Cartas de lectores

11 Sep 2017
1

LA GACETA / FOTO DE JOSÉ NUNO

“Y no aprendimos nada”

“Y la historia es un momento. Una mísera la palabra. Una mísera palabra que resuena altisonante” (Almafuerte). Cuánta agua vio el puente pasar. Tantas frases, tantos pensamientos nos dejaron los muchos o pocos sabios que del mundo han sido. Y no aprendimos nada. Nada de nada. Ni las mentes brillantes que estigmatizan a los jóvenes de hoy, cuando el respecto expresan: no saben leer, comprender textos, menos. Por lo que acontece, ¿sirve eso? Armenia. Hiroshima. Nagasaki. El Holocausto. Nuestros 30.000, etcétera. Y a la condición humana se la sigue degradando. Allí están Milagro Sala, Santiago Maldonado. Los que están en la cima. Los que permanecen en la cima. Dicen: “ante un chirlo del poderoso, pon la otra mejilla... y ¡chito la boca!”. Repiten tanto una mentira, que los distraídos y no tanto la propagan como verdad. Personas que se presume, algo habrán leído. Manifiestan: “el matrimonio Kirchner nos ha dejado una herencia poco dichosa, nos ha enfrentado a los argentinos”. Carlitos Sánchez, flamante arzobispo: “creo que si Cristina toma aire y posición política no será saludable para el país. Esta etapa tiene que cerrarse definitivamente”. Manuel Condomí. Los mismos seres opinan de Macri. “El solo no va poder”. Carlos Sánchez, Él y ningún otro. “Creo que estamos en presencia de un hombre honesto y con objetivos bien definidos”. M. Condomí. Sí, acabar con el trabajo y los trabajadores. ¿Qué parte de la definición de honesto no les llegó? ¿No les suena “papeles de Panamá”? Que blanquearon sus capitales, pero los billetes siguen afuera. De la manipulación del 13/8. Para Margarita, una picardía de PRO Cambiemos. David derrotó a Goliat con una onda. Cristina ganó con un celular. Señores Alfaro, Massa y demás saltarines. “Los muertos que vos matáis, gozan de buena salud”. ¡Patético! Massa con su cínica sonrisa, saludó a las 21 del 13/8. Hay ganador del escrutinio provisorio. nadie debe ser obligado a elegir, a votar, respecto de nadie. La libertad es libre. Pero, creo que aquel que se abstenga y se comporte “piratescamente”, debe también abstenerse de opinar, sobre todo de política. Para los indecisos, para los “no te metás”, está la máxima: “a los tibios, los vomita Dios”.

Hugo Vallejo

Manuel Estrada 3.850

San Miguel de Tucumán


Museo Lillo

La apertura de una nueva sala en el Museo Miguel Lillo de Ciencias Naturales me incentiva a poner en consideración de las autoridades de la UNT la posibilidad de:

1) Modificar el acceso al museo hacia Las Piedras, para que de esa manera se integre al circuito cultural con el teatro municipal Rosita Ávila y su entorno.

2) Adecuar los horarios de visita al resto de la oferta cultural -es decir tarde/noche- pensando no sólo en visitantes locales sino en el turismo.

3) Incorporar actividades didácticas y artísticas destinadas a los niños durante todo el año.

4) Habilitar el acceso en vacaciones de invierno y verano, organizando las licencias del personal.

5) Actualizar el sitio institucional y generar un recorrido virtual, como en otros museos en el mundo.

Desde ya felicito a la Universidad y al personal que hacen posible sostener la institución, orgullo tucumano y de la región toda.

Rodrigo Campos

[email protected]


Terreno abandonado

Todos los habitantes deberían gozar de un medioambiente sano y las autoridades deberían proteger este derecho de raíz constitucional en el artículo 41 de la Carta Magna nacional. En la avenida Aconquija 2.800, Yerba Buena (entre el Pje. Kennedy y la calle Rojas Paz, en la acera sur), está ubicado un terreno abandonado, de grandes dimensiones y cubierto de malezas. Un lugar con las condiciones ideales para la proliferación de mosquitos y roedores. Como mi casa es colindante, después de acudir infructuosamente a la buena voluntad de quien dice ser el propietario para que elimine las malezas y limpie de cacharros el baldío, recurrí a la Municipalidad de Yerba Buena en febrero de 2014, reiterando periódicamente la solicitud a la institución para que intervenga para concretar la limpieza del terreno abandonado, sin resultado hasta la fecha. En septiembre de 2016 acudí a la Defensoría del Pueblo con el mismo propósito y similar frustración. Una nueva temporada veraniega se aproxima trayendo los brotes de zika, dengue y chikungunya. La publicidad volverá con las recomendaciones habituales y ante la inoperancia de un estado elefantiásico la Constitución seguirá siendo letra muerta por la persistencia de los lugares propicios para la propagación de epidemias.

