La victoria, la mejor receta para el "Decano" en la Copa Argentina

Sarmiento es el obstáculo a vencer por Atlético, que no deja de soñar con llegar a la Libertadores 2018 por el único camino posible.

04 Oct 2017
2

CONCENTRADOS. Zielinski intercambió conceptos con los jugadores, horas antes de emprender el viaje a Salta. la gaceta / foto de franco vera

Dicen que las tormentas son pasajeras. Incluso, cada vez que llueve para y el sol vuelve a brillar. En Atlético no sienten estar a bordo del Arca de Noé y tampoco fuera de ella, esperando que llegue la gran inundación del mundo. Bajó el nivel el equipo, perdió las formas, perdió puntos, pero nada que termine siendo de tal gravedad como para pedir la cabeza de algún integrante de la fuerza mayor de un “Decano” que hoy va por otro paso cuya meta es cumplir el sueño de repetir su participación en la Copa Libertadores. En Salta, a las 21.10, se las verá con Sarmiento.

Los de Junín son un rival de cuidado, un rival agazapado y esperanzado en dar la nota como viene sucediendo en esta Copa Argentina que vio como equipos de menores categorías se comieron a los de Primera. Pero, cansado y todo, Atlético cuenta con las herramientas necesarias como para no pasar a integrar el lote de los vencidos en esta serie de octavos de final que se jugará en el estadio “Padre Ernesto Martearena”.

Ha dejado en evidencia ciertos puntos flacos el “Decano”. De hecho, ni sus protagonistas intentan tapar el sol con un dedo. Asumen lo que les toca. “Tenemos que estar tranquilos. Sabemos que nos convirtieron muchos goles (nueve en los últimos ocho partidos) pero también no hubo tiempo de trabajo”, analiza Yonathan Cabral, uno de los zagueros centrales de una defensa que todavía no ha logrado verse armoniosa, segura. En el empate contra Belgrano, Cabral cree que su zona ha dado un paso importante en la búsqueda de una mejor versión. “No pudimos llevarnos la victoria pero mantuvimos el arco en cero. Y eso te da confianza”, explica.

Y cuando se le consulta por la falta de conexión general del equipo, describe: “fue una seguidilla de partidos en los que no pudimos trabajar, ajustar detalles. Los sentimos también por el cansancio acumulado. Es te lleva a no tener la pelota, a por ahí no dar bien uno o dos pases para marcar la diferencia. Contra Sarmiento tenemos que hacer todo bien de nuevo”, se ilusiona Cabral, el mismo que cree que el esfuerzo valdrá la pena, porque Atlético hoy es el único equipo que hasta la fecha ha jugada, desde el inicio del semestre, una partido casi 4,5 días.

“Es importante ganar. Un triunfo nos dará más confianza, como también mantener el cero nuestro arco. Trataremos de traernos la clasificación”, se propone Cabral, que levanta la mirada y ve lo que viene después para Atlético: River, Racing y Central, tres encuentro por la Superliga catalogados de alto riesgo.

Y para colmo, solo la “Academia” vendrá al Monumental. “Sabemos que no podemos seguir regalando puntos. Estamos muy lejos de la punta (a 10 de Boca)”, entiende el ex Olimpo, que no reniega por haber vivido esta tormenta. “Uno tiene que acostumbrarse a jugar así, copas internacionales, la ‘Argentina’ y Superliga. Porque eso quiere decir que el club está creciendo”, destacó.

Comentarios