Lo de Meolans es trabajo, no magia

El nadador no compite hace casi una década, pero sigue junto al deporte que lo consagró.

15 Sep 2017
1

CÓMODO. Meolans disertó en una de las aulas de la Facdef, que estuvo colmada de estudiantes de Educación Física. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

En diciembre, José Meolans cumplirá nueve años de retiro. En 2008 decidió, o con más precisión, sintió que estar en la pileta ya no le hacía bien. Hasta este año, el ex nadador cordobés visitó varias veces la provincia. “Es como mi segundo hogar”, dijo entre risas “El Tiburón”.

Esta vez fue invitado a la preapertura del Congreso Internacional de Ciencias de la Actividad Física que organiza la Facdef, del 21 al 23 de septiembre. La década sin competir lo puso activo en otros ámbitos: tuvo un cargo en la Agencia Córdoba Deportes (del gobierno cordobés), escribió un libro y dio incontables clínicas y disertaciones. Si bien ganó de todo en la natación, su retiro se produjo por un sentimiento poco positivo. Más que motivarlo a dejar el alto rendimiento, lo obligó, pero no lo alejó completamente del agua.

- En una entrevista dijo que, cuando dejó la natación, sintió que se sacó una mochila. ¿Qué les diría a los chicos que recién comienzan para que no sientan eso?

- La fórmula mágica no la tengo. No hay ningún secreto. Encontrar dónde poner la pasión es lo que facilita toda la situación para poner mucho de tu tiempo en eso. Son ciclos que cada uno, de acuerdo a sus decisiones, trata de afrontar y cuando uno decide que ya ha culminado, tomará el rumbo hacia otro lado.

- A casi 10 años de haber dejado la competencia ¿la vida del retiro es lo que pensaba?

- Vengo recorriendo el país con el objetivo de poder desarrollar la natación, de poder estimular a los chicos de que consideren la oportunidad de practicarla. Además de formar buenos deportistas, hay que formar buenas personas. Con esa impronta sigo relacionado al deporte que tanto me dio. Por eso vengo tanto a Tucumán... es como mi segundo hogar.

- También tuvo una tarea estatal en la Agencia Córdoba Deportes, pero renunció. ¿Volvería?

- Hoy no, porque estoy muy bien con lo que hago. En el futuro, no lo sé. Sí, en el caso de asumir un cargo, pondría mis pautas que en su momento no pude hacerlo, quizás por inexperiencia.

- ¿Qué opinión tiene del Enard (NdR: ente financiado por el impuesto al abono de la telefonía celular)?

- Hay más facilidades y se volvió vital para los deportistas. Hoy se puede planificar un año de competencia y entrenamiento, si así lo requiere el deporte, en el exterior, pero por otro lado me parece que hay mucho por hacer. Creo que estamos en el camino, pero el tema de la infraestructura es algo pendiente. Posiblemente hablarlo es muy fácil; ejecutarlo es mucho más complejo pero, más o menos, la línea está y hay que seguir empujando.

- Lo que logró Delfina Pignatiello en el Mundial Juvenil, doble campeona en 800 y 1.500 metros y plata en 400, con tiempos para competir en Mayores, ¿cómo hay que manejarlo?

- Hay que ser muy prudentes. Si bien el resultado que ella consiguió es muy auspicioso, hay que llevarla con tranquilidad. Pienso que la decisión de ir al Mundial Juvenil y no al de Mayores fue muy buena. Más teniendo en cuenta que en 2018 tendrá los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires. Ese será un punto importante en su carrera, un paso que deberá dar para la finalización de un ciclo que imagino será en Tokio 2020.

Comentarios