Me dirijo a ustedes ante la impotencia de no ser atendida por el encargado de teléfonos del 114. Llamamos a Telecom por la línea sin tono y nos derivan directamente a reparación. Hemos llamado más de 10 veces al 114 desde lunes a la fecha desde la otra línea que tenemos en el negocio. Lamentablemente, nos dejan en espera haciéndonos conocer sobre todas las bondades y servicios que ofrecen, pero nunca fuimos atendidos. El problema principal radica en que al ocupar la única línea que funciona no podemos realizar la facturación electrónica del negocio en todos los momentos que nos dejan en espera. Les comento que tenemos servicio de banda ancha de 10 megabites.
Julia Inés Cisneros 
n mi generación y la de mis padres
Me pongo a pensar qué fue lo que cambió y cómo es que podemos crecer y desarrollarnos sin derrochar y aumentar la desigualdad. Antes, nuestros padres vivían en términos binarios, es decir, uno o nada: una casa, un auto, unas vacaciones al año, un perro, una carrera, una tv, una hipoteca, en síntesis, un proyecto de vida. Los millennials, en cambio (personas nacidas entre 1980 y 2000), surgen en una sociedad de consumo, donde buscan la pluralidad, la diversidad, consumir más y más rápido, en una sociedad donde solo se es si se consume, y uno se define por ese consumo, marcando otro ritmo de vida. El problema es para aquellos que no cumplen la cuota de consumo exigida, se quedan afuera de los estándares sociales y no hay proyecto inclusivo que les genere interés. Sería bueno detenernos un poco y reflexionar sobre las cantidades abismales de publicidad que invaden las pantallas (que por otro lado, vemos todo el tiempo). Y pensar cómo desarrollar nuestra economía completando ese centenar de necesidades básicas propias de nuestra actualidad como redes de agua, educación, seguridad, y no tratar de satisfacer a los ya están satisfechos, sólo que no lo saben. 
Mauro Bianchi 
n CONTAMINACIÓN Y JUSTICIA
Es innegable que nuestra provincia cuenta con una importante y variada riqueza de recursos naturales y de servicios ambientales. Podemos mencionar: bosques, suelos, ríos, paisajes, climas, floras y  faunas diversas, etc. Estos recursos son finitos y deben ser preservados, ya que son el patrimonio que poseemos lo tucumanos y que debemos legar a las generaciones futuras. LA GACETA (04/10), publicó: “Para no ir a Juicio, el ex gerente del basural de Pacará Pintado, debe reforestar el Salí”. Según la nota, el proceso se inicio  por un pedido de Acción de Amparo Colectivo,  realizada por la Federación de Organizaciones Ambientales  No Gubernamentales de Tucumán. Se probó que los lixiviados producidos en la planta de disposición de residuos urbanos (RSU), contaminaron  el Río Salí con Cromo (Cr) y Amonio, entre otros. Para evitar las penalidades y condenas  previstas en la Ley Nacional de Residuos Peligrosos, N° 24.051, el acusado llegó a un acuerdo con el TOF (Tribunal Oral Federal) para realizar acciones de Compensación Ambiental, por montos máximos de un millón de pesos,  más 10.000 dólares. Como compensación ambiental, se entiende a un conjunto de medidas y acciones generadoras de beneficios ambientales, proporcionales a los daños o perjuicios causados al ambiente, siempre que no se puedan adoptar medidas de prevención, corrección, recuperación mitigación y restauración eficaz. La publicación no menciona como y quienes cuantificaron el daño. A mi entender, no veo que este acuerdo contribuya para que logremos en Tucumán cero tolerancias a la impunidad con los delitos ambientales  que existen (ejemplo: quema de cañaverales, vuelcos de cachaza y vinaza, derrames  cloacales, tala indiscriminada, basurales a cielo abierto, etc.). Más aún, considero que la Justicia Federal con este proceder le otorga una patente de corso a los contaminadores,  ya que pueden pagar dinero por hacerlo. La experiencia nacional e internacional, nos dice que las compensaciones ambientales, no son idóneas para inhibir o modificar las conductas perjudiciales al ambiente. La Justicia debe ser maestra e instrumento eficiente para el desarrollo humano y hacer ver a la comunidad, que no es correcto: ser vándalo, dar preferencia el interés particular sobre la sociedad y no respetar la ley.
Juan Francisco Segura
Pasaje Baaclini 675 
San Miguel de Tucumán
n Niños de Llullaillaco
