Cartas de lectores

02 Oct 2017
1

Sede del CAM

Leyendo la edición de ayer de LA GACETA me entero que los concejales de Cambiemos están estudiando el proyecto de la nueva sede del Consejo Asesor de la Magistratura (CAM). Más allá que sea un edificio público y que no cuente con sede propia creo que los concejales, en su totalidad, lo que deberían analizar de este proyecto es si las medidas del terreno les permite construir cuatro cocheras o no. Tendrían que poner en consideración que esta nueva sede congestionaría la sobrecargada calle Congreso y de paso tratar de seguir la tendencia de otras provincias, que tratan que los edificios públicos nuevos estén alejados del centro de la ciudad de manera de aliviar un poco la circulación tanto vehicular como peatonal. La ciudad de Mendoza cuenta con un centro cívico hace ya muchos años. Tuve el gusto de conocerlo allá por 1978 y me pareció algo muy acertado. Por lo tanto, los señores ediles tendrían que ordenar la ciudad y negar el permiso al CAM y a toda construcción que entorpezca la actividad ciudadana.

Fernando Carlos Brunet

[email protected]


LA COCHA

“¿Para qué quiere una chica de La Cocha saber matemáticas si ella va a trabajar la tierra? De nada sirve tener un científico si no tiene futuro y termina manejando un taxi... ¿De qué sirve a un científico manejar un taxi?”, había dicho Bussi en una charla brindada en la Universidad Santo Tomás de Aquino la semana pasada, en el II° Ciclo de Liderazgo y Política. El nombrado, sin los “condimentos” léxicos de un pedagogo, expresó en forma brutal la política educativa de adaptar la educación a las actuales condiciones, en crisis, del actual régimen capitalista. La expresión más acabada de esto es el ejemplo del profesional manejando un taxi. En sus comienzos, el capitalismo, fue el triunfo de la ciudad sobre el campo, de la gran producción sobre el artesanado, de la vida urbana y la universalización del consumo mercantil. La alfabetización formal se transformó en una necesidad social para el nuevo modo de producción, la escolarización primaria era un requisito económico, susceptible de aumentar la productividad del asalariado moderno y la ganancia del propio capital. La superestructura educativa alcanzó una enorme envergadura y sus instituciones fueron un ámbito de instrucción de contingentes masivos de la población. Hoy, ese capitalismo en decadencia, plantea adaptar el sistema de educación en un nuevo contexto caracterizado por la desocupación, la miseria generalizada y la quiebra de los presupuestos estatales, vinculando la escuela a la “producción” ¿Qué producción? La mayor parte de la población sumergida en la pobreza no son excluidos, sino trabajadores en negro o precarizados que cubren casi la mitad de la mano de obra ocupada ¿Para qué “capacitar” a esta mano de obra? Se necesita, entonces, una escuela con menos cursos, menos edificios y menos docentes. También menos saberes. Y aquí entra el planteo de Bussi: la devaluación y precarización de los contenidos, reemplazándolos por “habilidades” y “competencias” laborales. “¿Para qué saber matemáticas si ella va a trabajar la tierra?” El concepto de competencia laboral se refiere a la capacidad del trabajador para obtener resultados en su empleo, no a la capacidad potencial, certificada a través de un título educativo. Los títulos no importan, dice Bussi, lo que se aspira a certificar (convertir en títulos) son las competencias. No importa que el alumno sepa leer, escribir o matemáticas, sino que sepa “hacer”. Importan las pasantías en las empresas y las enseñanzas de los que saben hacer ese trabajo. Por eso, la “nueva secundaria” también deberá certificar saberes productivos que el alumno trae de afuera, adquiridos al margen de la educación formal. El núcleo del planteo de Bussi tiene que ver con las reformas educativas pergeñadas durante el anterior gobierno nacional y profundizadas por el actual con el llamado “Plan Maestro” y la “Secundaria del futuro”. En ese sentido, los socialistas de la I Internacional, en 1866, ya tuvieron una definición sobre la enseñanza: “primero, enseñanza intelectual; segundo educación física; tercero, adiestramiento tecnológico, que transmita los fundamentos científicos general de todos los procesos de producción y que, al mismo tiempo, introduzca a los niños y a los adolescentes en el uso práctico y en la capacidad de manejar los instrumentos elementales de todos los oficios. La unión del trabajo productivo remunerado, de la enseñanza intelectual, del ejercicio físico y de la formación politécnica elevará a la clase obrera por encima superiores y medias” Solo los trabajadores pueden reordenar la educación y el mundo del trabajo.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]


