Claves para disfrutar la vida en Chile después del shopping

Desde ayer, Tucumán y Santiago están unidos por tres vuelos semanales directos. Guía para conocer la ciudad en pocas horas.

03 Oct 2017

A los argentinos es muy fácil identificarlos en Chile. No hace falta escucharlos hablar ni oír sus gritos ni verlos lucir camisetas de River, Boca o cualquier otro equipo nacional. Basta con observarlos mientras caminan apurados por los shoppings, cargan cajas con televisores enormes o hacen malabares en las cajas de las tiendas para sostener todas las prendas que quieren llevarse.

La capital de este país se ha convertido en una especie de “Miami sudamericano” desde que el tipo de cambio nos favorece. Entonces, no es exagerado sostener que la gran mayoría de los argentinos que cruza la cordillera lo hace con un objetivo primordial: comprar, comprar y comprar hasta que la tarjeta diga basta.

Pero atención: Chile es mucho más que shoppings y tecnología. Y si bien no es cuestión de desaprovechar los precios bajos, vale (y mucho) la pena hacerse un tiempo para conocer la noche, la historia, la gastronomía y los paisajes que se encuentran al oeste de los Andes.

Desde ayer, Tucumán y Santiago están unidas por vuelos directos que parten los lunes, viernes y sábados. Este es un dato clave: como ya no es obligatorio pasar por Ezeiza o por Córdoba para llegar al país trasandino, hoy los tucumanos pueden planificar viajes que hasta hace poco eran impensados en estas tierras: ¿qué tal irse a pasar un fin de semana a Chile? ¿O despegar el lunes, pasear martes, miércoles y jueves, y regresar a Tucumán el viernes?

GPS para pasear

Si estás pensando en realizar un viaje relámpago y querés hacer algo más que recorrer shoppings y outlets, acá te ofrecemos una guía para conozcas Santiago, Valparaíso y Viña del Mar en apenas dos días.

Tres horas a puro pedal por Santiago 

La capital chilena brinda una ventaja: algunos de sus atractivos principales se encuentran muy cerca entre sí y se los puede recorrer en poco tiempo. Para ello, la bicicleta es una aliada. Sucede que el uso de este medio de transporte es masivo y las estrictas normas de tránsito protegen a los ciclistas. Lo ideal es concurrir a algunas de las empresas de turismo que ofrecen paseos en bicicleta, ya que organizan tours con guías que orientan a los visitantes.

En apenas tres horas se pueden recorrer espacios muy interesantes. Los paseos suelen arrancar por La Chimba, la zona de la ciudad que se encuentra al norte del río Mapocho. Se divide en dos grandes barrios: Bella Vista y Recoleta. Antiguamente, este era el sector popular de la ciudad. Actualmente es una zona bohemia, repleta de bares en los que se puede escuchar y bailar todo tipo de música, leer poesía y apreciar los murales de la Brigada Ramona Parra (pertenece al Partido Comunista, adquirió relevancia durante la dictadura de Augusto Pinochet como expresión de resistencia).

La bicicleteada continúa en dirección este hacia el barrio de Recoleta, donde está el gran mercado de la ciudad, conocido como La Vega Central. Inaugurado en 1895, hoy ocupa miles de metros cuadrados.

Puente de sabores

Como suele ocurrir en los mercados, un puente se tiende entre los extranjeros y la esencia del pueblo chileno a través de su alimentación: en los centenares de puestos que lo componen es posible encontrar todo tipo de frutas, verduras, carnes y condimentos que hacen a la gastronomía del país y a la peruana (esta última influye cada vez más en la chilena). Además, en sus puestos de comida se pueden probar delicias como la sopaipilla (tortilla frita de harina y zapallo) con picante y licuados de frutas naturales.

casa de pablo neruda
En Santiago sobresale “La Chascona”
En la zona de La Chimba se encuentra una de las casas del poeta Pablo Neruda. Se trata de “La Chascona”, construida para su amante y luego esposa, Matilde Urrutia, y en la que vivió hasta sus últimos días. Se la puede visitar, al igual que a La Sebastiana, que está en Valparaíso.
 
las condes y vitacura
hoteles, bares, restaurantes y shoppings
Otros puntos de Santiago que no se pueden dejar de conocer son Las Condes y Vitacura, dos barrios residenciales donde hay shoppings, hoteles, bares y restaurantes, y el distrito de negocios de la comuna de Providencia, también conocido como World Trade Center por sus rascacielos y centros comerciales. 
 
recorrido por las bodegas 
La estrella en todas las degustaciones es el carmenere chileno
Viajar a Chile es también una oportunidad para beber bien. Para ello no es necesario alejarse demasiado de Santiago. En el valle de Maipo es posible conocer bodegas históricas y participar de degustaciones. Una de ellas es la Viña Santa Rita, que data del siglo XIX y que actualmente produce algunos de los vinos más consumidos en Chile. Este es un plan ideal para la tarde. Si se sale de la ciudad cerca de las 15 se puede estar de vuelta pasadas las 18. Para realizar estos paseos fuera de la capital, lo ideal es alquilar un auto o contratar algún tour. Una vez en las bodegas no hay que dejar de probar los vinos carmenere, el varietal más representativo de Chile.

> Casa de Pablo Neruda

En Santiago sobresale “La Chascona”
En la zona de La Chimba se encuentra una de las casas del poeta Pablo Neruda. Se trata de “La Chascona”, construida para su amante y luego esposa, Matilde Urrutia, y en la que vivió hasta sus últimos días. Se la puede visitar, al igual que a La Sebastiana, que está en Valparaíso.

> Las Condes y Vitacura
Hoteles, bares, restaurantes y shoppings

Otros puntos de Santiago que no se pueden dejar de conocer son Las Condes y Vitacura, dos barrios residenciales donde hay shoppings, hoteles, bares y restaurantes, y el distrito de negocios de la comuna de Providencia, también conocido como World Trade Center por sus rascacielos y centros comerciales.

> Recorrido por las bodegas 
La estrella en todas las degustaciones es el carmenere chileno


Viajar a Chile es también una oportunidad para beber bien. Para ello no es necesario alejarse demasiado de Santiago. En el valle de Maipo es posible conocer bodegas históricas y participar de degustaciones. Una de ellas es la Viña Santa Rita, que data del siglo XIX y que actualmente produce algunos de los vinos más consumidos en Chile. Este es un plan ideal para la tarde. Si se sale de la ciudad cerca de las 15 se puede estar de vuelta pasadas las 18. Para realizar estos paseos fuera de la capital, lo ideal es alquilar un auto o contratar algún tour. Una vez en las bodegas no hay que dejar de probar los vinos carmenere, el varietal más representativo de Chile.

En Esta Nota

Latam Santiago de Chile
Comentarios