A 10 días del arranque del torneo, San Martín volvió a dejar una imagen preocupante

07 Sep 2017
1

EXPLOSIVO. Gonzalo Rodríguez fue uno de los jugadores más incisivos que mostró un San Martín que dejó muchas dudas. diario panorama

El buen primer tiempo que San Martín había hecho, en Jujuy, en el primer amistoso “en serio” de la pretemporada cada día parece más lejano. ¿Qué le pasa al nuevo modelo? En los dos últimos duelos de cortesía el fútbol faltó a la cita y dos equipos ordenados, lo cachetearon y lo dejaron sin nada.

Ayer, Mitre de Santiago del Estero lo venció por 2 a 1 en el penúltimo juego antes de comenzar la temporada oficial de la Primera B Nacional.

Y los interrogantes se multiplicaron en La Ciudadela. La imagen que dejó el equipo dirigido por Diego Cagna fue preocupante, sobre todo durante la primera mitad del juego.

Durante ese lapso los santiagueños hicieron lo que quisieron. Con una buena presión alta, maniataron a un San Martín que se mostró inconexo entre líneas, lento, impreciso y sin ideas de mitad de cancha hacia adelante. Sí, debe mejorar muchísimo si es que pretende ser protagonista del torneo en el que debutará el domingo 17, recibiendo la visita de Ferro.

En 20’ el “Santo” ya perdía 2 a 0. Gastón Bottino y Ramiro Fergonzi adelantaron a los locales que tuvieron un par de chances para liquidar el duelo mucho antes.

Al fútbol no se puede jugar si no se tiene la posesión de la pelota. Y San Martín corrió desde atrás todo el primer tiempo. Un medio sin marca y desbalanceado perdió el duelo contra sus pares de Mitre y la cancha se inclinó hacia el arco de Ignacio Arce, otra vez de lo mejor que mostró el equipo tucumano.

Y claro, la situación se enderezó un poco con los cambios. El DT mandó a la cancha a Lucas Bossio y a Matías García, entre otros. Pero fueron “Pulpo” y “Caco” los que levantaron al equipo. Bossio comenzó a quitar y García le dio algo de fútbol al equipo. Así llegó 1-2 a través del ex hombre de Gimnasia de La Plata. Pero con eso no alcanzó. Juan Galeano se fue expulsado y el “Santo” pareció quedarse sin nafta. No queda otra que mejorar, porque jugando así todo es difícil.

Comentarios