La imperecedera defensa de la rosa

20 Sep 2017 Por Gustavo Martinelli
1

EL 4711. La casa central de la perfumería sigue ubicada en Colonia.

LAVENDER

CUADERNO DE PERFUMES

“No son mis espinas las que me defienden, dice la rosa; es mi perfume”, escribió el poeta francés Paul Claudel, famoso por ser uno de los primeros en reconocer que la memoria olfativa jamás desaparece del todo. “Los rostros de aquellos que más amamos se desvanecen con el tiempo y las voces se borran; pero los olores nunca se olvidan”, señaló en una de sus obras más famosas. Y es que el perfume -esa mágica mezcla de aceites esenciales, alcohol y fijador- siempre ejerció una imperecedera atracción.

Su origen se remonta a la prehistoria, cuando el hombre lograba extractos de flores no sólo para cubrir el mal olor, sino fundamentalmente para honrar a los dioses. Sin embargo, el mundo de la perfumería se popularizó recién en la Francia del siglo XVII, donde los crudos inviernos restringían los baños a las damas de la aristocracia.

Según el novelista Alejandro Dumas (hijo), la gente -tanto dentro de la corte, como fuera de ella- apestaba. Y lo describe de esta manera: “por esa época todo el mundo se bañaba en perfumes excepto los filósofos, que preferían diferenciarse por su mal olor, aunque muchos de ellos sucumbieron también a la tentación de usarlos”.

Fue en este ambiente de abandono impúdico y elaborados excesos que nació la primer agua de colonia, tal como la conocemos en la actualidad, es decir, de base alcohólica y combinación de aceites esenciales. El 8 de octubre de 1792 un monje cartujo le obsequió al comerciante alemán Wilhelm Müehlens un singular regalo de bodas: la fórmula secreta del “aqua mirabilis” (agua maravillosa) que tenía una agradable fragancia dulce y cautivante. Müehlens, sin pensarlo demasiado, la llamó Kolnisch Wasser, es decir, Agua de Colonia (por su lugar de residencia en esa ciudad alemana).

Desde el inicio el comerciante alemán creyó que esta particular fórmula tendría mucho éxito, y en consecuencia abrió una manufactura de la fragancia para venderla entre sus allegados. La fama fue inmediata. Incluso artistas de la talla de Goethe y Wagner se volvieron fanáticos de ella, hasta el punto de recomendar su uso a cuanto artista se les cruzaba.

Dos años después, en tiempo de la ocupación francesa en Colonia, Napoleón ordenó que todas las calles fuesen numeradas correlativamente, para así poder acantonar su ejército de manera ordenada. A la casa de Müelhems (donde estaba ubicada la destilería) le correspondió el número 4711, por lo que, desde entonces, el “aqua mirabilis” pasó a tener ese nombre que perdura hasta la actualidad.

Por cierto, con notas de salida de bergamota, limón, naranja y petit-grain, un corazón de romero y de lavanda, y neroli y rosa con almizcles blancos de fondo, 4711 es considerado el primer perfume unisex de la historia.

la nota
el audaz encanto de la tuberosa
El absoluto de tuberosa está teniendo un insospechado éxito en la industria de la perfumería, especialmente en las composiciones florales fuertes y en orientales. Por ser un ingrediente muy caro, el uso del auténtico absoluto de tuberosa en una proporción importante no es tan frecuente, no todas las compañías pueden acceder a él y muchas veces se reconstruye su olor con químicos aromáticos y otros naturales más asequibles.

> La nota

El audaz encanto de la tuberosa

El absoluto de tuberosa está teniendo un insospechado éxito en la industria de la perfumería, especialmente en las composiciones florales fuertes y en orientales. Por ser un ingrediente muy caro, el uso del auténtico absoluto de tuberosa en una proporción importante no es tan frecuente, no todas las compañías pueden acceder a él y muchas veces se reconstruye su olor con químicos aromáticos y otros naturales más asequibles.

> Lo extraño

La fama del agua de la reina de Hungría

Se dice que Isabel de Hungría fue la primera persona que empleó un perfume con base alcohólica en Europa, el Agua de la Reina de Hungría (denominado también Agua de Hungría). Se trataba de un extracto aromático que se elaboraba destilando la flor de romero con aguardiente. Tuvo cierta fama por su supuesta capacidad rejuvenecedora desde el siglo XV y hasta el siglo XVII.

> ¿A qué huele?

“GUCCI BY GUCCI”

No es el perfume más popular de la célebre casa de modas. Tal vez por eso tenga seguidores y detractores en igual proporción. Fue creado por Frida Giannini en colaboración con Givaudan y P&G, en el otoño de 2008. Sus notas de salida están compuestas por bergamota, ciprés y violeta, en tanto su corazón está compuesto por notas tan singulares como el tabaco, que en combinación con el jazmín hacen un núcleo de la fragancia exquisito. Finalmente, la fragancia se despide con notas de pachuli, ámbar y un tipo de incienso que no proviene de la madera sino que fue generado en laboratorio. Las notas más intensas se encuentran en el final de la composición, por eso es más recomendado para un evento nocturno. Original y sofisticado.


Comentarios