Inundados y desocupados volvieron a las rutas para reclamarle soluciones al Gobierno

Los manifestantes solicitaron que las autoridades cumplan con las promesas formuladas

29 Ago 2017
1

Las rutas tucumanas nuevamente fueron cortadas por manifestantes. Ayer, el caos vehicular se instaló en el sur de la provincia, a causa de protestas de inundados e integrantes del Frente de Desocupados de la Provincia. Las interrupciones del tráfico se realizaron en Alberdi y en Arroyo Atahona.

El tránsito fue interrumpido durante toda la mañana en las rutas nacional 157 y 38; esta última en las trazas nueva y la antigua. En Arroyo Atahona, en tanto, los vecinos salieron a la carretera que pasa por el lugar a primeras horas de la mañana para demandar trabajos en el río Gastona que eviten un nuevo desborde del cauce. Además piden el arreglo de la caminería interna destruida por la inundación que sufrieron en abril pasado.

Por otro lado en las trazas vieja y nueva de la 38 los desocupados cortaron la circulación vehicular a la altura del arroyo Matazambi. Estos reclaman meses atrasados de ayudas sociales, un aumento de la cantidad de asistencias y la entrega de mercaderías.

“Necesitamos el cumplimiento de los compromisos de pago de los beneficios en razón de que todos nuestros miembros, al carecer de trabajo estable, viven con mucho menos de los ingresos que necesita básicamente cualquier familia para sobrevivir”, dijo Ariel Vizcarra, al frente de la protesta. “Estos cortes los vamos a mantener hasta tanto el gobierno responda a nuestra demanda. Solo dejaremos pasar a enfermos”, advirtió el dirigente. Hoy, según anticipo, volverán a instalarse en los mismos lugares durante las primeras horas de la mañana.

En la 157

Los vecinos de Arroyo Atahona, ubicada al norte de Monteagudo, también volverán hoy a protagonizar protestas. “El Gastona, que ya desbordó varias veces, se transformó en una verdadera amenaza para nuestra comunidad, afectada en abril pasado por el más grave problema que sufrimos; hasta ahora no se hizo ningún trabajo en el cauce y pronto van a comenzar las lluvias. Tampoco se arreglaron los caminos”, agregó Vizcarra.

María Zelarayán apuntó, por su parte, que la preocupación ya fue planteada en varias ocasiones al comisionado comunal de Monteagudo Arturo Guerra (de donde depende la comunidad), pero hasta ahora no recibieron ninguna respuesta concreta. “En la última inundación, los chicos perdieron más de un mes de clases porque los caminos permanecían anegados. Ahora se mantienen destruidos y hay que movilizarse por las fincas cañeras”, concluyó.

Esto se suma a los cortes parciales de la ruta 329, que une Concepción con La Trinidad, por parte de pobladores de esta villa que exigen el arreglo de la carretera. Y de vecinos de La Esperanza, también de La Trinidad, quienes reclaman que el ingenio La Corona levante la cañería instalada en el lugar para construir un “vinazoducto”.

Comentarios