Luisa Nora Julian

Kennedy 98

Yerba Buena


SAT I

Por una cuestión muy particular, leo todo lo que se publica sobre el mal servicio que presta SAT y no puedo dejar de sorprenderme por la actitud del gobernador, que ni siquiera hace mención sobre la problemática que sufren los ciudadanos; peor aún, pretende defender lo indefendible. No debería sorprenderme, ya que él forma parte del Gobierno a partir del año 2003, cuando inició su actividad esta prestadora. Estoy persuadido de que la empresa no va por el camino correcto, porque quienes son parte del problema nunca podrán ser parte de la solución, ya que cometen errores demasiados groseros para que pasen inadvertidos. Lo particular que indicaba al principio se debe a que soy jubilado de SAT (ingresé en la gestión de la ex OSN) y para no ser responsable (por omisión) de algún porcentaje del descalabro existente, oportunamente informé a mis superiores incluso al auditor que depende del Gerente de Gerentes, con resultado negativo. Por otro lado, es interesante lo que dice el lector Enrique J. Ortega en su carta “La gestión del agua I” (7/9), cuando entre otros conceptos expresa con relación a los empleados (algunos empleados) que el “denuedo fue reemplazado por la audacia”. No se ha publicado aún, lo que podría ser la peor consecuencia de la mala calidad del servicio, que es el ingreso de líquidos cloacales a las cañerías de distribución interna en las viviendas; este problema existe y es con alguna frecuencia en la ciudad de Tafí Viejo y se produce por las horas en que las redes distribuidoras se encuentran sin agua, ya que por las roturas de las mismas, ingresan líquidos cloacales que escurren permanentemente por la superficie. Aún recuerdo que hubo casos en que líquidos cloacales ingresaron a los tanques de reserva cuando terminaba el horario de sectorización del servicio. Por último, solicito al gremio que fije posición al respecto ya que hay empleados (profesionales y no profesionales) que no están contaminados aún.

Juan Duberti

[email protected]


SAT II

Siguiendo la burla en que incurren los funcionarios oficialistas -y ahora los que se pasaron a Cambiemos- cuando hablan de la SAT, tema muy bien descripto por Federico Türpe en su “Fuera de Contexto” del sábado pasado, quiero recordarles a José Cano y a Marcelo Caponio un refrán popular: no aclaren que oscurece. Lo único que hacen sus intervenciones es mostrar lo obsecuentes que son con un poder que sólo se limitó a enriquecerse; y en el tema ambiental, burlarse de los vecinos. Los invito a recorrer juntos Tafi Viejo y vivan en carne propia la indignidad de vivir en las cloacas, rodeados de estos líquidos, con casas y familias enteras viviendo y alimentándose entre desechos cloacales. Tema que desde que esta administración me canse de denunciar sin haber llamado su atención. Espero sus respuestas.

Marcelo Maza

Constitución 1.600

Tafi Viejo


Estatua de Colón

Buscando datos sobre el embajador Víctor Cobianchi, pude encontrar en la nota que publicara LA GACETA, titulada “La estatua de Colón cumplió 95 años” (N. de la R.: se publicó en la edición del 25/06/2016), uno de los mejores comentarios sobre el tema. Desde hace cuatro años, en mi carácter de abogado del Círculo Italiano, vengo sosteniendo un combate en sede judicial y administrativa para que el monumento vuelva a ser reconstruido en el lugar del cual jamás debió ser retirado (N. de la R.: en el paseo que está detrás de la Casa Rosada). Es más, nunca debió ser desmontado y aún menos desmembrado, ya que no tenía ningún daño que motivara esa acción destructiva. En 2010 estuve en el monumento y ninguno de los argumentos esgrimidos para actuar de ese modo tenía sustento alguno. Tampoco lo había en 2013, cuando tuve oportunidad de estar frente al monumento en los momentos en que se comenzaban los trabajos de desmontaje. Quiero destacar que en el articulo de LA GACETA se transcriben palabras del Embajador Extraordinario, Víctor Cobianchi, de las cuales se puede deducir, sin temor a equívoco, que el Estado italiano -en ese entonces su gobierno era ejercido por Victor Manuel III- también tuvo un rol principal en la donación de la obra de arte. Me ha resultado sumamente útil esa transcripción, ya que por contar con documentación en igual sentido a lo que subrayo más arriba, soy quien patrocina a un grupo de entidades italianas de las más antiguas y prestigiosas de la colectividad italiana, y vengo reclamando a las autoridades de la Ciudad de Buenos Aires y de la Nación la restitución del monumento a su lugar de origen. Así se concretará un doble desagravio, tanto a la colectividad italiana heredera de aquellos que dieron impulso al “comitato pro Cristoforo Colombo”, como al propio Estado italiano que, en mancomunado esfuerzo, hizo posible esa donación.