SERVICIO MILITAR

El candidato a diputado Ricardo Bussi, político tucumano, anuncia en su spot de propaganda partidaria en víspera de las elecciones de octubre que su propuesta es “erradicar la delincuencia que origina la inseguridad”, e implementar algo parecido al servicio militar que algún político -que deseaba votos para su bienestar personal- en años anteriores lo suprimió. Los resultados están calando muy hondo en la sociedad. Son muchos los hogares enlutados producto de la juventud descarriada. Estimo que es nuestra oportunidad para analizar detenidamente a cada postulante. Hay muchos que mienten descaradamente y están en carrera enriqueciéndose cada año más. Se los detecta fácilmente por sus barrigas hinchadas y ostentación de un buen pasar. Por supuesto que el deseo de Bussi no surgirá instantáneamente, como debería ser. Tendrá que intervenir el Congreso y formar por ley esta loable iniciativa. Más allá de los partidos políticos contrarios a este proyecto, se deberá buscar la forma de llegar al bienestar de toda un país que sufre por la pérdida de algún ser querido, para que se pueda circular por la ciudad sin ir preso por matar “en defensa propia” al delincuente acosador.

Ana María Boschetto

[email protected]


El traslado de Tucumán

Motiva mi carta el deseo de efectuar algunas precisiones históricas sobre el traslado -no refundación- de nuestra ciudad capital: 1º) El nombre completo de la misma es: San Miguel de Tucumán y Nueva Tierra de Promisión, según consta en el texto del acta de la fundación obrante al folio 205 del libro “Guerras y Conquistas en Tucumán y Cuyo”, del historiador Roberto Levillier, edición año 1945, Imprenta Porter Hnos, Buenos Aires. 2º) El nombre del gobernador que ordenó el traslado era Fernando de Mendoza y Mate de Luna, según consta en la placa muy antigua que estaba colocada hasta hace poco en la torre de la Catedral, esquina de 24 de Septiembre y Congreso. 3) Quien efectúa el traslado de la ciudad a su nueva ubicación es el capitán Don Miguel de Salas y Valdés, lugarteniente de gobernador, Justicia Mayor y Capitán a Guerra de la Ciudad trasladada.

Alfredo Fagalde Nougués

España 3.017

San Miguel de Tucumán


Las palabras

Releyendo la biblia, por casualidad relacioné un pasaje de Santiago, 3: “Los pecados de la lengua y la verdadera sabiduría”, con el artículo de LA GACETA “En Trancas, Manzur criticó al Presidente, pero luego dijo que no quiso ofenderlo” (30/9). Creo que no sólo ofendió al Presidente, sino que también lo hizo con la gente “que se ha acostado medio tarde y con una copita de más.” Existen muchos factores por los cuales las palabras asumen gran importancia. Estas pueden construir o destruir. Por las palabras convecemos y persuadimos a los demás; la trampa del lenguaje en determinados políticos o dirigentes es muchas veces peligrosa. El astuto uso de la lengua lanzó a sociedades a divisiones (grietas), a luchas fractricidas y a guerras; a unos seres humanos contra otros. El lenguaje es uno de los mayores dones que posee el hombre, pero el más arriesgado. Ortega y Gasset advertía: “Cuidado con los términos, que son los déspotas más duros que la humanidad padece”. La cultura de la violencia en nuestras palabras impide la expresión de la singularidad, porque es intolerante, presenta violencia en sus expresiones como algo normal y natural; de ahí la importancia de considerar de educarnos en los valores de la acción no-violenta, dominando nuestra lengua iniciadora e instigadora de todos los conflictos, de forma de desacreditar todas aquellas conductas sociales que glorifican, idealizan o naturalizan el uso de la fuerza. El funcionario, el político y el dirigente no hablan a nuestra inteligencia; ponen la lengua en movimiento antes de la mente en funcionamiento, usando sus palabras en forma astuta y a veces groseras para que favorezcan sus propósitos. De la lengua sin control que es tentada por intereses, proceden en principio los altercados y discordias que destruyen la paz. También la condición de caridad y humildad que todos debemos practicar -en forma especial los dirigentes- tratando de no crear un ambiente de escepticismo ni dando mal ejemplo, lo que adquiere un poder especial cuando procede de una persona investida de autoridad. Es el ejemplo de vida que damos a los demás a partir de nuestros principios; es lo contrario a hablar y pregonar la vigencia de algún valor y luego con los actos contradecir lo afirmado. Debemos tratar siempre que el audio concuerde con el video.

