La Ciudadela se renueva día a día

Las obras no cesan de cara a la nueva temporada

25 Ago 2017
1

UNA MESA DE BILLAR. Los encargados de cuidar el campo de juego de La Ciudadela realizaron un trabajo espléndido durante el parate. El domingo, el terreno lucirá una cara que hace mucho tiempo no se veía. foto de Daniel Galina

Todavía faltan 23 días para que San Martín reciba a Ferro por la primera fecha del torneo de Primera B Nacional. Pero en La Ciudadela trabajan a destajo procurando que para ese día todo esté en condiciones.

Mientras el remozado plantel trabaja a sol y a sombra en la pretemporada en Perico, apuntalando el sueño del ascenso, la dirigencia quiere brindarle comodidades a sus hinchas. Por eso, las obras no se detienen ni un segundo.

Uno de los principales problemas que Diego Cagna y compañía habían recalcado en más de una ocasión, era el mal estado en el que se encontraba el terreno de juego. Y ese fue un tema prioritario para la nueva dirigencia.

Primero contrataron a la empresa Greenkeeper, la que se encargó de hacer un relevamiento del terreno, diagnosticó el inconveniente y sugirió los pasos a seguir. El club contrató maquinarias específicas y el resto del trabajo fue obra de Rubén Bulacio, Oscar Aráoz e Iván Valenzuela, los cancheros “santos”.

“Ellos son los principales artífices de que se llegue a este resultado. Si hoy el campo de juego luce como hace muchísimo tiempo no estaba, y quizás hasta como nunca antes había estado, es gracias al trabajo de nuestros cancheros. Ellos trabajan día a día para dejar el campo en condiciones”, dijo en diálogo con LG Deportiva, el vicepresidente Daniel Galina.

Pero eso no es todo. La Ciudadela sigue cambiando su cara y aggiornándose de cara a la nueva temporada. Mientras esperan que la empresa contratada para reparar el problema de la tribuna que da a calle Pellegrini termine con la construcción de los 85 escalones que deben reemplazarse, las obras en los diferentes sectores del estadio no se detienen. “Estamos terminando los cerramientos de los nuevos palcos y el contrapiso y los revoques en todo el estadio. Queremos que el hincha se sienta cómodo y pueda disfrutar de un estadio modernizado”, agregó.

Los hierros parecen ser historia en Bolívar y Pellegrini. La directiva decidió cambiar las rejas que dividían a los diferentes sectores de platea por paños de vidrios templados. “Lo hicimos para mejorar la estética. Además, el codo de Matienzo y Rondeau quedará delimitado para la tribuna ‘oficial’ o socios sin butaca. También se están terminando de colocar las butacas en la platea sur alta y de instalar de manera definitiva el nuevo sistema de audio”, explicó Galina, antes de ahondar en dos obras que se vienen. “Vamos a comenzar con la construcción de una nueva escalera para las plateas altas (en la esquina de Matienzo y Bolívar) para hacer más fluido el ingreso y la salida de nuestros hinchas. Además, mañana (por hoy) vendrá una empresa a hacer un relevamiento del sistema de iluminación. Casi con seguridad se van a cambiar casi todas las luminarias para mejorar el sistema lumínico del estadio”, sentenció Galina.

En San Martín quieren que todo esté 10 puntos para comenzar una temporada, en el que piensan pisar fuerte en todos los sentidos.

PUNTO DE VISTA

No hay lugar para excusas

Bruno Farano - LG Deportiva

La directiva dio en la tecla. Le dio con el gusto a Diego Cagna, armando un plantel de jerarquía y dejando el campo en óptimas condiciones de cara a un torneo en el que el ascenso es casi una obligación.

El trabajo que realizaron los cancheros es sencillamente espectacular. Al caminar por el terreno se puede observar que no sólo no hay imperfecciones, sino también que el césped parece una alfombra.

Ahora sólo queda que los protagonistas desplieguen buen fútbol; con todo esto no hay lugar para excusas.

Comentarios