¿Por qué lloran los perros cuando duermen?

29 Ago 2017

El espacio de las mascotas

Quizás las primeras veces te asuste o te dé miedo de que le esté pasando algo malo, como un ahogo, por ejemplo. Pero al tiempo te das cuenta de que es algo normal e incluso te contagia un poco de ternura. Lo seguro es que no quieras despertarlo por nada del mundo, porque es claro que está soñando y a nadie le gusta que lo despierten de golpe. Tus sospechas son ciertas: nunca hay que despertar a una mascota que esté en un sueño profundo porque, a causa del susto, podría incluso morderte.

El sitio web español Veterinario.info publicó un informe que explica por qué los perros hacen ruidos extraños, se mueven e incluso lloran mientras están dormidos. “Los perros pueden llorar mientras duermen, así como simular correr o comer. Esto sucede casi siempre en la fase REM (las siglas de rapid eye movement, un momento de sueño profundo). Esto mismo ocurre en los humanos cuando ya hemos sobrepasado el minuto 90 del sueño, pero en los perros parece haberse comprobado que sucede mucho antes del minuto 90”, explica el sitio especializado.

Al igual que en los humanos, en esa fase del sueño hay movimiento rápido de los ojos, una aceleración del corazón, un aumento de la presión sanguínea y una gran variabilidad de la temperatura corporal. Durante la fase REM los sueños son más intensos y profundos, provocando que tu perro haga movimientos involuntarios. “Aunque no está confirmado del todo, parece ser que los perros sueñan del mismo modo que lo hacemos las personas y que pasan un 20% de su tiempo en la fase REM en cada ciclo de 30 minutos”, informa el portal dedicado a las mascotas.

Igual que nosotros

Es algo muy complicado de saber qué es lo que sueñan los perros porque todavía no apareció ninguno que nos lo cuente... Pero aparentemente soñarían del mismo modo que lo hacemos los humanos, es decir, recapitulando escenas de la vida cotidiana. Esta sería la explicación a que los movimientos de los perros mientras sueñan sean similares a cuando corren, comen, lloran e incluso ladran.

Es imposible saber si esos llantos o ladridos son de felicidad o de angustia. Pero lo que sí está claro es que no es una buena idea despertar a la mascota por miedo a que la esté pasando mal, ya que podría asustarse y morderte. Lo que hay que hacer en esos casos es simplemente tomarlo con calma y esperar a que se le pase, pero nunca despertarlo, y menos de golpe.

gatos destructores
un tip para salvar tus muebles 
Es al vicio retarlos. Los gatos necesitan afilarse las uñas y se la agarran con tus muebles. Una forma de evitarlo es envolver el mueble con cinta de embalar puesta al revés, de manera que se les peguen las patas al intentar rasguñarlo. 
 
quienes duermen con perros, lo hacen mejor
Según un estudio realizado por la Mayo Clinic Center for Sleep Medicine de Arizona, Estados Unidos, compartir la cama con mascotas es una manera efectiva y saludable de conciliar el sueño y descansar mejor. El experimento contó con 150 participantes, de los cuales un 49% eran dueños de mascotas. Sólo un 20% de los encuestados aseguró que el hecho de compartir la cama con animales les interrumpía el sueño por los gemidos, ronquidos o cualquier tipo de movimiento de sus perros o sus gatos. Pero más del 50% reveló tener un descanso más placentero con sus mascotas en la cama o en la habitación. Según el estudio, la presencia de los animales en el mismo espacio del descanso genera mayor seguridad y comodidad, lo que permite que los dueños se duerman más rápido y que el descanso sea de más calidad.

> Gatos destructores
un tip para salvar tus muebles 
Es al vicio retarlos. Los gatos necesitan afilarse las uñas y se la agarran con tus muebles. Una forma de evitarlo es envolver el mueble con cinta de embalar puesta al revés, de manera que se les peguen las patas al intentar rasguñarlo.

> Quienes duermen con perros, lo hacen mejor
Según un estudio realizado por la Mayo Clinic Center for Sleep Medicine de Arizona, Estados Unidos, compartir la cama con mascotas es una manera efectiva y saludable de conciliar el sueño y descansar mejor. El experimento contó con 150 participantes, de los cuales un 49% eran dueños de mascotas. Sólo un 20% de los encuestados aseguró que el hecho de compartir la cama con animales les interrumpía el sueño por los gemidos, ronquidos o cualquier tipo de movimiento de sus perros o sus gatos. Pero más del 50% reveló tener un descanso más placentero con sus mascotas en la cama o en la habitación. Según el estudio, la presencia de los animales en el mismo espacio del descanso genera mayor seguridad y comodidad, lo que permite que los dueños se duerman más rápido y que el descanso sea de más calidad.

Comentarios