Arce es el nuevo dueño del arco “Santo”

El guardavalla mostró las virtudes que convencieron a Cagna

31 Ago 2017
1

MUY BIEN. Arce fue uno de los pocos que se lució en el amistoso del domingo. la gaceta / foto de FRANCO VERA

Fue uno de los jugadores que mejor impresión causó durante el amistoso del pasado domingo contra Gimnasia y Esgrima de Jujuy. Ignacio Arce dejó en claro que tiene lo necesario para adueñarse de un arco tan difícil como el de San Martín. El paranaense, ex Unión, Atlético Paraná y Crucero del Norte, mostró buenos reflejos, dominio del área, gran manejo de la pelota con los pies y aplomo para no dejarse sobrepasar por ninguna situación adversa.

Por eso, más allá del inesperado 0-1 en la presentación ante su público del nuevo modelo “Nacho” se fue conforme con rendimiento individual. “Estoy contento porque me sentí bien y pude demostrar mis condiciones. Uno se entrena para que las cosas salgan bien. Defender el arco de San Martín es una oportunidad hermosa para mí y sólo quiero estar a la altura de las circunstancias”, dice el “1” en diálogo con LG Deportiva, finalizado el segundo turno de la jornada de miércoles.

La derrota no cambió los ánimos en Bolívar y Pellegrini. Si bien el nivel colectivo no fue el que todos esperaban, Arce se muestra tranquilo. “No debemos dramatizar por ese resultado. Fue el segundo amistoso en serio que jugamos luego de una pretemporada muy dura, por lo que podemos enloquecernos. Sí lo tenemos que tomar como una medida para seguir trabajando y viendo los detalles que debemos mejorar. Nuestra meta es llegar bien al debut contra Ferro. A partir de ahí, no podemos equivocarnos mucho, nuestro objetivo es el ascenso”, explica el arquero que es casi un líbero en el nuevo sistema de juego del San Martín modelo 2017/18. “Me gusta mucho jugar con los pies. Tengo la suerte de usar las dos piernas y trato de hacerlo; siempre que sea productivo. En el fútbol actual se necesitan arqueros que tengan buen manejo con los pies y trato de hacer mi aporte. Obvio que no hay que excederse”.

Arce no sólo ataja y trata de solucionar problemas saliendo con los pies cuando la situación así lo indica. El arquero tiene otra virtud: meter pelotazos teledirigidos para iniciar contragolpes. “Eso es algo que siempre es necesario porque tenemos jugadores livianitos, que pueden desequilibrar. Es una alternativa más que debemos saber explotar”, asegura al tiempo que pide enfocarse en el objetivo principal que tienen todos en La Ciudadela. “Hay que disfrutar lo que entrega este club y aportar a la causa. Yo tengo una ilusión muy grande y espero que podamos alcanzar objetivos importantes”, concluye Arce, el arquero de buen pie que se ganó la confianza de Diego Cagna.

Comentarios