El segmento de los utilitarios compactos crece en la Argentina

Visión optimista de los empresarios de Ford.

27 Ago 2017
1

BUENOS AIRES.- El segmento de los SUV compactos (sport utility vehicle, por sus siglas en inglés) mantiene una tendencia creciente en la argentina y el mundo, y en el mediano plazo podría desplazar del segundo lugar a los autos pequeños con baúl. Así lo estimaron desde la empresa Ford, durante el lanzamiento de la Nueva Ecosport que se realizó ayer en Mar del Plata. “Es un segmento que ha crecido sin parar en los últimos años, no sólo acá, sino en todo el mundo; se está acercando al 12% del total del parque automotor argentino”, aseguró Fabricio Marchesano, gerente de Producto de Ford.

Según el especialista, “con la llegada de nuevos competidores al mercado argentino, puede llegar a crecer en el mediano plazo entre el 30% y 50%, lo que pondría al segmento en el segundo lugar, sólo superado por el de los autos chicos, y por delante del de autos chicos con baúl”.

Competitividad

Por su parte, Carlos Galmarini, director de Asuntos Gubernamentales y Comunicaciones de Ford ,aseguró que en los últimos dos años hubo muchas cosas que han mejorado y han ayudado a mejorar la competitividad, aunque reconoció que aún falta un camino largo por recorrer. “En el caso de la industria automotriz, todos los actores de la cadena tienen un plan común que es el ‘Plan un millón’ (de autos), y trabajan todos juntos en la mesa de trabajo para encontrar soluciones”, sentenció.

Asimismo, destacó el “muy buen momento” que vive el sector en el mercado local con respecto a ventas. “Va a ser un segundo año de crecimiento fuerte, de alrededor de 25%, con unos 870.000 autos vendidos este año”, dijo. Y continuó: “mes a mes nos sigue sorprendiendo el ritmo de ventas, la demanda en la Argentina está muy sostenida”.

Según la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), el patentamiento de vehículos mantuvo en julio su tendencia positiva con un incremento de 22,6% en relación con igual mes de 2016, y acumuló un crecimiento de 32,2% en los primeros siete meses del año respecto del mismo lapso del año anterior.

No obstante, Galmarini admitió que diferente es el tema de la producción: “es un desafío; la industria automotriz argentina tiene un perfil exportador, su razón de ser es exportar; y nuestro principal mercado, Brasil, ha pasado de vender 3,6 millones de autos a 2,1 millones y eso tiene un impacto muy fuerte en la producción. La buena noticia es que parecería que encontró un piso y que de a poco Brasil se empieza a recuperar, eso da una cierta previsibilidad de la que la caída se detuvo”, enfatizó, aunque lamentó que la región (el Mercosur) mantiene una capacidad ociosa instalada de 50%.

Los números

La producción nacional de vehículos se incrementó 1,2% interanual en julio, mientras que las exportaciones crecieron 12,2% en el mismo período, según la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa).

Para el ejecutivo de Ford, el problema principal es la competitividad: “si queremos fabricar más autos en la Argentina necesitamos ser más competitivos y tener más acuerdos comerciales con otros países para poder exportar más vehículos”. (Télam)

Comentarios