En 1998 en Salta  se encuentran los cuerpos de 3 niños incaicos, sacrificados a los dioses dentro de del  volcán  que lleva este nombre  y en perfecto estado de conservación luego de aproximadamente 500 años. Un niño de siete, una niña de seis y una “doncella” de 15 años. Niños sacrificados. Horror para el alma. La humanidad ya había conocido la cruenta matanza de los santos inocentes del rey Herodes. Hace unos días , con horror y terror, hemos asistido a una nueva matanza, dos niños sanguinariamente sacrificados por obra de su propia madre. Incalificable, indecible. Huelga todo intento de querer explicar o comprender. Niños sacrificados, abandonados, niños abusados, niños esclavizados, mártires  inocentes a los que se les arrebata no sólo la vida biológica sino la vida entendida en términos de dignidad. Niños enajenados y autistas, olvidados horas enteras a su propia suerte, prendidos a aparatos electrónicos que conducen sus mentes hacia lugares de oprobio y devastación. “…de los que son como ellos es el Reino de los Cielos”. Muy lejos del Reino, metidos en océanos de desamparo, Galeano los ha descripto perfectamente: “Los ciberniños navegan por el ciberespacio con la misma soltura con que los niños abandonados deambulan por las calles de las ciudades”. Hagamos un llamado a la humanidad. Se necesita conocer el paradero de quienes están dispuestos a proteger del mal a los desamparados de siempre: los niños.
Graciela Jatib
n subsidio municipal
La entrega de subsidios municipales por más de $ 2 millones que injustificadamente un porcentaje recaería en beneficiarios del interior de la provincia tampoco pasará por Lamadrid, pero desde la intendencia capitalina se encargaron de decir que les preocupa la situación de los tucumanos en general. Si realmente quieren ayudar sin someterse a la idea vulgar que sólo reciben los que votan a favor, deberían ser más objetivos. Ya fracasaron los créditos para los pobladores que perdieron todo hasta los ingresos para devolver lo prestado. También deberían revisar el monto de la canasta básica y verán que el paliativo ofrecido es miserable, cuando tengan la nobleza de ayudar simplemente háganlo bien, es la obligación de quienes deberían velar por los intereses y el bienestar de los Tucumanos.
Williams Fanlo 
n jubilados
¡Vamos bien, pero estamos mal! Después de la recomposición histórica -“estafa histórica, diría yo”-, en la que se quedaron con más del 60% de lo que nos correspondía y hoy todavía lo citan como logro del Gobierno, estudian proveernos de tablets a nosotros los pasivos de éste país. $ 70. 000 millones ingresaron a la Anses (dinero de los jubilados ); de haber destinado sólo la mitad de esas ganancias nos hubiera correspondido $ 30.000 a cada pasivo; más del 70% de todo los que percibimos jubilaciones. Todo ese porcentual está por abajo de la línea de pobreza. Señor Macri, todo tiene un límite, pero usted no tiene ninguno. Yo, por considerar una estafa, no acepté su falsa recomposición histórica y aunque estoy en el último tramo de un juicio de tortuga debo seguir adelante ya que ninguna sentencia vale. Automáticamente debemos afrontar una nueva apelación y esta es una decisión devenida de su extraña forma de hacer Justicia, ¿y ahora tablets ? No nos engañen con espejitos, la mayor parte de nosotros tenemos graves problemas de salud, pero en lo referido a lucidez estamos intactos. Usted nos estafó y nos sigue estafando, recapacite. Somos los viejos jubilados, la mayoría adultos mayores y lo que está haciendo es una vergüenza que lo marcará mientras viva. No pretenda un país Justo si se olvida de los niños y de los viejos. Usted nació en la abundancia, saque de su cabeza su pensamiento de rico y piense cómo vivimos los que ganamos $ 8.484.
Héctor Leonardo Bravo [email protected]
============02 TEX EDI Cartas Título OK (11815544)============
n Poda
Es lamentable el estado en que se encuentra la escuela José Mármol, en Rivadavia y Santiago del Estero. Hace dos meses podaron un viejo árbol sin piedad. La basura que generó la poda quedo allí y nadie pasó a retirarla. Las ratas hacen de las suyas durante las noches expandiéndose por todo el barrio. Sería bueno que el área de Educación tome cartas en el asunto antes que alguna enfermedad afecte a los chicos que concurren al establecimiento escolar.
Luis Daniel Alberto Guchea
Rivadavia 592
San Miguel de Tucumán

