Cartas de lectores

10 Sep 2017

La cocha y las matemáticas I

De lo básico a lo general. Las matemáticas ayudan a la comprensión, la abstracción, la generalización y a la toma de decisión. Enseñan a utilizar la información con sentido crítico de lo verdadero y respeto a las creencias e ideas de los demás. Enseñan a administrar dinero, preparar una receta de cocina, calcular las distancias, cálculo de costos, evaluación de riesgos, control de calidad, modelización y la resolución de problemas. Cruciales para el desarrollo económico y el progreso técnico de un país. Presente en la biología, la química, la física, la economía, la psicología, la sociología, las ciencias de la educación, la medicina, los deportes, el derecho financiero, contable y económico, la antropología, en todas las ingenierías, en la historia, en la métrica de una poesía, en el arte relacionada con la belleza y la proporción, en la escultura, la música y la pintura entre otras. Por ellas podemos entender el mundo y contribuir a mejorarlo día a día. Forma ciudadanos lógicos, capaces de razonar ordenadamente con solidez en los fundamentos, seguridad y confianza en sí mismos principalmente frente a las urnas, en La Cocha o en cualquier lugar del mundo sin distinción de género. Allí radica su potencial peligro, pues ciudadanos con consciencia y responsabilidad cívica son una amenaza para las clases dirigentes, políticos partidarios y demás funcionarios ansiosos de legitimar un poder ilimitado y mantenerse a perpetuidad en la función pública. Denostarlas indica ignorancia supina.

Fátima M. del Valle Clemente

[email protected]

 

La cocha y las matemáticas II

Una chica de La Cocha quiere saber matemáticas. Una chica de la Cocha quiere saber matemáticas para contar el dinero con el que debe pagar sus cuentas, para recordar la cantidad de veces que amó, para potenciar sus posibilidades y los de su pueblo, para revisar las divisiones sociales que agrietan el seno de su comunidad y hacer algo al respecto organizándose con otros y otras, para integrar a sus vecinos y construir un mayor número de espacios de participación para su género, para reducir la brecha entre los más pobres y los más ricos, para multiplicar acciones tendientes a la alegría de las mayorías, para recordar cada uno de los desaparecidos, que son 30.000, porque no quiere ni una menos, porque cada vez más la mujer merece espacios de representatividad en los cuales expresar sus ideas y sentires, para restarle fuerza al neoliberalismo, para darle fin a esta suma algebraica de desconcierto y apatía, para deconstruir el capitalismo de raíz y redistribuir los dividendos en partes iguales y en términos de igualdad en los que el patriarcado y el machismo ya no sean la medida hegemónica sobre todas las cosas.

Marcos Bauzá

[email protected]

 

Incoherencias

La carta de lectores publicada en LA GACETA de ayer, enviada por el lector Miguel Röhmer-Litzmann y titulada “Incoherencia” describe situaciones de triste actual realidad. Siguen más que nunca vigentes el tango Cambalache y lo que cantara María Elena Walsh en El Mundo del Revés. Pero no hay que bajar los brazos... toda buena acción que se pueda aportar como ciudadano comprometido para forjar un mundo mejor, no sólo para el presente sino para las generaciones futuras, por más pequeña que sea es válida.

Liliana Müller

[email protected]

 

El edificio de lv12

En el sitio donde estaba emplazada Radio Independencia (LV12) la empresa Avanco construyó un edificio con más pisos de los autorizados por el CPU (Código de Planeamiento Urbano) violándolo, pese a una excepción que le fue acordada. Esa misma empresa proyecta levantar un edificio de 18 pisos lindero a “Casa Sucar”, nada menos. Ese valioso inmueble que necesitó cinco años de gestión de los ciudadanos y a través de sus especialistas de la Facultad de Arquitectura para que no se demoliera y se preservara como finalmente ocurrió con la compra por la Municipalidad. En el camino quedaron las negativas de la Legislatura a declararlo bien de patrimonio cultural y los tortuosos caminos de los interesados en comprar la casa, demolerla y levantar torres. Nunca se supo quiénes eran. Ahora, la empresa Avanco (de la LV12) compró dos propiedades linderas norte de Casa Sucar para demolerlas y construir -oh, casualidad- ¡una torre de 18 pisos! La Municipalidad no dará certificado de “final de obra” al edificio construido violando el código. Y es probable que si se aprueba pronto la ordenanza que de modo especial protege la zona circundante de Casa Sucar, la torre de 18 pisos no podrá hacerse, aunque sí en otro lugar como compensación. Un dato necesario para terminar de comprender: el ex gobernador Alperovich es uno de los dos accionistas con el 50 por ciento de la empresa Avanco. No hay más nada que agregar.

