Arturo Vidal niega haber sido protagonista de otro escándalo

Incidente en un hotel-casino. El volante de la selección chilena señaló que no puede responder por lo que hacen sus amigos.

29 Ago 2017
1

REUTERS

SANTIAGO DE CHILE.- El volante de la selección chilena de fútbol Arturo Vidal negó hoy tajante haber estado involucrado en incidentes en un casino cercano a Santiago de Chile, aunque admitió que estuvo en el recinto.

 "Salió mucha información que no es verdad. Sí, estuve en el casino, cenamos, estuve un rato y luego me fui a mi casa", declaró el futbolista en un encuentro con la prensa, en la que estaba previsto de antemano que hablara este martes luego del entrenamiento junto al portero y capitán Claudio Bravo.

Según algunas versiones periodísticas, Vidal llegó la noche del lunes acompañado de familiares y amigos hasta un conocido hotel-casino, ubicado a unos 60 kilómetros al sur de Santiago, donde alquiló unas habitaciones.

Sin embargo, avanzada la madrugada de hoy y en medio de los festejos, algunos de los invitados habrían provocado desórdenes y daños en el lugar, por lo que acudió la policía al llamado de los administradores del casino y los conminó a retirarse del recinto.

"En la mañana supe lo que había pasado con la policía. No puedo estar parando lo que hacen mis amigos. Me molesta que me metan en algo tan complicado. Sí, fui al casino, pero luego me fui (a casa) como profesional que soy", subrayó el volante del Bayern Múnich.

Vidal, al igual que los integrantes de la selección, tenía permiso del técnico Juan Antonio Pizzi para tomarse la noche del lunes libre y reintegrarse hoy a las 11 a los entrenamientos en el complejo Juan Pinto Durán, donde la "Roja" se prepara con vistas al choque del jueves en casa ante Paraguay el martes contra Bolivia por la fase eliminatoria sudamericana rumbo al Mundial de Rusia 2018. 

"Me enteré (del incidente) cuando venía camino a Pinto Durán. Me sorprendí. Me llamó mi mujer para preguntarme, pero ella puede confiar en mí", cerró Vidal, quien incluso se presentó a las prácticas más de una hora antes de lo establecido por su técnico.

Hace dos años, el volante chileno de 30 años, una de las piezas clave en el funcionamiento de la "Roja", estuvo involucrado en un grave incidente cuando se disputaba en Chile la Copa América 2015. En esa oportunidad, chocó el automóvil que conducía en estado de ebriedad en una autopista cercana a la capital, según estableció la policía. (DPA)

Comentarios