Uno de los conductores de la doble tragedia habría estado ebrio

El fiscal Rojas pidió la detención de un hombre de Concepción por el accidente en el que murieron dos niños el domingo a la noche.

05 Sep 2017

El fiscal Fabián Rojas, del Centro Judicial de Concepción, pidió ayer la detención del chofer de un utilitario que en la noche del domingo protagonizó en Gastona Sur (Chicligasta) un terrible accidente de tránsito que costó la vida a dos niños de 2 y 8 años. La decisión del funcionario fue librada luego de que las primeras pericias determinaran que César Alfredo Ale (56), de Concepción, habría conducido en estado de ebriedad.

El hombre, chofer de un Citröen Berlingo, declaró en la tarde ante Rojas, luego de que se le diera de alta en el hospital de Monteros, donde fue asistido por algunas lesiones. Ale dio testimonio por más de una hora y quedó aprehendido en la comisaría local. Rojas, al pedir su detención, lo imputó por doble homicidio culposo agravado. Del accidente resultaron víctimas Emanuel Romero Guerrero (8) y Dante Santiago Vázquez (2). Otras cuatro personas resultaron gravemente heridas. “Los informes periciales aseguran que el hombre desencadenó el accidente en estado de ebriedad y circulando a muy alta velocidad”, dijo el fiscal a LA GACETA.

Oscuridad y hierros retorcidos: el video del rescate de las víctimas del choque

El percance se produjo alrededor de las 20 cuando Ale circulaba por la ruta provincial 328. En el kilómetro 7 embistió a una motocicleta Yamaha 110 CC que era conducida por Sergio Marcelo Romero (43), padre de una de las víctimas fatales. El chico cayó sobre el capot de la Berlingo, que siguió descontrolada uno 500 metros hasta que colisionó de frente contra una Ford Eco Sport. Este último rodado era conducido por Mario Dante Vázquez (40). Lo acompañaban su esposa Johana Judith Costilla (23) su hija mayor, de seis años (6) y el pequeño Dante Santiago.

Ale, al igual que los ocupantes de la Eco Sport, quedó atrapado en su vehículo. Todos fueron rescatados luego por Bomberos Voluntarios de Concepción, que trabajaron duramente más de una hora. En el hospital de Concepción se confirmó luego la muerte de los dos niños.

“Ale fue sacado de su habitáculo en medio del hostigamiento de los vecinos, que estaban indignados por lo ocurrido y por las condiciones en que iba manejando. Se lo vio bebiendo en la cancha de fútbol del Club San Lorenzo . De ahí salió en evidente estado de ebriedad”, aseveró Juan Díaz, un vecino de Gastona Sud.

“Esta es una ruta casi abandonada. Sin ripio ni mantenimiento, se hizo muy peligrosa, y más en ésta época en que circulan los transportes cañeros. El tierral no deja ver nada” describió por su parte Juan Cáceres.

Ayer permanecían internados con politraumatismos el conductor de la Eco Sport, su esposa y su hija. Por su parte, el conductor de la motocicleta fue derivado al hospital Padilla de la capital con un traumatismo severo de cráneo. Ayer, el estado de salud de las víctimas era estable.

En Esta Nota

Inseguridad vial
Comentarios