Las inundaciones en el sur de Asia provocan 1.700 muertos

Hay cerca de 41 millones de personas afectadas en India, Nepal, Bangladesh y Pakistán por las peores lluvias monzónicas en 10 años

01 Sep 2017
1

NUEVA DELHI. Las lluvias provocan desbordes y crecidas desde junio. twitter @TOICitiesNews

NUEVA DELHI, India.- Más de 1.700 personas murieron en las catastróficas inundaciones que azotaron India, Nepal, Bangladesh y Pakistán provocadas por las lluvias torrenciales durante la peor estación monzónica en más de una década en el sur de Asia.

Según las Naciones Unidas, alrededor de 41 millones de personas se han visto afectadas por las inundaciones en Bangladesh, India y Nepal provocadas por las lluvias que comenzaron en junio y continuarán hasta octubre.

Sólo en India han muerto más de 1.300 personas, la mayoría en pueblos pobres, según agencias de control de catástrofes.

El estado de Bihar, en el noreste de India, fue el más afectado del país. Allí han fallecido 514 personas por las inundaciones producidas por el desborde de grandes ríos en cientos de localidades, a lo largo de 21 distritos.

En la ciudad de Bombay, que quedó prácticamente paralizada por las inundaciones, han muerto más de 30 personas, varias de ellas por el colapso de un edificio.

En el vecino Pakistán las lluvias monzónicas dejaron ayer al menos una decena de muertos y causaron graves inundaciones en la ciudad portuaria de Karachi. El número total de fallecidos durante la estación monzónica en el país superó los 100, según dijo la Autoridad Nacional de Gestión de Catástrofes.

En Nepal se registraron 159 muertes hasta ahora. Las colinas y las llanuras del este del país, junto a la frontera con India, se vieron gravemente afectadas. En Bangladesh 141 personas murieron cuando los torrentes de agua de las montañas indias inundaron varias zonas del país.

Decenas de miles de casas, escuelas y hospitales han quedado destruidos dejando a poblaciones enteras sin hogar, dijo la ONU.

“Son las peores inundaciones que en el sur de Asia en décadas”, dijo la semana pasada Jagan Chapagain, de la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

“Comunidades enteras han quedado aisladas. La única forma de hacer llegar ayuda a estos pueblos es en barco y muchos se están quedando sin alimentos”, señaló.

Además, las aguas estancadas son una fuente de enfermedades como la diarrea o la malaria, advirtieron las organizaciones de ayuda.

El número de muertes podría aumentar en la región, pues las condiciones podrían empeorar en los próximos días con más lluvia. (DPA)

Comentarios