Cartas de lectores

27 Sep 2017

Comparaciones

En muchas ocasiones las comparaciones, según de qué se trate, suelen ser odiosas, pero en otras circunstancias sirven para tomar como ejemplo el accionar de otras instituciones para ver diferencias evidentes en el tratamiento de la cosa pública. El fin de semana pasado tuve la oportunidad de visitar la ciudad capital de Catamarca y me encontré con algo envidiable, un ejido limpio, barredoras mecánicas que remueven y aspiran las calles, pavimentos en general impecables, tránsito organizado, plazas hermosas limpias, modernas con césped como carpeta verde en todos ellos, césped que no es pisado ni deteriorado por los que disfrutan esos espacios, tanto grandes como niños que no ensucian ni deterioran, calles sin pérdidas de agua, etcétera. Qué diferencia con San Miguel de Tucumán, una ciudad extremadamente sucia, donde proliferan la basura, los afluentes cloacales, los pavimentos rompe autos, las innumerables veredas rotas, el tránsito caótico y las pérdidas de agua en cantidades inaceptables, que sumarán un problema a los días cálidos que se avecinan. Todo es un desorden que los funcionarios de turno no saben resolver, y hacen que vivir en nuestra ciudad sea desagradable y por no decir peligroso. Creo que los reclamos tendrán que ser ya no individuales, sino colectivos y en forma clara y efectiva, ya que está en riesgo la salud de los que vivimos en la capital tucumana.

Francisco H. Palazzo

[email protected]


Barrio Tiro Federal

El pedido es urgente. Soy vecina del barrio Tiro Federal -Silvano Bores al 400- y quiero manifestar el abandono en que se encuentra el sector, por parte de las autoridades del Gobierno provincial y de la SAT. En particular quiero destacar que la avenida Silvano Bores (desde el 300 hacia al sur) muestra una falta total de mantenimiento y son constantes las pérdidas de líquidos cloacales. En reiteradas oportunidades reclamamos ante la SAT, pero nunca nos dieron una solución. Por eso es que solicitamos a las autoridades de esa empresa que nos arreglen la red cloacal porque las pérdidas de aguas servidas no sólo contaminan el medio ambiente. También provoca que los motociclistas suban a la vereda para no ensuciar sus vehículos, situación que pone en peligro a los peatones y vecinos del barrio. También pedimos que se apersone el intendente de la capital, para que verifique el grado de descuido en los servicios que existe en casi todo el barrio Tiro Federal.

Nancy Robles

[email protected]


Azúcar en los bares I

La norma cordobesa que establece que los clientes que necesitan azúcar deben pedirla al mozo, sólo aumentará la cantidad que cada uno compra en el supermercado, ya que no la seguirán hurtando de la confitería. Lo digo como viejo y maniático ladrón de sobrecitos. No nos preocupemos, porque al matecocido con que desayunan o meriendan, lo seguirán endulzando con el blanco producto tucumano..

Juan Manuel Aragón

[email protected]


Azúcar en los bares II

A raíz de una publicación sobre la decisión del Concejo Deliberante de la ciudad de Cordoba sobre la provisión de azúcar en bares se produjeron opiniones que es necesario aclarar. El gobernador Juan Manzur manifestó que se trasladaría a Córdoba a conversar con (el intendente) Mestre porque el azúcar no daña la salud. El señor gobernador es sanitarista (prevención de epidemias; compra de vacunas, que hizo bastante porque en los CAPS y en los hospitales hay 19 tipos de vacunas para prevenir enfermedades). El azúcar en cantidades elevadas produce: sobrepeso, obesidad (si es mórbida, es decir con alguna enfermedad, es fatal) y diabetes (tengo amigos que descubrieron su diabetes al quedar ciegos). El señor gobernador no está en condiciones de opinar sobre este tema. Mi consejo es: no viaje tanto a Buenos Aires y dedíquese a reparar puentes, a la provisión de cloacas y de agua potable.

Emilio Buabse

Corrientes 610, 8° B

San Miguel de Tucumán


Que se rompa...

La incompetencia y la soberbia de la especie humana era retratada por el cantante “Nano” Serrat en una canción que era un lamento al mar, a su muerte, por culpa del hombre. Igual sensación me angustió al leer en LA GACETA que un joven había sido baleado en nuestra Casa Radical de San Miguel de Tucumán. Esta está manejada de un tiempo a esta parte por unos cuantos soberbios e incompetentes, que no reúnen desde hace muchos meses a la junta de gobierno para debatir y discutir sobre política, pero sí abren el local para las noches de fiestas y alcohol. Se doblaron hasta el límite de lo inmoral. Están matando a la Unión Cívica Radical.

