La ex “Villa Piolín” se transforma en una plaza que estará lista en marzo

Comenzaron las obras en el espacio a la altura de Mate de Luna al 2.800. Un cambio de fondo para el barrio.

05 Oct 2017
2

EN MARCHA. Los empleados ya están armando la caminería interna. Antes reforestaron con 30 especies. LA GACETA / FOTOS DE HÉCTOR PERALTA.-

Hasta hace poco los vecinos sólo podían apelar a la imaginación para saber qué iba a pasar con ese espacio donde ahora sobresalen los árboles frondosos y frutales (moras y nísperos), pero que tres años atrás fue la cuna de uno de los asentamientos más problemáticos de San Miguel de Tucumán: “Villa Piolín”. Ahora, las máquinas retomaron el trabajo que la Dirección de Arquitectura y Urbanismo de la Provincia (DAU) había comenzado en 2015. Una plaza va tomando forma.

La empresa Línea Construcciones SRL está ejecutando los trabajos, que deberían estar terminados a fines de marzo, de acuerdo con los términos de la licitación. El proyecto que originalmente diagramó la DAU se ha modificado muy poco, según comentó a LA GACETA Alfredo Quinteros, titular de la repartición. “Queríamos que se incorporara un baño, porque el objetivo es brindar varios servicios en el lugar. Pero ninguna plaza de San Miguel de Tucumán los tiene por razones de seguridad, así que no vamos a ir contra la corriente”, explicó Quinteros.

Ya nada inhibe a Héctor Ramos cuando decide salir a caminar por el barrio donde vive desde hace 20 años. Hace ejercicio en las veredas a medio terminar que rodean la ex “Villa Piolín”. Antes -resalta- no se podía porque no era seguro transitar por allí. “Es extraordinario el cambio, no sólo para la salud, sino también para la economía: se han valorizado todas las propiedades aledañas. Aunque no sabemos bien que harán acá, de por sí el cambio es bueno. Eso sí, de noche todavía está oscuro”, advertía Ramos mientras caminaba bajo el sol de la mañana.

Silvina Paz vive frente al espacio verde y también se pregunta en qué consiste la obra. Ella sueña con juegos para sus hijas. Paz resalta que no todos los habitantes del asentamiento eran problemáticos: “había mucha gente trabajadora. Espero que ahora sus condiciones de vida hayan mejorado. Yo creo que sí”. La vecina se refiere a que los antiguos ocupantes de “Villa Piolín” fueron reubicados en un barrio nuevo en Manantial Sur.  

Cancha y ciclovía

En el plano de la obra se detalla una calle peatonal que divide la plaza en dos partes. Esa vía unirá las calles Ernesto Padilla y Juan B. Terán (no podrán pasar autos por allí). En una de esas mitades (la que se ubica entre San Lorenzo, Ernesto Padilla y Juan B. Terán) habrá una ciclovía en forma de óvalo, y por dentro se ubicará el mobiliario que formará una especie de anfiteatro, y harán caminería interna y una pista de salud. En el otro sector (entre Juan B. Terán, Crisóstomo Álvarez y Ernesto Padilla) se erigirán una cancha de básquet, merenderos y juegos para niños. Por otra parte, ya se ha parquizado con más de 30 árboles.

Hasta el momento la futura plaza no tiene nombre. Por ello, desde la DAU plantea que lo ideal es que los propios vecinos la bauticen. “Organizaríamos una votación entre la gente del barrio. De esta manera creemos que se verán más involucrados, se apropiarán de este espacio que en definitiva es para ellos. Luego sería elevado al Concejo Deliberante, que es donde se deciden los nombres de los espacios públicos”, contó Quinteros. Y agregó que el mantenimiento y la limpieza del espacio estarán a cargo de los empleados de la DAU. El presupuesto estimado de la obra “Recuperación Espacio Público ex Villa Piolín” está estimado en $ 5.544.823.

Comentarios