Ser feliz es más barato

Hastiada de leer, o de ver, noticias de crímenes, violencia, contiendas políticas envenenadas de odio, angustia; harta de hacer zapping y terminar eligiendo siempre una película para sufrir menos o relajarme y dormir en paz, leer al columnista Federico Türpe en su brillante artículo “Ser feliz es mas barato” es un consuelo del alma. Que haya personas con tan preciso conocimiento de la realidad, una realidad en que muchos tiran lo que les sobra, o lo acumulan mientras otros sólo sobreviven, es un aliento a seguir luchando por una sociedad mejor. Siempre pienso y corroboro diariamente que la gente sencilla vive mas feliz. Mientras tenga lo mínimamente necesario, es feliz. “Trabajar en algo placentero, creativo, inventar, jugar, relajarse”, dice el columnista. “Vivir la vida y la felicidad en su forma más simple”. El efecto negativo de determinado tipo de publicidad, sobre todo en los niños, es tan real que estremece. Acumular, acumular, acumular. Eso, mientras otros no tienen ni para el remedio que realmente necesitan, es injusto e inhumano y tampoco le hace bien al que lo hace como claramente lo señala el artículo. Al final, como se dice llanamente, todos terminamos igual y nos vamos de este mundo con lo puesto. Trabajar pero no al extremo de no tener tiempo libre para dormir, relajarse, gozar, amar. Trabajar pero no ser mezquino e indiferente ante el otro que también trabaja y a veces vuelve a su casa con migajas o promesas de pago. Porque también es común que el que suma y suma pertenencias que ni llega a usar, mira generalmente de modo despectivo el esfuerzo del que menos tiene. El dinero de los que acumulan vale más. El esfuerzo de los que menos tienen es mano de obra barata. Digno de todos los elogios señor Federico Türpe. Digno de que su nota sea leída por todos y reflexionen. No necesitamos tantas cosas. Vivienda, educación, salud, trabajo y un salario digno. Y solidaridad del que mas tiene para con el que necesita cosas  y no logra conseguirlas  por estas injusticias tan comunes al momento de distribuir. Son otras inmaterialidades las que contribuyen al buen vivir: el respeto por el otro, el afecto, la amistad, el tiempo libre, el amor por el prójimo. Muchas gracias Federico.

María Estela López

24 de Septiembre 1.431 - Concepción

Línea sin tono

Me dirijo a ustedes ante la impotencia de no ser atendida por el encargado de teléfonos del 114. Llamamos a Telecom por la línea sin tono y nos derivan directamente a reparación. Hemos llamado más de 10 veces al 114 desde lunes a la fecha desde la otra línea que tenemos en el negocio. Lamentablemente, nos dejan en espera haciéndonos conocer sobre todas las bondades y servicios que ofrecen, pero nunca fuimos atendidos. El problema principal radica en que al ocupar la única línea que funciona no podemos realizar la facturación electrónica del negocio en todos los momentos que nos dejan en espera. Les comento que tenemos servicio de banda ancha de 10 megabites.

