Los jardines maternales siguen siendo tierra de nadie

Dueñas de instituciones registradas denunciaron que unas 600 “guarderías” funcionan lejos de la mirada oficial. Piden que se las controle.

03 Sep 2017
2

CANSADAS DE DENUNCIAR. Anabella Avellaneda, Silvia Albornoz, Verónica Zingale, Silvia Rodríguez y Nieves Anahí Martínez, dueñas de maternales, en LA GACETA. LA GACETA / FOTO DE JOSÉ NUNO.-

DÍA DEL MAESTRO

El domingo 10 la Asociación de Jardines Registrados celebrará su primer Día del Maestro con una cena.

“En Yerba Buena hay un jardín nocturno, donde los padres dejan a sus hijos antes de irse a bailar. Otro jardín de reciente apertura atiende a chicos de lunes a viernes y los fines de semana es una feria de ropa”. Las dueñas de jardines maternales registrados ya no se reprimen a la hora de denunciar. Están indignadas. “Cualquiera abre un jardín sin tener autorización y nadie los controla, porque no existen para el Estado. En cambio, al que tiene un jardín con todos los papeles en orden le exigen cada vez más. ¿No convendrá estar fuera de la ley”, se preguntan las integrantes de la flamante Asociación de Jardines Maternales Registrados de Tucumán.

Según las dueñas de estas instituciones, Tucumán cuenta con unos 300 jardines maternales, pero solamente 42 están debidamente registrados en el Ministerio de Educación y cuentan con la habilitación municipal. En Yerba Buena hay 30 jardines y sólo uno está registrado. Nieves Anahí Martínez, presidenta de la Asociación, cuenta: “decidimos unirnos para exigirle al Estado que obligue a los maternales a registrarse”.

Silvia Rodríguez, secretaria, y las vocales Anabella Avellaneda, Silvia Albornoz y Verónica Zingale dicen que cuando los padres buscan un jardín maternal para sus hijos jamás piden el número de registro, ya que confían en los controles del Estado. Las instituciones debidamente habilitadas cuentan con un cartel con el número de registro en la puerta del establecimiento.

“Es preciso que los padres sepan que los maternales no autorizados no están avalados por el Ministerio de Educación. Sus docentes no tienen capacitación constante como nosotros ni hacen cursos de primeros auxilios, no tienen visitas de la supervisora, no siguen ningún proyecto educativo. A lo sumo pueden tener una habilitación municipal”, protesta Martínez.

“Estas guarderías trabajan de forma libre, a puertas abiertas, porque no las visita nadie y cierran cuando quieren, a veces porque ya no pueden seguir pagando el alquiler o porque les ha caído una multa. Pero se van a otro lugar y abren otro jardín al lado del tuyo y te quitan los alumnos”, añade Martínez.

“Es una competencia desleal, porque no tienen todos los gastos que afrontamos nosotros en la infraestructura para cumplir con la normativa. Exigen baños adaptados a los niños, salidas de emergencia, matafuegos, lugares ventilados, calefacción, heladera... Al final es injusto que sea uno, el que está en regla, el que termine cerrando”, afirma.

Gestiones frustradas

Cada maternal se rige de acuerdo al municipio o comuna donde se encuentra. En la capital la habilitación municipal debe ser tramitada en la Dirección de Ingresos Municipales (DIM). “Tuvimos una reunión con el subdirector, Fernando Molina, a quien le pedimos más control. Pero nos mandó a controlar a nosotros, a los sí estamos registrados y nos pidieron todos los papeles”, ríen con una mueca de desaprobación. “También hablamos con autoridades de la Municipalidad de Yerba Buena, que nos dijeron que sí iban a controlar, pero no hicieron nada -enfatizaron-. Lo que necesitamos es que las autoridades nos ayuden a promover el registro, especialmente de los que están prontos a terminar el trámite”.

