“Tiene que ser barato echar a un empleado”

30 Ago 2017

BUENOS AIRES.- El economista y consultor José Luis Espert sostuvo ayer que la Argentina debe tener “flexibilidad laboral absoluta” y consideró necesario que el país adopte una política económica de libre comercio y “abandone el proteccionismo industrial”.

“Argentina tiene que cambiar e ir al libre comercio, a un Estado sin déficit y con flexibilidad laboral absoluta. Acá no puede ser que las empresas quiebren por echar a un empleado. Tenés una justicia laboral delirante. Si quieren que las empresas tomen empleados, tiene que ser barato echar empleados. Tiene que ser barato”, sostuvo Espert en una disertación en la Jornada Nacional del Agro (Jonagro) organizada por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA).

El también autor del libro “La Argentina devorada” indicó que la causa de la decadencia argentina es un triangulo vicioso entre el proteccionismo industrial, el Estado grande y deficitario y las leyes laborales fascistas. “Por si fuera poca demostración de lo inviable que son las leyes laborales que tenemos, Argentina tiene casi tantos trabajadores en blanco como en negro. Evidentemente, no fue el trabajador el que se ha beneficiado con estas leyes”, señaló.

Espert mencionó los bajos niveles de inversión y productividad, el gasto público excesivo, la “tendencia” argentina al rechazo del libre comercio, el “proteccionismo industrial”, y las leyes laborales “fascistas” como razones para la decadencia argentina. (Télam)

Comentarios