La pizarra de la política

28 Ago 2017

Un funcionario alfarista criticó a un concejal por no difundir sus bienes

Enrique Romero, subdirector de Tránsito de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán, salió al cruce del concejal Dante Loza, afín a la Casa de Gobierno, por haber desestimado la difusión de su declaración jurada, como impulsan dirigentes de Cambiemos. “Loza, émulo de la ‘araña mota’, no quiere decir cómo hizo la tela. Después de 12 años de tener la lengua del color de las medias de (José) Alperovich, ahora cree que no tiene que rendir cuentas de sus bienes a los vecinos que lo votaron. A menos que tenga cosas que esconder, Loza carga con la obligación moral de publicar su patrimonio, como lo hizo Germán Alfaro”, señaló el funcionario capitalino. Y añadió: “parece que le cuesta explicar si su patrimonio lo hizo siendo proveedor del Estado con su imprenta; si fue con la dieta de legislador o con los gastos sociales; o si tal vez Ciccone le imprimió Bocade en 2003, que luego cambió con Alperovich en el banco cuando se retiró la cuasi moneda”. Loza, presidente del bloque Tucumán Crece del Concejo, aseguró que los ediles de su espacio presentaron “la situación patrimonial al momento de la asunción en 2015”, como establece el reglamento interno del cuerpo vecinal.

El FIT rechazó la idea de la polarización de cara a la elección de octubre

Ariel Osatinsky y Raquel Grassino, candidatos a la Cámara Baja por el Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT), cuestionaron la estrategia de campaña de la lista que encabezan José Cano y Beatriz Ávila. “Desde Cambiemos han anunciado que distintos funcionarios, partiendo del propio presidente Mauricio Macri, hasta la gobernadora de la provincia de Buenos Aires, vendrían a Tucumán en son de campaña electoral. Cano sostuvo que su política hacia octubre apuntaba a polarizar el escenario entre dos modelos, el que representa el PJ y el de Cambiemos. Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda decimos que esta polarización apunta a instalar una cortina de humo que oculte el agravamiento de la crisis social y la multiplicación de los delitos y crímenes impunes”, analizó Osatinsky. Y consideró que se busca “arrastrar al electorado detrás de dos alternativas que defienden los intereses de las grandes corporaciones”. “Están reclamando ir más a fondo con el ajuste contra la educación y salud pública, mayores impuestos sobre los salarios y una reforma laboral que haga tabla rasa con los convenios colectivos de trabajo y todas las conquistas”, aseveró Osatinsky.

Comentarios