El decreto 255 rige el funcionamiento de los jardines maternales, que atienden a niños desde los 45 días hasta los dos años de edad, y de los jardines de tres y cuatro años. “Allí se indica bien clarito que somos instituciones educativas no incorporadas a la educación oficial. Por esa razón no podemos pedir ninguna subvención oficial, o sea que estamos solas. Pedimos al ministro que nos escuche en esta lucha de los jardines registrados, que prohiba que se abran nuevos jardines sin tener la correspondiente autorización”.

En detalle

La Asociación de Jardines Maternales Registrados está muy próxima a contar con la personería jurídica. Cuenta con 35 asociados. La sede está en San Juan 4623 pero se puede llamar a la presidenta (3814679816) para obtener mayor información. Destacan que los beneficios de inscribir a los niños en un maternal registrado aseguran respaldo del Ministerio de Educación, enseñanza de contenidos pedagógicos, articulación con el jardín de cuatro y cinco años y entrega de certificados para poder cobrar la Asignación Familiar por Hijo y los subsidios de escolaridad.


Lo que dice la ley
El decreto 255 rige el funcionamiento de los jardines
El decreto 255 denomina jardines maternales (niños desde los 45 días hasta los dos años) y de Infantes (niños de tres y cuatro años) a los establecimientos de carácter educativo asistencial libres no incorporados a la educación oficial, registrados en la Dirección de Educación Inicial. El artículo 11 señala que la inscripción es obligatoria como condición para el inicio de las actividades.
“En caso de registrarse o comprobarse incumplimiento de las normas vigentes, la Secretaría de Educación, a través de la Dirección de Educación Inicial, estará facultada a establecer plazos para realizar las correcciones y notificar a los propietarios”, indica la norma. 

> Lo que dice la ley

El decreto 255 rige el funcionamiento de los jardines
El decreto 255 denomina jardines maternales (niños desde los 45 días hasta los dos años) y de Infantes (niños de tres y cuatro años) a los establecimientos de carácter educativo asistencial libres no incorporados a la educación oficial, registrados en la Dirección de Educación Inicial. El artículo 11 señala que la inscripción es obligatoria como condición para el inicio de las actividades.
“En caso de registrarse o comprobarse incumplimiento de las normas vigentes, la Secretaría de Educación, a través de la Dirección de Educación Inicial, estará facultada a establecer plazos para realizar las correcciones y notificar a los propietarios”, indica la norma. 

> Las respuestas de Mónica Requena (Directora de Nivel Inicial)

1 - ¿Cuántos maternales tienen registro oficial?

En los dos últimos años se incrementaron de 8 a 42 los jardines maternales registrados. Con expediente en trámite hay 39 instituciones. Cabe aclarar que los datos se actualizan periódicamente a través del relevamiento de las supervisoras.

2 - ¿Cuánto tarda en salir la resolución?

El tiempo de resolución del trámite es variable, dado que depende de la disponibilidad y presentación, en tiempo y forma por parte de los propietarios, de la documentación antes mencionada.

3 - ¿Qué hace el Ministerio para alentar el registro?

La Dirección de Educación Inicial, por medio de su equipo de supervisoras, planifica visitas para orientar, asesorar y acompañar a los jardines maternales registrados y a los que se encuentran con expediente en trámite. 

4 - ¿Cuáles son los requisitos para registrarse?

Iniciar un expediente con Formulario Nº 552, planos de obras aprobados por el municipio o comuna y el plan educativo. El Registro se otorga con los informes del Área de Infraestructura de Educación y pedagógico y con la habilitación municipal. 

5 - ¿Dónde deben consultar los padres?

En caso de solicitar información sobre jardines maternales con o sin registro los interesados deben dirigirse a la Dirección de Educación Inicial (Santa Fe 851), comunicarse al teléfono  430-1165 o por vía mail a [email protected]

6 - ¿Qué se hace con los jardines no registrados?

En cuanto a los jardines maternales que no cumplen con la normativa vigente se realiza un seguimiento y monitoreo para que inicien expedientes y obtengan su registro. Se informa a los municipios, para la intervención de su competencia. 


Comentarios