Julia Inés Cisneros 
[email protected]

Mi generación y la de mis padres

Me pongo a pensar qué fue lo que cambió y cómo es que podemos crecer y desarrollarnos sin derrochar y aumentar la desigualdad. Antes, nuestros padres vivían en términos binarios, es decir, uno o nada: una casa, un auto, unas vacaciones al año, un perro, una carrera, una tv, una hipoteca, en síntesis, un proyecto de vida. Los millennials, en cambio (personas nacidas entre 1980 y 2000), surgen en una sociedad de consumo, donde buscan la pluralidad, la diversidad, consumir más y más rápido, en una sociedad donde solo se es si se consume, y uno se define por ese consumo, marcando otro ritmo de vida. El problema es para aquellos que no cumplen la cuota de consumo exigida, se quedan afuera de los estándares sociales y no hay proyecto inclusivo que les genere interés. Sería bueno detenernos un poco y reflexionar sobre las cantidades abismales de publicidad que invaden las pantallas (que por otro lado, vemos todo el tiempo). Y pensar cómo desarrollar nuestra economía completando ese centenar de necesidades básicas propias de nuestra actualidad como redes de agua, educación, seguridad, y no tratar de satisfacer a los ya están satisfechos, sólo que no lo saben. 

Mauro Bianchi 
[email protected]


Contaminación y justicia 

Es innegable que nuestra provincia cuenta con una importante y variada riqueza de recursos naturales y de servicios ambientales. Podemos mencionar: bosques, suelos, ríos, paisajes, climas, floras y  faunas diversas, etc. Estos recursos son finitos y deben ser preservados, ya que son el patrimonio que poseemos lo tucumanos y que debemos legar a las generaciones futuras. LA GACETA (04/10), publicó: “Para no ir a Juicio, el ex gerente del basural de Pacará Pintado, debe reforestar el Salí”. Según la nota, el proceso se inicio  por un pedido de Acción de Amparo Colectivo,  realizada por la Federación de Organizaciones Ambientales  No Gubernamentales de Tucumán. Se probó que los lixiviados producidos en la planta de disposición de residuos urbanos (RSU), contaminaron  el Río Salí con Cromo (Cr) y Amonio, entre otros. Para evitar las penalidades y condenas  previstas en la Ley Nacional de Residuos Peligrosos, N° 24.051, el acusado llegó a un acuerdo con el TOF (Tribunal Oral Federal) para realizar acciones de Compensación Ambiental, por montos máximos de un millón de pesos,  más 10.000 dólares. Como compensación ambiental, se entiende a un conjunto de medidas y acciones generadoras de beneficios ambientales, proporcionales a los daños o perjuicios causados al ambiente, siempre que no se puedan adoptar medidas de prevención, corrección, recuperación mitigación y restauración eficaz. La publicación no menciona como y quienes cuantificaron el daño. A mi entender, no veo que este acuerdo contribuya para que logremos en Tucumán cero tolerancias a la impunidad con los delitos ambientales  que existen (ejemplo: quema de cañaverales, vuelcos de cachaza y vinaza, derrames  cloacales, tala indiscriminada, basurales a cielo abierto, etc.). Más aún, considero que la Justicia Federal con este proceder le otorga una patente de corso a los contaminadores,  ya que pueden pagar dinero por hacerlo. La experiencia nacional e internacional, nos dice que las compensaciones ambientales, no son idóneas para inhibir o modificar las conductas perjudiciales al ambiente. La Justicia debe ser maestra e instrumento eficiente para el desarrollo humano y hacer ver a la comunidad, que no es correcto: ser vándalo, dar preferencia el interés particular sobre la sociedad y no respetar la ley.

