No sólo los jóvenes eligen mirar series y películas en el celular

La moda cruza todas las edades en los sectores socioeconómicos más bajos. Netflix es líder.

08 Oct 2017
1

Cada vez más personas optan por los contenidos audiovisuales a demanda (on demand, en inglés), ya que en lugar de contratar un operador de TV tradicional eligen algún tipo de plataforma que les permita ver series o películas cuando lo desean, en el momento que lo desean y con el dispositivo que prefieran.

Dos de cada tres usuarios de internet en Argentina utilizan plataformas Over The Top (OTT) para consumir contenido audiovisual a diario, según un informe de la consultora Carrier & Asociados. En este sentido, Netflix lidera la preferencia de los argentinos. El término OTT hace referencia al funcionamiento técnico de estos servicios, pero a los fines del uso es equivalente a “on demand”.

Uno de los datos extraídos de esta muestra de 600 casos en las principales capitales del país es que la gran mayoría de los usuarios opta por ver contenidos en la pantalla grande de la TV, pero también son muchísimos los que combinan este uso con las pantallas de los móviles.

El 88% del consumo se da con el smart tv, con la TV conectada a una PC, Chromecast, Apple TV u otro similar. Le sigue el consumo de OTT mediante la PC, representando un 64%; el de smartphone, con un 38%; y el de las tablets con un 25%. Estos datos tienen en cuenta que dos de cada tres usuarios de OTT acceden desde más de una pantalla.

Según el informe, el uso de smartphones es más alto en aquellos usuarios con niveles socioeconómicos más bajos, donde la disponibilidad de pantallas alternativas es más limitada, así como en los segmentos más jóvenes, donde a la limitante de las pantallas personales se suma también el sesgo generacional.

La elección del consumo de contenido a demanda se debe, en primera instancia, al hecho de tener la opción de ver las temporadas completas de las series (69%), seguido del hecho de poder ver en varias pantallas (54%). Contrariamente a lo que podría pensarse, son los menos los que eligen estas plataformas por no tener TV paga (cable o satelital): apenas un 4%, lo que dice con claridad que la gran mayoría de los consumidores tienen varios sistemas de televisión disponibles en su casa.

El productor audiovisual Bonzo Villegas fue el primero en ponerle la firma a una miniserie tucumana concebida 100% para ser consumida a través de internet. “Busca Consuelo” se estrenó el año pasado y sólo pudo verse por YouTube. “Cuando la escribimos y la realizamos yo pensaba en una persona que agarra el teléfono para ir al baño, porque ya nadie agarra el libro o una revista para esa situación; por eso, los capítulos duran entre seis y ocho minutos, el tiempo que estás en el baño...”, dice Villegas, sin ninguna clase de prejuicios.

“Yo creo que te da una libertad absoluta este tipo de consumo y lo que nosotros proponíamos se adaptaba perfectamente a eso: no era una cosa muy jugada desde lo visual, el guión era lo más importante. Si me dijeras que trabajamos con grandes efectos especiales, grandes planos generales, es otro tema. Cuando Tarantino estrenó ‘Los ocho más odiados’ (2016) lo hizo en la pantalla IMAX más grande que encontró; no creo que a él le guste mucho que veamos su película en un celular, pero de cualquier manera no depende de uno. Tenemos que ser conscientes de que el público la va a ver en cualquier dispositivo, porque el cerebro está acostumbrado a las pantallas chicas”, analizó el productor.

Según Villegas, los ámbitos académicos, como las escuelas de cine, le siguen dando demasiada importancia a los formatos tradicionales del cine, quizás más de la que deberían. “Las universidades van a tender siempre por lo tradicional, pero el cambio ya está instalado -advierte-. Por algo organismos como el Incaa tiene un viraje hacia las plataformas alternativas, y los nuevos concursos que se plantean buscan que la producción tenga en cuenta la multiplicidad de pantallas”.

Comentarios