D’Onofrio rechaza las acusaciones de Angelici

27 Sep 2017

Alguien encendió la mecha y ahora es difícil apagar el fuego. Las sospechas que sembró la histórica goleada por 8-0 que le propinó River a Jorge Wilstermann para acceder a las semifinales de la Copa Libertadores crecen con el paso de los días. Ayer, el “Millonario” rechazó de plano las declaraciones del presidente de Boca, Daniel Angelici, quien dijo estar sorprendido por el nivel que mostraron los jugadores del club boliviano.

“Es lógico. El hincha de Boca prende el televisor para ver el partido y descubre que ganamos 8 a 0. Duele mucho”, replicó el presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, al canal ESPN.

“La verdad es que el otro equipo parecía amateur. Más allá de que River tiene buenos jugadores, era mucha la diferencia”, expresó Angelici en declaraciones que tuvieron amplia repercusión. “No se ve todos los días que a un equipo le hagan ocho goles en una instancia tan importante de la Libertadores”, agregó.

D’Onofrio relativizó esas declaraciones: “Cada uno es responsable de lo que dice. Yo no estoy para juzgar a nadie”, subrayó.

El club boliviano descartó en un principio toda sospecha a través de un comunicado oficial en el que consideró una calumnia sin fundamento la acusación de haber arreglado el partido. Horas después, el presidente de Jorge Wilstermann, Grover Vargas, confirmó que iniciarán un sumario interno. “No es normal el partido que tuvimos. Los jugadores parecían dormidos, es un tema complejo y raro”, señaló a FM Late, una radio de Bolivia.

A medida que pasan los días surgen nuevas versiones. Mientras en Buenos Aires dicen que los bolivianos recibieron una suma de dinero para facilitar la clasificación de River, en el vecino país ahora vinculan el 8-0 a favor de River con el tema de las apuestas ya que, dicen, ese resultado era el que más pagaba en las casas especializadas.

Comentarios