Confusa situación de 22 contratados en Adicciones

Quedaron afuera pero un funcionario dice que se les dará continuidad.

10 Sep 2017

El vencimiento de una serie de contratos generó un conflicto entre trabajadores y autoridades de la Secretaría de Adicciones. “El gobierno vació los dispositivos de abordaje territorial de adicciones, los equipos que trabajan en cada barrio, con la caída de 22 contratos”, reclamó Emilio Mustafá, psicólogo que trabaja en los barrios Costanera, Antena, Los Vázquez y El Sifón. Desde el área, que depende del Ministerio de Desarrollo Social provincial, negaron la situación y aseguraron que se trata de contratos que finalizaron pero que se renovarán gracias a una ampliación presupuestaria.

Los empleados explicaron que la semana pasada les comunicaron que 22 contratos de psicólogos, trabajadores sociales y profesores de educación física (entre otros), fueron discontinuados. Aseguraron que a esta situación se suman otros ocho empleados que trabajaban sin cobrar, a la espera de una renovación contractual. “En total somos 30 trabajadores, pero con situaciones distintas. Había un expediente de ocho empleados, con varios psicólogos, que está paralizado en el Ministerio de Economía. Aguardábamos que crearían cargos con locación de servicios por un año, mejorábamos las condiciones, porque tendríamos obra social, aportes y mejores sueldos. Eso quedó paralizado. A otro grupo les ofrecieron contratos con un convenio con la UNT, pero tampoco se ha cumplido”, detalló Gustavo Cortés, psicólogo que se desempeña en Los Vázquez.

El secretario de Adicciones, Matías Tolosa, desmintió el reclamo. “Quiero dejar algo bien en claro: no hay ningún tipo de despedido en la Secretaría. Cuidamos y defendemos el trabajo. Entre mediados y finales de agosto se terminaron una serie de contratos de 22 compañeros que se incorporaron este año. Uno de los objetivos estratégicos es mantener y desarrollar un trabajo en territorio. Son contratos a los que vamos a darles continuidad gracias al esfuerzo de la Provincia, con una ampliación presupuestaria de recursos provinciales para darle continuidad al trabajo”, aclaró el funcionario.

Los manifestantes, sin embargo, aseguraron que la renovación no estaba asegurada. “Nos consideramos despedidos, por más de que digan que nosotros no éramos empleados sino prestadores de servicios”, continuó Cortés. Según Mustafá, la situación llevará a que se suspendan los equipos que operan en los barrios Elena White, Heredia y Los Vázquez, donde 31 chicos que se están recuperando del consumo de pasta base de cocaína y psicofármacos quedarán sin tratamiento y acompañamiento. “Los equipos territoriales cubrían 32 barrios y comunas del interior. Con la caída de los 22 contratos, solamente quedarán ocho en pie que funcionarían con pasantes. Estos grupos estaban conformados por más de 40 integrantes, y ahora apenas con 11. En el caso del equipo de Los Vázquez, se ven obligados a levantar el dispositivo después de 10 meses de haber estado trabajando gratis. Estamos en emergencia provincial en adicciones y se reducen los equipos”, recalcó Mustafá.

Tolosa negó que haya cualquier tipo de ajuste dentro de la Secretaría. “Quiero llevarle tranquilidad a cada barrio: no hay un vaciamiento sistemático y no está comprometido de ninguna manera el trabajo que hacemos en territorio, con la comunidad y las organizaciones de referencia”, aseguró el funcionario. Y agregó: “empezamos trabajando en cinco barrios y hoy estamos en 30, en la capital, y en municipios y comunas. Esto habla a las claras de un crecimiento. Esperamos que este tema, angustiante y que genera dolor en las familias, no sea utilizado ni política ni electoralmente porque debe estar por arriba de las disputas políticas. Me sorprende el planteo”, recalcó.

Comentarios