Pablo José Giunta

[email protected]


Políticos sacerdotes

No se puede servir a dos señores, porque amarás a uno y odiarás al otro. Este es el sabio consejo de amor de Nuestro Señor Jesús. Hay sacerdotes que no entienden que su tiempo y su sacerdocio no les pertenece sino a la Iglesia Católica. Visten vulgarmente, sin sus hábitos sacerdotales, y cuando uno los ve en la calle o en videos públicos y fotografias no sabe si son punteros políticos, guardaespaldas o banqueros. Pidió el Papa Francisco que los pastores tengan olor a ovejas; pero si el pastor se viste, habla, vive, huele y sigue a lobos, entonces es un lobo. El Santo Papa Juan Pablo II se encontró con uno de ellos en una visita a Nicaragua en 1983. Es interesante saber lo que pasó ese día. Más “El Buen Pastor” conoce a sus ovejas y las llama por su nombre; y las ovejas le reconocen (Juan 10 - 11:18) y si no le responden es porque ya no escuchan al “Buen Pastor”, escuchan a los lobos. Aun así, no perderé mi fe ni mi esperanza, porque sé que existen muchos otros sacerdotes santos en estos tiempos de apostasía; los que no se quedan parados en el medio del camino, los que son martirizados y perseguidos por seguir a Cristo; aquellos que honran la memoria de otros santos sacerdotes que llevaron la palabra y el amor de Cristo por el mundo en nombre de la Santa Iglesia Católica.

Pedro Isaac Pabon

[email protected]


Azúcar

Nos alegra que por primera vez en la historia de la centenaria producción cañera azucarera se hayan puesto de acuerdo cañeros, industriales, centros azucareros, comerciantes, gremios afines y partidos y/o agrupaciones políticas para rechazar unánimemente la cuestionada ordenanza municipal cordobesa sobre el consumo del azúcar. Viene al caso recordar que, en épocas pasadas, el centro azucarero argentino publicaba, con formato de libro, la revista “La industria azucarera”. Un ejemplar del año 1945 publica un relato del viajero Pablo Mantegazza con respecto al poder alimenticio del azúcar titulado “El azúcar en los países tropicales”, y se la considera uno de los alimentos más populares de todas las clases sociales. Un ejemplo elocuente del valor dietético de la caña sacarina nos es dado cada año en las provincias argentinas de salta y Jujuy por los Matacos y Chiriguanos, los que llegan del desierto a la fábrica de azúcar con un aspecto que da miedo por lo flacos, negros y cadavéricos. A muchos de ellos, se les puede contar las costillas con la vista, mientras que a sus piernas consumidas no se les notan las pantorrillas. Pero después de haberse saciado durante un tiempo con jugo de caña de azúcar y un poco de carne seca, recobran su poder físico. Y otro artículo titulado “El valor nutritivo del azúcar” detalla que el conocido campeón ciclista, Jaap Eden, que ya posee varios títulos de esta especialidad, se trasladó a Noruega para mostrar su fuerza como patinador en un concurso internacional de patinaje. Los altaneros noruegos tuvieron que declararse vencidos por su competidor holandés. Según Jaap Eden, desde hacía dos años estaba consumiendo grandes cantidades de azúcar y este sistema de nutrición le dio una capacidad de resistencia poco común. Y otra columna recalcaría la necesidad de consumir azúcar y dulces en general, en cantidades adecuadas diariamente, a fin de sostener el cuerpo en forma normal y de aumentar la fuerza física y la resistencia a las condiciones adversas. Se insistirá especialmente en el valor de la azúcar como fuente de energía fisiológica, reconocida por ejemplo por muchos de los grandes atletas (boxeadores, jugadores de tenis, de golf, de fútbol, etcétera) quienes suelen consumir azúcar y dulces para crear reservas de energía para los partidos de competencia y para mantener su fuerza durante los mismos. Lo mismo ocurre con los comandantes de los ejércitos en tiempo de guerra, que mantienen la resistencia de los soldados con azúcar y alimentos dulces.