Juan Francisco Segura
Pasaje Baaclini 675 
San Miguel de Tucumán


Niños de Llullaillaco

En 1998 en Salta  se encuentran los cuerpos de 3 niños incaicos, sacrificados a los dioses dentro de del  volcán  que lleva este nombre  y en perfecto estado de conservación luego de aproximadamente 500 años. Un niño de siete, una niña de seis y una “doncella” de 15 años. Niños sacrificados. Horror para el alma. La humanidad ya había conocido la cruenta matanza de los santos inocentes del rey Herodes. Hace unos días , con horror y terror, hemos asistido a una nueva matanza, dos niños sanguinariamente sacrificados por obra de su propia madre. Incalificable, indecible. Huelga todo intento de querer explicar o comprender. Niños sacrificados, abandonados, niños abusados, niños esclavizados, mártires  inocentes a los que se les arrebata no sólo la vida biológica sino la vida entendida en términos de dignidad. Niños enajenados y autistas, olvidados horas enteras a su propia suerte, prendidos a aparatos electrónicos que conducen sus mentes hacia lugares de oprobio y devastación. “…de los que son como ellos es el Reino de los Cielos”. Muy lejos del Reino, metidos en océanos de desamparo, Galeano los ha descripto perfectamente: “Los ciberniños navegan por el ciberespacio con la misma soltura con que los niños abandonados deambulan por las calles de las ciudades”. Hagamos un llamado a la humanidad. Se necesita conocer el paradero de quienes están dispuestos a proteger del mal a los desamparados de siempre: los niños.

Graciela Jatib
[email protected]  


Subsidio municipal

La entrega de subsidios municipales por más de $ 2 millones que injustificadamente un porcentaje recaería en beneficiarios del interior de la provincia tampoco pasará por Lamadrid, pero desde la intendencia capitalina se encargaron de decir que les preocupa la situación de los tucumanos en general. Si realmente quieren ayudar sin someterse a la idea vulgar que sólo reciben los que votan a favor, deberían ser más objetivos. Ya fracasaron los créditos para los pobladores que perdieron todo hasta los ingresos para devolver lo prestado. También deberían revisar el monto de la canasta básica y verán que el paliativo ofrecido es miserable, cuando tengan la nobleza de ayudar simplemente háganlo bien, es la obligación de quienes deberían velar por los intereses y el bienestar de los Tucumanos.

Williams Fanlo 
[email protected]


Jubilados

¡Vamos bien, pero estamos mal! Después de la recomposición histórica -“estafa histórica, diría yo”-, en la que se quedaron con más del 60% de lo que nos correspondía y hoy todavía lo citan como logro del Gobierno, estudian proveernos de tablets a nosotros los pasivos de éste país. $ 70. 000 millones ingresaron a la Anses (dinero de los jubilados ); de haber destinado sólo la mitad de esas ganancias nos hubiera correspondido $ 30.000 a cada pasivo; más del 70% de todo los que percibimos jubilaciones. Todo ese porcentual está por abajo de la línea de pobreza. Señor Macri, todo tiene un límite, pero usted no tiene ninguno. Yo, por considerar una estafa, no acepté su falsa recomposición histórica y aunque estoy en el último tramo de un juicio de tortuga debo seguir adelante ya que ninguna sentencia vale. Automáticamente debemos afrontar una nueva apelación y esta es una decisión devenida de su extraña forma de hacer Justicia, ¿y ahora tablets ? No nos engañen con espejitos, la mayor parte de nosotros tenemos graves problemas de salud, pero en lo referido a lucidez estamos intactos. Usted nos estafó y nos sigue estafando, recapacite. Somos los viejos jubilados, la mayoría adultos mayores y lo que está haciendo es una vergüenza que lo marcará mientras viva. No pretenda un país Justo si se olvida de los niños y de los viejos. Usted nació en la abundancia, saque de su cabeza su pensamiento de rico y piense cómo vivimos los que ganamos $ 8.484.

Héctor Leonardo Bravo

hectorbra[email protected]

Poda

Es lamentable el estado en que se encuentra la escuela José Mármol, en Rivadavia y Santiago del Estero. Hace dos meses podaron un viejo árbol sin piedad. La basura que generó la poda quedo allí y nadie pasó a retirarla. Las ratas hacen de las suyas durante las noches expandiéndose por todo el barrio. Sería bueno que el área de Educación tome cartas en el asunto antes que alguna enfermedad afecte a los chicos que concurren al establecimiento escolar.

Luis Daniel Alberto Guchea
Rivadavia 592
San Miguel de Tucumán

Comentarios