Gobernadores peronistas y de Cambiemos intentarán acordar una estrategia por la coparticipación

Los mandatarios, tanto opositores como oficialistas, se reunirán el miércoles para definir posturas ante el planteo judicial del gobierno bonaerense.

04 Sep 2017
1

Manzur, junto con otros gobernadores peronistas. FOTO DE ARCHIVO.

Gobernadores opositores y también de la alianza oficialista Cambiemos se reunirán el miércoles en Buenos Aires, con la intención de definir una estrategia común frente a la demanda del gobierno bonaerense para eliminar el tope en el Fondo del Conurbano y por cambios en la Coparticipación del Impuesto al Cheque.

La reunión, que se viene postergando desde hace algunas semanas, concentrará no sólo a los mandatarios provinciales de extracción peronista, sino que además incluye a los radicales Alfredo Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Ricardo Colombi (Corrientes) como así también el socialista Miguel Lifschitz (Santa Fe), Alberto Weretilneck (Río Negro) y Omar Gutiérrez (Neuquén).

También se prevé la asistencia del chaqueño Domingo Peppo, Carlos Verna (La Pampa), Gildo Insfrán (Formosa), Hugo Passalaqua (Misiones), Juan Manuel Urtubey (Salta), Roxana Bertone (Tierra del Fuego), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Sergio Uñac (San Juan), Juan Schiaretti (Córdoba) y Lucía Corpacci (Catamarca). El mandatario tucumano, Juan Manzur, también integra la lista de gobernadores opositores que tienen previsto estar ese día.

"La decisión mía es firme. No estoy dispuesto a entregar un peso de lo que le corresponde por ley a los tucumanos. Entre todos tenemos que defender los intereses. Es el camino que tenemos que seguir. Cuidar a la gente más vulnerable. Ahora nos quieren quitar la plata y el presidente Macri apoya que nos quieran quitar la plata de los tucumanos. No lo voy a permitir", dijo Manzur hoy. 

El encuentro podría realizarse en la sede del Consejo Federal de Inversiones (CFI), en el centro porteño, aunque también se mencionó la posibilidad de que se desarrolle en la Casa de la provincia de San Juan.

La cumbre de gobernadores fue convocada con el espíritu de avanzar en un proceso de reducción de impuestos que "penalizan la producción y quitan competitividad al aparato productivo argentino".

En ese contexto, los mandatarios provinciales aspiran a dar un paso más en las devolución a las provincias de recursos de la coparticipación, que entienden "injustamente se los queda la Nación".

Jaldo, con los tapones de punta: "el Gobierno nacional quiere asfixiar económicamente a Tucumán".

Distintas fuentes confiaron que -a propuesta de la provincia de Córdoba- durante el encuentro los gobernadores analizarán la posibilidad de reclamar una rebaja de la alicuota del Impuesto al Cheque, gravamen que vencerá a fines de este año y cuya actualización dependerá de la aprobación del Congreso y que, seguramente, será tratado junto con una nueva prórroga de la emergencia económica dispuesta durante la crisis de 2002.

Pero, además, propondrán solicitar al Gobierno nacional un aumento de la coparticipación del Impuesto al Cheque para las provincias, ya que en la actualidad sólo el 30% del gravamen es coparticipable y los gobiernos provinciales solo reciben el 17%. detalló la agencia DyN.

En un tercer punto, los gobernadores impulsarán un recorte en la alicuota del Impuesto de Ingresos Brutos, que de acuerdo a su interpretación "se ha transformado en una aduana interior en el país".

De esa manera, los mandatarios buscan bajar impuestos distorsivos tanto en el orden nacional como provincial.

La reunión de gobernadores se planteó luego de que fiscales de Estado de distintas provincias acordaron fijar una estrategia común ante el reclamo de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, presentado el año pasado ante la Corte Suprema para pedir la eliminación del tope del Fondo del Conurbano.

Esta partida fue creada en 1992 y nació con un porcentaje que luego se transformó en un monto fijo de $ 650 millones (dólares), cifra que se mantiene congelada desde 1996 a la actualidad, por lo que si el reclamo avanzara, la Provincia obtendría una actualización del orden de los $ 53.000 millones.

Los gobernadores interpretan que una reformulación del Fondo del Conurbano implicaría una quita de recursos para el resto de las provincias. 


Comentarios