Ysmael Díaz

Mario Bravo 247

Banda del Río Salí


Disturbios en Lules I

Con motivo de la celebración de la fiesta de los estudiantes, el viernes pasado, quienes concurrimos habitualmente a la plaza de Lules vivimos momentos muy desagradables ante los graves desórdenes y disturbios que ocurrieron y de los que soy testigo. Corridas, forcejeos y golpes ocurrieron frente a los efectivos de la denominada “Policía Municipal”, que no hicieron absolutamente nada para poner orden y evitar este escándalo público. ¿Cómo podemos tener un mínimo de tranquilidad al enviar a nuestros niños a los colegios de la zona si no hay gente capaz para cuidarlos? Esto es, sin duda, el resultado del clientelismo político antepuesto a la elección de personas capaces e idóneas para esa delicada e importante función. Si bien la Municipalidad es responsable de esta policía, solicitamos al Gobierno provincial la designación de personal policial para el resguardo de las personas y bienes en los próximos festejos que son comunes en esta época de fines de año, organizados por nuestros jóvenes luleños.

María Sánchez

Barrio Soberanía Nacional

Lules


Disturbios en Lules II

El viernes pasado, en la fiesta estudiantil en la plaza principal de Lules, se produjeron hechos muy lamentables. Hubo peleas, corridas, e incluso disparos. Y como resultado de los disturbios, muchos jóvenes golpeados y con diversas lesiones. La mala organización municipal y la falta de seguridad son los factores que facilitaron este escándalo, que esperemos no se repita porque podríamos lamentar situaciones irreparables de mayor gravedad. El intendente debe hacerse responsable de que así sea.

Verónica Cabrera Guzmán

Barrio 60 viviendas, manz. F, casa 3

Lules


LA ECONOMÍA Y EL PODER

He analizado con interés la carta del lector Oscar Beltrán (16/9/17), y me permito manifestar mi total coincidencia en todos los conceptos vertidos y muy especialmente en lo referido a la incógnita sobre que el gobierno de Mauricio Macri vaya a querer extender su mandato más allá de 2019. Las medidas tomadas por el Gobierno nacional relacionadas con la economía, la situación social, laboral, de derechos humanos, entre otras, están claramente dando señales que el Presidente y su gabinete no entienden, o nos les interesa, lo que está pasando en el país. O bien están trabajando para dejarle un “campo minado” a quienes les vayan a suceder. Los indicadores económicos que a diario transmiten los medios, así como los de la situación social, así lo evidencian. Como es el déficit fiscal. Sin dudas que las perspectivas económicas y sociales no son para nada halagüeñas, por cuanto el Presupuesto nacional para 2018 -manifiestan- las deudas sufrirán un “fuerte aumento” y no se atreven a “relatar” un fuerte aumento en la actividad económica. Todo esto nos da la pauta de que no hay intenciones de continuar más allá de 2019, porque nadie en su sano juicio se queda al pie de la montaña cuando se viene la avalancha. Pregunto si ¿no era más beneficioso para el país llegar a un acuerdo en los precios de los artículos, servicios, etcétera, al inicio de la gestión y no tener que pagar $ 700 millones por día de interés de Lebac? ¿Y no poder después de 20 meses llegar a controlar que la actividad económica en todos los rubros, esté controlada por los miembros del gabinete nacional y/o familiares o amigos?

José Emilio Gómez

Reyes Católicos 112

Banda del Río Salí - Tucumán

Comentarios