El Gobierno quiere debatir el reparto de fondos

La iniciativa presentada ayer por el ministro Dujovne prevé un incremento de las transferencias de recursos coparticipables del orden del 23% interanual. El Ejecutivo insiste en sentarse a discutir con las provincias cómo deberá ser el nuevo sistema de distribución de los impuestos nacionales.

16 Sep 2017
1

EN EL CONGRESO. Dujovne y su equipo de trabajo presentaron, dentro del plazo constitucional, las pautas de gastos y de recursos para el año que viene. DYN

El proyecto de Presupuesto Nacional para 2018 asoma con un incremento de partidas del orden del 23% para las provincias en materia de transferencias de coparticipación federal de impuestos que, en el caso de Tucumán, podría rozar los $ 45.000 millones el año que viene. Esta será una pauta que contribuirá a la elaboración definitiva del Presupuesto provincial que se presentará hacia fines de octubre a la Legislatura. Claro está que también habrá limitaciones para las provincias, con el nuevo Régimen de Responsabilidad Fiscal.

El proyecto, que ayer presentó formalmente el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, en la Cámara de Diputados, establece la necesidad “de continuar impulsando el debate por la nueva ley de Coparticipación”. Y promete trabajar en un esquema que “esté en relación directa a las competencias, servicios y funciones de cada una de las jurisdicciones participantes, que contemple criterios objetivos de reparto y que sea equitativo, solidario y dé prioridad al logro de un grado equivalente de desarrollo, calidad de vida e igualdad de oportunidades en todo el territorio nacional”, según reza en la iniciativa. Esto es algo reclamado por los gobernadores, pero la discusión puede exceder 2018.

En el Congreso, Dujovne afirmó que será “una iniciativa prioritaria” el Plan Belgrano que recibirá un aumento de recursos del 26,8%, entre las proyecciones que informó. Además, precisó que aumentará del 73% al 76% del gasto primario las asignaciones en servicios sociales, en tanto que bajará del 15% al 12% el correspondiente a “servicios económicos”, que son subsidios a sectores de la economía, consigna la agencia DyN.

El martes próximo, Dujovne junto al ministro de Finanzas, Luis Caputo, volverán a la Cámara baja para iniciar el debate en la comisión de Presupuesto y Hacienda, cuyo presidente, Luciano Laspina (PRO), lo recibió ayer en el salón “Delia Parodi” del Palacio Legislativo. El ministro de Hacienda destacó en el acto protocolar que duró unos 15 minutos que estaba cumpliendo la tradición, que viene de 1992 cuando se sancionó la Ley de Administración Financiera, de ingresar al Congreso el Presupuesto al Congreso el 15 de septiembre. Dujovne manifestó que el proyecto es “la guía de cómo gastaremos el dinero público en 2018” y resaltó “como novedad” que en el año en curso “las erogaciones van a terminar siendo prácticamente idénticas a las que aprobó este Congreso”, con apenas un “desvío” de 2,8%, mientras que entre 2004 y 2016, que engloba el período que gobernó el kirchnerismo, “las ampliaciones presupuestarias representaron en promedio 18,5% de los créditos iniciales”, acotó.

Como objetivos centrales para 2018, el ministro puntualizó que son “reducir el déficit para tener cuentas públicas sostenibles; resolver las deudas de infraestructura y sociales heredadas y converger hacia un sistema tributario más simple, eficiente y equitativo”.

En tanto, apuntó que mientras en 2017 la economía se estima que cerrará con un crecimiento del 3% y una inversión del 10% del PBI, para 2018 el crecimiento proyectado del PBI será 3,5% y la inversión bruta esperada del 12%.

El cálculo de gastos y de ingresos (alrededor de $ 2,9 billones) proyecta un crecimiento anual de 3,5% del PBI, un aumento de 12% para la inversión y una inflación que seguirá en descenso, “tal como ha ocurrido en 2017”, considerando una variación “promedio de 15,7%” para todo el año, consistente con las metas del BCRA, de 10% con una variación en más o en menos del orden de 2%.

