Los “beneficios” para una planta solar en Amaicha pusieron en alerta a la oposición

El Gobierno podrá eximir de algunos impuestos a una firma; parlamentarios disidentes cuestionaron las características de la empresa. Cobos afirmó que a los “macristas” les molesta que se abarate el servicio. Colombres Garmendia dijo que hay un “tufillo raro”

22 Sep 2017
1

EN DEBATE. Los parlamentarios Toscano, Rodríguez y Bellomío (de izquierda a derecha) esgrimieron algunas de las posturas más duras contra el proyecto. prensa legislatura

La instalación de una planta de energía solar en Amaicha del Valle sufrió ayer un tropezón en la Legislatura. Un sector de la oposición sembró dudas sobre la firma que llevará adelante el emprendimiento de 250 millones de dólares. La iniciativa, que fue finalmente aprobada, faculta al Ejecutivo a otorgar “beneficios” a ENR TUC S.A: podrá eximir de los impuestos sobre los Ingresos Brutos durante 25 años; de Sellos y de los que en el futuro puedan crearse para la actividad.

Los disidentes sostuvieron la importancia de la energía renovable, pero subrayaron sus sospechas de que se buscaría beneficiar a “amigos” del poder. Los oficialistas defendieron el proyecto y ataron los cuestionamientos a la campaña electoral, porque los más duros provinieron del sector afín al intendente Germán Alfaro (Cambiemos).

La sesión, que duró más de seis horas, fue presidida por el presidente subrogante Julio Silman y se abordaron una veintena de iniciativas (ver aparte).

Dudas y defensa

El presidente de la comisión de Energía, Eduardo Cobos (Tucumán Crece), detalló que la obra podría sumar hasta 200 megavatios a los que ya se produce la provincia (las centrales en funcionamiento producen 370). Afirmó que los inversores alquilarán las tierras a los comuneros. Explicó que actualmente en esa comuna la electricidad depende de un generador y que esto resulta muy costoso. Recordó que a principio de año, en el recinto se había aprobado un acuerdo entre el Gobierno, la comunidad indígena local y la empresa francesa Neon S.A.“Puede ser que haya gente que no le guste que la energía esté barata”, ironizó apuntando a Cambiemos.

El opositor Silvio Bellomío (Peronismo del Bicentenario) recogió la indirecta. “Me encantaría, pero no por eso puedo pasar por alto algunas cosas. Es un desvarío el proyecto, nace de un memorando con una empresa francesa, pero habla de una firma constituida en febrero. La sociedad anónima tiene un capital social de $100.000 y tiene domicilio en Buenos Aires, ni siquiera es la francesa”, apuntó. Diferenció la excepción particular de un régimen de fomento general. “Viene con nombre y apellido. Me parece una fachada el bien loable de la energía alternativa. Veo un muy buen negocio para una empresa”, consignó. “Todas verdades a medias son grandes mentiras”, sentenció. Claudio Viña (Fuerza Republicana) advirtió que se estaba cediendo una competencia legislativa en materia tributaria al Ejecutivo.

Alberto Colombres Garmendia (PRO) puso la lupa sobre la empresa. “No tiene empleados ni antecedentes. Los socios son otras dos sociedades que tienen el mismo domicilio. Hay un tufillo raro. Los tres directores de la empresa son abogados, están prestando nombre”, lamentó.

El radical José María Canelada aseguró que el beneficio para la comunidad local serán“migajas” y advirtió que el cacique, que es el comisionado, “fue muy cuestionado por el manejo de fondos nacionales”. Contrastó la situación con la de Jujuy, donde los emprendimientos de ese tipo se licitaron. Cobos respondió que no es que no se quiso licitar, sino que se trata de un acuerdo privado. “A los macristas les molesta que baje el precio de la energía”, lanzó. El oficialista Emiliano Vargas Aignasse pidió a sus pares no buscarle “el pelo al huevo”.

“Pasa como con los call centers, no todos tienen exención. Tenés que ser amigo del Gobierno, de Manzur o Alperovich”, renegó Alfredo Toscano (Peronismo del Bicentenario).

Marcelo Ditinis, del oficialismo, destacó los puntos favorables de la planta, como los 500 puestos que generaría durante la construcción y los 50 empleados que requeriría luego. Su par Marcelo Caponio aclaró que no se estaba otorgando el beneficio impositivo, sino facultades especiales para que el Gobierno lo haga. “Recomiendo a los legisladores, sobre todo de la municipalidad, que lean antes de abrir la boca”, pidió. Juan Antonio Ruiz Olivares, del Tucumán Crece, lamentó que los parlamentarios de la capital hayan tendido un manto de sospecha. Los radicales Rubén Chebaia, Ariel García y Raúl Albarracín se diferenciaron del resto y destacaron la inversión y los beneficios.

Finalmente, votaron en contra sólo Colombres Garmendia, Toscano, Bellomío, Christian Rodríguez, Luis Brodersen y Viña.

“Patada”.- “No espero más de un burro que una patada”. Con esa frase, Emiliano Vargas Aignasse repudió un video que se viralizó en el que un joven discapacitado se refiere al legislador como “borracho”. “Usarlo es tristísimo”, lamentó. Coincide, dijo, con su reclamo a la Ciudad para que arregle las calles. “Imagino que no vendrá de ahí, sería una bajeza”, deslizó.

Preocupación.- Los parlamentarios expresaron inquietud por el estado de salud de su par Osvaldo Morelli, quien permanece internado.

POR DAIANA.- En la votación para la expropiación de tierras del barrio Abraham, en Alderetes, Julio Silman recordó que Daiana Garnica es vecina del asentamiento y permanece desaparecida. “La seguimos buscando”, dijo.

Carteles.- Radicales exhibieron por el día del Estudiante en sus bancas pedidos por el boleto estudiantil gratuito.

Jaldo pidió su licencia por "razones éticas"

“Me encuentro obligado por razones morales y éticas que hacen al sistema republicano. (...) Se encuadra dentro del marco de transparencia de las acciones de quienes cumplimos funciones en los poderes públicos, que se debe traducir en las campañas”. El fragmento corresponde a la nota de pedido de licencia de Osvaldo Jaldo. La Cámara aprobó ayer por unanimidad el requerimiento del presidente y primer candidato a diputado del oficialista Frente Justicialista por Tucumán. El vicegobernador permanecerá alejado del puesto hasta el 23 de octubre, día posterior a los comicios. En el escrito se añade que el beneficio es sin goce de sueldo. Los parlamentarios aprobaron también las licencias de las otras legisladoras y candidatas oficialistas: Gladys Medina y Sandra Mendoza.

Tras la votación, el oficialista Guillermo Gassenbauer preguntó a Julio Silman, de manera irónica, si no se le había traspapelado una nota de pedido, porque había otro candidato en el cuerpo. Sucede que el macrista Alberto Colombres Garmendia es postulante en cuarto término de Cambiemos para el Bicentenario. Todos rieron por el chiste.

Comentarios