Javier Ernesto Guardia Bosñak

[email protected]


Irresponsable al volante

El sábado entendí cómo chocan de frente en las rutas y por qué los autos no deben estar polarizados. Iba circulando a 80 Km/h por la ruta que desemboca en la ruta 9, lo que es llamado el empalme. Delante mío circulaba un Corsa con los vidrios polarizados, por lo cual no podía ver qué es lo que ocurría delante suyo. Eran las 22.20. De repente este Chevrolet Corsa se tira bruscamente a la banquina y de repente vi a unos 20 metros de mí un auto blanco, creo que un Gol o un Palio, que venía sobrepasando a otro a unos fáciles 140 km/h. No le importó que venga el Corsa de frente, lo obligó a tirarse a la banquina, pero el conductor del Corsa tuvo tiempo de ver lo que ocurría. A mí me apareció de sorpresa. Pegué el volantazo y alzancé a esquivarlo; me rozó el espejo con el espejo del auto de él. Les digo sinceramente que estuve a punto de chocar de frente. La gente está cada vez más pasada de rosca y no le importa la vida de los demás.

Martín Majolli

[email protected]


Concierto de campanas

En la edición de LA GACETA del 24/9 se publicaron en la página 8 dos anuncios sobre la realización de un concierto de campanas en las iglesias del centro de la ciudad. Según vuestro diario el concierto sería a las 20.30. Según un aviso pagado en la misma página, el concierto sería a las 21. Entre esas dos horas hubo unos breves fuegos artificiales, pero jamás se escuchó ninguna campana, sola o en concierto. ¿Por qué somos tan buenos para concebir ideas pero tan torpes para ejecutarlas?

Daniel C. Lecuona

Laprida 636

San Miguel de Tucumán


Grieta por fanatismo

Los gobernantes nos están llevando para el lado que ellos quieren y nos seguirán usando si no nos unimos con la tolerancia y la verdad. Es un tema lleno de controversia y polémica del que todo el mundo da su opinión. Para hablar de fanatismo, a mi parecer, la gente no siempre está del todo bien informada y generaliza, a veces sin darse cuenta de que está cometiendo un grave error. ¿Ser fanático es bueno o malo? Y no tan sólo para la sociedad sino también para el propio individuo en sí. Una persona fanática ama las cosas, comparte sensaciones, se relaciona con los demás. No debemos confundir locura, barbarie o cosas parecidas con fanatismo. Personalmente, no creo que una persona que se quita la vida sea un fanático ya que si muere, ¿cómo podrá seguir disfrutando de lo que tanto adora? Y uno que mata tampoco lo puede ser porque al hacerlo pierde su humanidad y su condición para relacionarse. Y lo que un fanático desea es poder relacionarse para compartir sus experiencias. Por lo tanto, puede ser bueno, tanto para la sociedad como para el individuo. Defiendo el fanatismo que surge de la voluntad de la persona para conseguir el bien individual y colectivo pero condeno a los que crean un fanatismo artificial para su propio bien a costa de inocentes engañados. Ese fanatismo que yo defiendo es prácticamente utópico. Siempre existirá la corrupción entre las personas y estas buscarán medios para conseguir poder. La gente fanática vive iluminada por su idea, a veces demasiado, y es fácilmente manipulable. Tampoco es bueno que la gente se obsesione con algunas cosas dejando de lado las demás. La vida no se puede olvidar y hay que tenerla siempre en cuenta. Siempre habrá fanatismo, eso no se puede negar. Siempre habrá algún momento de nuestras vidas en el que nos obsesionemos con algo. Además, probar cosas es bueno para formar nuestra personalidad y comportamiento. Disfrutar indefinidamente de lo que de verdad te gusta es muy tentador pero al mismo tiempo conlleva muchos riesgos, por los que no merece la pena arriesgarse.

Armando Gómez

[email protected]


Tango y rock

Ángel Cárdenas, cantor en la orquesta de Aníbal Troilo, relató la siguiente anécdota: “cuando empezó el rock y la música beat, los hermanos Expósito, Homero y Virgilio, fabricaron un ídolo que era primo de ellos: se llamaba Billy Cafaro. Y lo impusieron de tal forma que, para algunos bailes de carnaval nos pasaba algo curioso. Recuerdo una vez cuando a Billy Cafaro lo contrató el Club Nueva Chicago y a nosotros, glorias argentinas, los dos del barrio de Mataderos. Cuando íbamos llegando a Mataderos parecía que en la calle había un mitín: gente por todos lados. El “gordo” Pichuco vio esa multitud y me dijo: ‘mirá, qué lindo, cuánta gente nos viene a escuchar’. Le respondí: n se equivoque, son los que esperan a Billy Cafaro’. Y así fue. A la segunda noche estábamos nocaut. Billy Cafaro nos enfermó, nos mandó a dormir. Cuando se acordaba de eso Pichuco no quería saber nada con los Expósito. Yo siempre lo jorobaba diciéndole que había hecho todo bien pero falló en tres cosas: no lo acompañó a Gardel y no compuso ni con Discépolo ni con Expósito. Él se reía y me decía que era por esas cosas de la vida. Gardel y Discépolo habían muerto, pero lo de Expósito lo podía arreglar. Un día fui y le dije a Homero: ‘Che, loco, hacé una letra que se la llevo a Troilo y la estreno yo’. Escribió un tema que no tenía título. Pichuco le puso la música y yo el título. Así nació ‘Te llaman malevo’, que fue un éxito resonante en los últimos años de los 50 y en la década del 60”.

Luis Salvador Gallucci

[email protected]

Comentarios