Impuesto al cheque

El proyecto enviado a Diputados prevé que el 70% de la recaudación se destine a la anses

El proyecto de prórroga del impuesto al cheque, enviado por el Poder Ejecutivo Nacional a la Cámara de Diputados, contempla que el 70% de la recaudación se destine a la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), con lo cual buscará evitar una discusión con los gobernadores sobre la distribución de este tributo. El Impuesto a los Créditos y Débitos Bancarios -creado en 2000 como un tributo de emergencia- se mantendrá en vigencia, ya que es considerado un gravamen clave, dado que es el tercer tributo que más ingresos aporta al sistema impositivo. Con esta medida el Gobierno busca evitar que el impuesto al cheque, que vence a fin de año y sería prorrogado hasta fines de 2019, se convierta en motivo de tironeo con los mandatarios provinciales, como sucedió en otras ocasiones. La prórroga se debatirá junto al Presupuesto 2018, ya que sus recursos están contemplados en la estimación de ingresos para el próximo año. El oficialismo espera recaudar por este tributo en 2018 $ 201.739,9 millones, 18,9% más que este año, lo que implica 1,63% del Producto Bruto Interno (PBI). (Télam)

Tributos recortados

El Estado deja de recaudar $ 282.270 millones por exenciones y reducciones de gravámenes

El Gobierno estima que el Estado pierde de recaudar 282.270 millones de pesos, a través de exenciones, bajas y deducciones impositivas y sin considerar los regímenes promocionales, según se desprende del proyecto de ley de Presupuesto 2018.

El IVA conlleva una asignación de 120.342 millones de pesos, de los cuales 47.100 millones son exenciones, 68.468 millones por alícuotas reducidas y 4.775 millones para devoluciones a jubilados y beneficiarios de planes. Las exenciones y deducciones sobre el impuesto a las Ganancias totalizan 88.699 millones, siendo las más importantes los intereses sobre los títulos públicos, 37.961 millones, y los intereses sobre depósitos bancarios, 21.938 millones. Los beneficios sobre las ganancias de asociaciones civiles, fundaciones, mutuales y cooperativas representan 15.709 millones, la renta de los trabajadores en la Patagonia implica 2.989 millones y las exenciones a los ingresos de los funcionarios judiciales 6.911 millones. Las reducciones a las Contribuciones Patronales totalizan 42.930 millones. (DyN)

Puntos principales

Crecimiento estimado: 3,5%

Inflación promedio: 15.7%

Tipo de cambio: 19,30 pesos

Inversión: 17% del PBI

Crecimiento de ingresos: 19%

Crecimiento del gasto primario: 14,8%

Ingresos totales para 2018: 2.104.286 millones de pesos

Gastos primarios para 2018: 2.499.287 millones de pesos

Gastos de capital 2018: 210.941 millones de pesos

Crecimiento del gasto de capital sobre el gasto primario: 17,2%

Déficit primario: 3,2% del PBI

Déficit financiero: 5,5% del PBI

Presión tributaria: 24,6%

IMPUESTOS:

Aportes y contribuciones: aumenta 22,3%

IVA (neto): 20.7%

Ganancias: 20,7%

Créditos y Débitos Bancarios: 18,9%


Menos subsidios

El gasto público tendrá una caída importante por la baja de subvenciones al gas y la luz

La principal reducción del gasto público se producirá a través de la baja en los subsidios energéticos, lo que implica una aceleración en el ajuste de las tarifas de gas y electricidad. En el proyecto de ley de Presupuesto 2018, el Gobierno pronostica una baja de 28.630 millones de pesos en la asignación de recursos al área de Energía, lo cual representa una caída del 18,7% respecto del año anterior. De todas formas, el Gobierno destinará casi 65.000 millones de pesos a mantener los subsidios a la tarifa social.

El proyecto destaca que “En cuanto al sector eléctrico, sobresale el programa Formulación y Ejecución de Políticas de Energía Eléctrica con una asignación para 2018 de $ 64.961,8 millones, a los fines de garantizar la sustentabilidad del suministro de energía eléctrica y de ejecutar obras de infraestructura energética. Se destacan las transferencias a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A. (Cammesa)”. (DyN)

Comentarios