“Pasamos del atajo al trabajo, y de la trampa a la confianza”, dijo Macri

Mauricio Macri instó a los empresarios a invertir como signo de confianza hacia el país. En el acto de la UIA, el Presidente dijo que el cambio va en serio y que su gestión está haciendo un país más confiable

01 Sep 2017
1

INVITACIÓN. Mauricio Macri instó a los industriales a tener confianza en el país y a invertir sin restricciones. Dyn

BUENOS AIRES.- El presidente Mauricio Macri llamó ayer a invertir a los empresarios industriales, aunque aclaró que ese pedido no es “un favor” para él o para su Gobierno, sino un signo de confianza en el país. En un discurso que pronunció en Pilar en el acto por el Día de la Industria organizado por la Unión Industrial Argentina (UIA), el mandatario destacó también que su gestión le sacó “la pata de encima” a la industria.

“No vengo a decirles que inviertan para hacerme un favor a mí o a este Gobierno, quiero que inviertan porque confían, porque creen en los argentinos”, dijo Macri al hablarles a los industriales. Asimismo, destacó: “los resultados ya se empiezan a sentir con tres meses consecutivos de crecimiento de la producción industrial”.

Con la palabra confianza como punto central de su discurso, Macri resaltó: “pasamos del atajo al trabajo, de la viveza a la decencia, de la trampa a la confianza”. Y profundizó la idea al sentenciar que “la confianza trae inversiones, que es uno de los motores que impulsan a crecer, algo que los industriales saben muy bien”. Y remató: “confío en ustedes y en el poder de cada uno de los argentinos”.

Si bien enfatizó que el cambio va en serio y que el país sigue creciendo, aclaró: “sabemos que falta, pero confíen porque esto que empezamos juntos vino para quedarse”.

El mandatario aseguró que su gestión está “construyendo un país confiable, basado en la verdad, en las relaciones honestas. En esa línea, puntualizó: “estamos enfrentando las mafias, como las del narcotráfico, los juicios laborales, los puertos, la Aduana, como nunca antes se hizo. Les sacamos la pata de encima para que puedan crecer”, dijo Macri. Y pidió “dejar de boicotearnos, autodestruirnos y ponernos trabas arbitrarias”, porque de esa manera “les dejamos lugar a los vivos”.

Una mafia

Lo que Macri en reiteradas oportunidades denominó “la mafia de los juicios laborales” fue parte de otro párrafo del discurso presidencial en Pilar. “La litigiosidad traba toda la economía. No vamos a aflojar hasta que desaparezcan esas mafias que alejan el crecimiento. Basta de mentira, basta de corrupción”, sostuvo el jefe del Estado. El Presidente estuvo acompañado en el estrado por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, quien también habló ante los industriales; el ministro de Producción, Francisco Cabrera; el intendente de Pilar, Nicolás Ducoté, y el titular de la UIA, Miguel Acevedo.

En su mensaje, Macri aseguró que la Argentina necesita una industria que sienta que más que una empresa es una familia”.

Macri defendió su gestión económica, en un mensaje en el que también repartió reproches. “Durante muchos años, nos han dicho en la Argentina que teníamos que vivir de lo nuestro porque el mundo era una amenaza, y la solución que nos proponían para salir adelante era encerrarnos, aislarnos, todo al revés de lo que necesitábamos”. (Télam)

Comentarios