Venezuela, en el veto migratorio de Trump

Por ahora, la restricción sólo alcanza a funcionarios. El caso de Corea del Norte

25 Sep 2017
1

POLÉMICO. Trump “elige” quiénes pueden entrar o no a Estados Unidos. reuters

WASHINGTON.- Estados Unidos prohibirá la entrada de ciudadanos de Venezuela y de Corea del Norte, como parte de nuevas restricciones de viajes que también incluyen a Irán, Chad, Libia, Siria, Yemen y Somalia, según informó ayer el Gobierno del presidente Donald Trump.

Las nuevas restricciones, programadas para entrar en vigencia el 18 de octubre, resultaron de una revisión después de que las prohibiciones originales del Gobierno estadounidense fueron impugnadas en los tribunales.

La adición de Corea del Norte y Venezuela amplía las restricciones de la lista original, en gran parte de países con mayoría musulmana.

“Corea del Norte no coopera en nada con el Gobierno de Estados Unidos y no satisface todos los requisitos de intercambio de información”, dice el documento difundido ayer por el gobierno norteamericano.

Un portavoz, en una conferencia telefónica con periodistas, reconoció que el número de norcoreanos que viaja a Estados Unidos ahora era muy bajo.

Luego se especificó que Washington impuso una prohibición total de viajes a los ciudadanos de Corea del Norte y Chad, mientras que las restricciones para Venezuela se limitan a los funcionarios de una larga lista de entidades del gobierno y a sus familiares.

Según precisó el diario El Mundo, de España, Sudán, uno de los seis países de mayoría musulmana incluidos originalmente en la lista de prohibición de viajes, fue quitado de la nómina, dejando solo a ocho naciones con impedimento total o parcial de viajar a Estados Unidos.

Las nuevas limitaciones de ingreso reemplazan al controvertido veto migratorio impuesto por Trump a principios de año, que vencía el domingo. El presidente había ordenado frenar el ingreso de ciudadanos de países con ascendencia musulmana con el argumento de la amenaza terrorista para Estados Unidos. Según las autoridades, los países afectados no cumplieron con las demandas de EE.UU para cooperar con Washington e identificar a individuos y compartir información sobre posibles delincuentes o riesgos de seguridad. (Reuters-DPA-Especial)

Comentarios