Horacio Humberto Savoia

[email protected]


Sarmiento

En Santa Rosa de los Andes, Sarmiento, consiguió un empleo de maestro en la escuela municipal. El establecimiento era modesto y sin elementos didácticos. Allí comenzó su lucha por el progreso técnico de la labor docente, con el fin de eliminar las deficientes normas pedagógicas, los sistemas disciplinarios violentos y anticuados, las lecciones sobre la base de absurdos anticientíficos y los libros abominables. La reforma fundamental implantada consistió en abandonar el antiguo método de la enseñanza de la lectura por deletreo y sustituirlo por el de silabeo y en eliminar libros religiosos llenos de páginas sobre terrores y supersticiones. Sarmiento elaboró un folleto que tuvo un valor pedagógico indudable, pues dio a conocer algunas de las características de la escuela. Comenzó por destacar la importancia de la educación de las mujeres y la necesidad de organizar un establecimiento destinado a ese fin. El plan de estudio comprendería varias disciplinas. Lectura por el sistema de enseñanza mutua, cuidando la recta pronunciación; escritura de letra inglesa; aritmética de aplicación práctica a la economía doméstica y la teneduría de libros comerciales; gramática, tratada como anatomía del propio idioma y puente para el aprendizaje de idiomas extranjeros; ortografía, con pocas reglas y práctica fundada en la lectura correcta, etc. Al mencionar en “Recuerdos de Provincia” el prospecto de un establecimiento de educación para señoritas, dijo que se trataba de “una exposición de la necesidad, la ventajas y el conjunto de la educación de las mujeres en las provincias aportadas de la República Argentina”. El estatuto fue difundido en doce constituciones. La segunda constitución trató de las obligaciones y deberes de la rectora, quién se ocuparía de cuidar la moralidad, el orden y las buenas costumbres dentro del establecimiento, así como de imponer castigos, tales como la amonestación, suspensión de recreos y de salidas, arresto, confesión penitencial y expulsión. Tenía que llevar un prontuario o ficha de cada alumna, con sus antecedentes y notas acerca de su conducta, aplicación y progresos. La prefecta tendría iguales obligaciones y deberes, pero con directa intervención en los asuntos de la economía interna del colegio y en la disciplina escolar. Para hacer más efectiva su labor, cada semana elegiría entre los alumnas a una colaboradora encargada de todo el servicio del colegio, con el fin de ejercitarla en el gobierno de un hogar, a cuyo efecto se le eximiría de asistir a clases de labores. Sus funciones consistirían en vigilar el aseo de los cuartos, dar las provisiones a la cocina, correr con la atención de la maesa y rendir cuenta de su administración el día sábado, al entregar su lugar a la reemplazante. La quinta constitución estableció premios, pues “en el temor del castigo tiene por efecto una aplicación voluntaria y estéril, la esperanza del premio hace dulce el trabajo y estimula a esfuerzos extraordinarios”. Aquellos consistirían en levantar reprensiones por faltas leves, dar salida en días festivos, conceder horas especiales de distracción, permitir a la alumna recibir visitas en la sala de rectora y obsequiarla con pequeñas joyas o libros útiles y morales.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]


Septiembre Musical

Conozco el Septiembre Musical desde hace muchos años, soy empresario artístico, y no quisiera que lo que voy a expresar se confunda con mi actividad como algo demagógico. La tarea que realizan desde el Ente Cultural Tucumano debería ser imitada y reciclada en todo los rincones del país. Estoy convencido de que la cultura es un arma fundamental para terminar con todas las atrocidades, que no hacen otra cosa que deprimirnos y pensar que una vida material es mucho mas importante que participar y acompañar estas propuestas. La Cultura debería ser la punta de lanza de todo gobierno. Son muchos países en el mundo que lo han comprendido desde lo político. Luego viene la educación, la salud y la seguridad. Nosotros tenemos la economía como tema fundamental y todos hablamos de ella sin entender nada. La Cultura no necesita entenderse: se va introduciendo en nuestro cuerpo lenta y contundentemente. No creo que exista en otro lugar del país una movida de estas características. Allí hay un grupo de personas que son adalides del tema y lo conocen profundamente. Sé que no son improvisados. Seguramente recibirán críticas, pero eso no hace otra cosa que hacerlos mas fuertes, continuar aprendiendo y en 20 días poner en marcha ya el de 2018. Espero que Tucumán y todo el Gobierno sean conscientes de que esto se conoce en todo el país: todos quieren estar allí. Al Septiembre Musical Tucumano lo conoce el país más allá de sus economías regionales, que seguramente colaboran en su realización. Sería interesante que este “Tucumanazo” contagiara al resto del país y que sus autoridades se sientan orgullosas de él.