Carlos Duguech

[email protected]

 

El voto electrónico

En un canal de TV de nuestro medio, el veedor electoral de la OEA Ricardo Cohen explicó por qué el voto electrónico no es confiable, motivo por el cual países como Alemania, Holanda y muchos estados de los Estados Unidos volvieron a la boleta de papel. Explicó que el mayor problema de este sistema es que el software es propiedad de una empresa privada tercerizada para el control de las elecciones, por lo tanto los derechos de uso y aplicación no los tiene el Estado que los contrata, y queda en manos de los controladores tercerizados el modo de aplicación y no en el Estado. De modo que el elector no tiene la seguridad que el voto que emitió sea el que aparezca en los resultados. Asimismo, le llamó la atención a este veedor de larga trayectoria en elecciones en otros países, que mientras en otros lugares que utilizan el voto electrónico están volviendo al tradicional papel, en la Argentina estén tratando de implementarlo.

Fernando Carlos Brunet

[email protected]

 

Las aguas malas enferman

LA GACETA (6/9) publicó la defensa que hizo el legislador Marcelo Caponio del servicio que presta la SAT. Al hacerlo, muestra su desinterés por los numerosos reclamos y las pérdidas de líquidos cloacales existentes en la vía pública, desde hace años. Aprovecho este espacio para hacer conocer al legislador los riesgos que tienen los derrames cloacales para la salud de la población. Los riesgos de estos fluidos se acentúan por el contenido de organismos patógenos y sustancias químicas peligrosas que contienen. Entre los patógenos están las bacterias, los virus y los parásitos. Las bacterias son organismos microscópicos responsables de enfermedades como: fiebre tifoidea, disentería bacilar, gastroenteritis y cólera. En cuanto a los virus, tenemos los que producen hepatitis A y poliomielitis. Los parásitos se alojan en el intestino y son responsables de múltiples dolores y enfermedades. Las vías de contagio o ingreso al organismo humano, pueden ser: oral, por la nariz, ojos, oídos y lesiones en la piel. El aire es un importante transmisor, cuando las ruedas de los vehículos pisan los charcos y por salpicadura producen un efecto similar al aerosol, diseminando los organismos patógenos a los cuatro vientos. Otra vía para transmitir las bacterias coliformes (que provienen de la materia fecal) son las que quedan adheridas al calzado, cuando se pisa los derrames en la vía pública y que son transportados a lugares diversos como viviendas, oficinas, etcétera. Nuestra carta magna, en la Sec. III, Cap. 1°, establece los deberes y funciones del Poder Legislativo. En ninguna parte dice que el legislador debe actuar en defensa del PE e ir en contra de los intereses de la población, del bien común y del derecho que tiene a un ambiente sano.

Juan Francisco Segura

Pasaje Baaclini 675, San Miguel de Tucumán.


Medidas contra el azúcar

El secretario de Salud de la “irresponsable” Municipalidad de Córdoba, Gabriel Acevedo, debería asesorarse mejor: las medidas tomadas contra el azúcar tampoco funcionan en México, donde el tan aclamado impuesto de un peso por litro a las gaseosas está fracasando en su intento por reducir la obesidad. Un informe reciente del Ministerio de Salud Pública de México (la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición de 2016), muestra que los índices de obesidad se han incrementado desde que el impuesto a las gaseosas entró en vigencia. En el ínterin, se perdieron 10.000 puestos de trabajo en el sector productivo y cerraron 30.000 quioscos, en parte debido a la suba de impuestos. Si hay algo que se está comprobando a nivel mundial es que las medidas para restringir el consumo de azúcar para nada solucionan el problema de la obesidad: en cambio distraen la atención para encarar medidas efectivas para avanzar en ese objetivo.

Santiago José Paz

Chubut 2.900, Yerba Buena.

Comentarios