Todo está monitoreado con GPS en San Martín

El cuerpo técnico “santo” tuvo un informe pormenorizado de la actividad física de los jugadores.

24 Ago 2017
1

ALUMNO APLICADO. Gonzalo Rodríguez -derecha- que luce el cardio tacómetro fue uno de los jugadores que mejor rendimiento durante la pretemporada. la gaceta / foto de FRANCO VERA

En los últimos años, la tecnología se incorporó en forma masiva en las diferentes estructuras deportivas para optimizar el rendimiento físico de atletas y jugadores. El fútbol no es la excepción y eso se pudo comprobar durante la pretemporada que el plantel profesional de San Martín realizó en el predio del Hotel Los Arcos, en la ciudad de Perico (Jujuy). Desde el primer día, el cuerpo técnico que encabeza Diego Cagna utilizó un novedoso método para supervisar detenidamente el rendimiento de los integrantes del plantel durante las actividades precompetitivas.

En este caso se usaron GPS que llevan los cardio tacómetros (traje elástico de rendimiento de rastreo conectado vía inalámbrica con un receptor que captura los datos dentro de un ordenador), que se coloca a cada uno de los jugadores durante la actividad diaria.

“Esto es algo que desde hace tiempo se viene implementando en todos los deportes. Por la relevancia de los datos que brinda en el día a día es clave para establecer las pautas de trabajo a desarrollar de manera individual con cada futbolista”, explicó el profesor Diego Riberi. El preparador físico recordó que los GPS ya fueron utilizado en la temporada pasada, tanto en los entrenamientos como en los partidos de la “B” Nacional. “Es una herramienta indispensable en la planificación de las tareas diarias y a largo plazo”, agregó el encargado de la parte física de los “albirrojos” junto con Ezequiel Brito.

Uso diario

“Al término de cada una de las secciones diarias retiramos los GPS y los ubicamos en la computadora. Allí se almacenan los datos que, al final de cada jornada, lo analizamos para ir controlando los rendimientos individuales de los muchachos. Cada jugador tuvo asignado un GPS y lo usó durante toda la pretemporada”, expresó el responsable físico del “Santo”.

La mayoría de los cuerpos técnicos que participan en la alta competencia tienen como norma que antes de los entrenamientos y una vez finalizada la sesión cada jugador se examine el color de su orina. En base a los resultados se sacan conclusiones para determinar donde deben ajustar la preparación.

Comentarios