A disfrutar un ícono musical argentino

A días de cumplir 50 años, la Camerata Bariloche, que toca tanto en las grandes salas como en los barrios, llega con su rico bagaje de cámara.

08 Sep 2017
1

EN EL COLÓN. Medio siglo de trabajo, tesón y jerarquía musical.

HOY

• A las 22, en el teatro San Martín (av. Sarmiento 601). Entradas 2 x 1 con Club La Gaceta.

Hay un público que llega dos horas antes a un centro comunitario del conurbano para guardar lugar para el concierto. Hay otro público que reservó la entrada con mucha antelación para escucharlos, en el Colón, en el Carnegie Hall o, como ocurrirá esta noche, en el teatro San Martín. Es que toca la Camerata Bariloche, la orquesta de cámara más prestigiosa de Argentina desde hace 50 años.

“Nosotros lo que queremos es que la música clásica llegue a la mayor cantidad posible de gente”, declara Andrés Spiller acerca de los conciertos gratuitos.

El oboísta es el único integrante actual que tocó en el debut en Buenos Aires, en la Biblioteca Sarmiento, el 19 de septiembre de 1967. Él se desempeña como solista de la Sinfónica Nacional y en la Academia Bach.

“No somos músicos con dedicación exclusiva”, aclara, respecto de que la mayoría están repartidos entre las tres orquestas grandes de Buenos Aires: la Sinfónica Nacional, la Filarmónica del Colón y la Estable del Colón. “Ensayamos tres días por semana, y eso varía de acuerdo con la dificultad de los programas y de los conciertos que tengamos”, comenta sobre la dinámica de trabajo de la Camerata.

Spiller da cuenta del gratificante programa previsto para esta noche, bajo la batuta de Demir Lujla como director invitado: Adagio y allegro de la Sinfonía Nº 10 en Si menor, de Félix Mendelssohn; el Concierto para violín, oboe, orquesta de cuerdas y continuo en Re menor, de Johann S. Bach, con él como solista; y la Suite en estilo antiguo Op. 40, de Edvard Grieg. El cierre será con Adiós Nonino, Oblivion y Milonga de Calandria, de Ástor Piazzolla.

Desde el inicio

“La Camerata es para mí una parte muy importante de mi vida -reflexiona-. Por supuesto que tengo una vida personal, y eso es lo que más cuenta, pero atesoro, desde el punto de vista musical, la Sinfónica Nacional desde el 66, la Camerata desde el 67, las amistades que coseché en el grupo o por haber estado en el grupo y la posibilidad de tocar grandes conciertos, las giras internacionales... Le debo muchísimo a la Camerata”.

El maestro Spiller recuerda que la Camerata se fundó en el Camping Musical Bariloche, con el violinista Alberto Lysy como presidente de la Fundación y el cellista ruso Oleg Kotzarev (que luego se instalaría en Tucumán); y que además hubo varios miembros de la familia Bru en sus filas.

Desde 2011 el maestro chileno Freddy Varela Montero dirige la Camerata Bariloche. Sus integrantes son Varela Montero (concertino), Elías Gurevich, Demir Lulja, David Bellisomi y Martín Fava como primeros violines; Grace Medina (solista), Daniel Robuschi, Marta Roca Alonso y Pablo Sangiorgio, segundos violines; Marcela Magín (solista), Gabriel Falconi y Silvina Álvarez en violas; Stanimir Todorov; José Araujo y André Mouroux en violoncellos; Oscar Carnero (solista) en contrabajo y Andrés Spiller (solista) en oboe; asistente: Sebastián Tarragona.

Comentarios