Los vientos y el clima cálido invernal ayudaron a la dispersión de la plaga

Karnatz plantea que debe desplegarse un trabajo único Gobierno-agricultor.

26 Ago 2017

Juan Pablo Karnatz, prosecretario de CRA (Confederaciones Rurales Argentinas) y referente de la Federación de Asociaciones Agropecuarias Santiagueñas (FAAS) analizó para LA GACETA Rural como visualiza la presencia de langostas en los campos hoy afectos en la Argentina.

- ¿Cuál es la situación?

- Está desordenada para mi gusto y entender. Por eso es que se convocó una reunión urgente del Comité de Emergencia Nacional con la presencia del Senasa y de los ministros de las provincias involucradas en esta problemática, además de los productores. Hay que aceitar los mecanismos y las estrategias de trabajo, porque la langosta no reconoce las fronteras.

Así es como entraron las mangas desde Bolivia y Paraguay. Además, está demostrado que esta plaga se adapta a cualquier clima, por eso hay que pulir las estrategias.

Todas estas mangas que volaron ya copularon; entonces, van a oviponer enseguida, a corto plazo, y esto sucederá en toda la zona “invadida”. Estimo que las mangas se mueven por una superficie estimada de 17 millones de hectáreas, más o menos.

Entonces, no cabe otra cosa que un trabajo integrado, sino todo será muy complicado y difícil de superar.

- ¿Qué dicen los científicos?

- Los expertos opinan que en 20 o 25 días se producirá la explosión de esas ninfas, entonces los problemas aumentarán muy mucho. Estiman que hay una generación 1,5 veces más de lo normal (un 50% mayor). Por eso, la perspectiva a futuro la veo muy complicada.

- ¿Se cuantifican los daños?

- Hasta hora es casi imposible tener una evaluación-resumen del paso de las mangas de langostas. En Pozo Hondo (Santiago del Estero) había trigo, y hacia allí fueron la semana pasada. Pero hoy las langostas son de un tamaño chico, además de que comen solo lo necesario.

- ¿Hay recursos humanos, técnicos y financieros suficientes?

- Al Gobierno Nacional se le pidió que aporte más fondos.

Entiendo que se asignó $ 1 millón más por mes, para que puedan trabajar intensamente los 14 equipos de técnicos capacitados con sus vehículos. También se pagaron viáticos que estaban atrasados. Todo esto se está haciendo.

Existen recursos extras planteados y mucho compromiso para trabajar.

Ahora hay que prepararse para cuando nazcan, y allí atacarlas con fuerza.

Como dato puedo mencionar que el año pasado hubo una importante oviposición; y después, al visitar el lugar donde dejaron esos huevos comprobamos que sólo el 20% fructificó, o sea que hubo un menor impacto al estimado, pero esto no siempre se cumple. Hay que trabajar mucho.

Comentarios