Horacio Ceballos

[email protected]


La Cocha y las matemáticas I

Ambientalistas de Conciencia Ambiental Tucumán repudiamos los dichos discriminatorios y excluyentes expuestos por el representante del pueblo Ricardo Bussi. La polémica propuesta del hijo del represor Bussi, que se regó como pólvora por toda la Nación, acerca de que “para qué una chica de La Cocha quiere saber matemáticas”, encendió una luz roja a los ciudadanos. Estos dichos nos replantea una cuestión fundamental: a quiénes estamos eligiendo como “representantes del pueblo” ya que no es lo mismo que a esta “burrada” la haya expresado Don Juan o Doña María en un bar o en el calle, sino que la dijo un representante del pueblo, que por el voto popular logró venir sentándose desde hace años en una banca. ¿Qué quiso expresar? ¿Fue un desliz? ¿Un pensamiento en voz alta? Vaya uno a saber. Pero ya lo que diga, la afrenta, la discriminación, el poner en un contexto de desigualdad a una joven porque es de La Cocha con otra que vive en La Capital, es puro pensamiento propio. Es decir, cada uno es lo que piensa. Tristemente, se viene golpeando mal al género femenino. La vez pasada fue otro representante del pueblo quien dijo improperios a la figura emblemática de una mujer, amada o no, cuestionada o no, pero que hizo historia y está en los libros de historia del mundo entero. Luego, el resonado caso de que en un colegio de la UNT votaron en contra de la inclusión de mujeres, pero que con buen tino las autoridades universitarias resolvieron favorablemente la inclusión femenina. Los ambientalistas preguntamos: ¿qué le sucede a algunos del género masculino que arremeten contra los derechos universales de lo mejor que hizo la naturaleza: “La Mujer”. ¿Acaso no todos estuvimos dentro del vientre de una mujer? La mujer tiene cualidades y calidades que los hombres solamente intuimos. A la mujer hay que respetarla, no discriminarla. Por lo tanto, Don Bussi, los ambientalistas despreciamos sus dichos. Todos tenemos derecho a la educación, a saber matemáticas, al igual que usted debe saber algo de matemáticas, por lo menos contar los billetes, cuando va a cobrar el sueldo que el pueblo le deposita. También aporta la chica de La Cocha que trabaja la tierra.

Pedro Martínez

Víctor Hugo Guardia

[email protected]


La Cocha y las matemáticas II

Sin desmerecer el trabajo del surco -por el contrario, nos enorgullece tal actividad a los tucumanos- repudio enfáticamente las declaraciones del concejal por capital Ricardo Bussi, con las que pretende direccionar el futuro de los jóvenes de La Cocha de manera despectiva: “¿para qué quiere saber matemáticas una chica de La Cocha, si ella trabajará la tierra?”. Seguramente el edil y candidato a diputado nacional no sabe que la educación es un derecho para los argentinos; pero nada me extraña de su pensamiento y posición ya que su formación política, repudiada y condenada en democracia, lo obliga a pensar así. Si trabajar la tierra es el lugar de nuestros jóvenes de La Cocha, ¿cuál sería el suyo, señor concejal? Gracias a Dios, a la justicia y a Raúl Alfonsín, no existen grupos genocidas en actividad, pero el pensamiento cuadrado de algunos irresponsables con representación parlamentaria toma estado público y se debe repudiar.

Williams Fanlo

Pasaje Pedro de Valdivia 2.951

San Miguel de Tucumán


Pelea de perros

Durante la emisión de “Panorama tucumano”, el programa periodístico del miércoles pasado, quedé estupefacta ante las declaraciones de un propiciador de peleas de perros, que con total brutalidad entrenaba varios perros para que estos aprendiesen a pelear con ferocidad. Lo más sorprendente de todo fue la paupérrima explicación que dio acerca de que los perros necesitan desahogar su rabia por medio de las peleas, lo cual me hace pensar que la rabia, el odio y la violencia habitan en este señor y las proyecta sobre animales naturalmente mansos. Lo mismo le cabe al criador que aparece corroborando estas tristes declaraciones. Sugiero a este “señor pitecantropus” que organice peleas con gente de su especie, con lo cual yo sería capaz de hipotecar mi casa para apostar por el contrincante.

María Teresa Fajre

Balcarce 424 - Piso 5, Dpto. “A”

San Miguel de Tucumán

Comentarios