Vaticinan una baja de los costos de la electricidad

Se observa una reconversión tecnológica

24 Ago 2017

BUENOS AIRES.- El subsecretario de Energías Renovables, Sebastián Kind, y el presidente de la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina (Adeera), Horacio Nadra, coincidieron ayer en que el sector tendrá fuertes cambios en los próximos años incluyendo la reducción de costos, y señalaron los desafíos que sobrevendrán a partir de las modificaciones regulatorias y la introducción de nuevas tecnologías.

Al hablar durante el seminario “Planeamiento para la Inserción de Redes inteligentes en la Argentina”, Kind anticipó que los proyectos de energías renovables traerán consigo una importante disminución de la estructura de costos, además de la diversificación en la matriz generadora. “En energía solar, más que en la eólica, la caída de precio de los módulos fotovoltáicos fue del 90% en pocos años y hoy llegan a un nivel hasta hace poco impensable, de 30 centavos de dólar por vatio de potencia”, puntualizó Kind.

Esa tendencia, agregó, hace que muchos planes y desarrollos de hace seis meses “ya son viejos”, porque los precios “están cayendo tremendamente”.

Cambio instantáneo

Para el subsecretario Kind, con las redes inteligentes la distribución convencional tendrá que ser adaptada y habrá que debatir hacia dónde van los sistemas; más aún a medida que se desarrollan los dispositivos de almacenamiento (baterías). “El cambio será instantáneo y puede pasar muy pronto, lo cual va a modificar el modelo de distribución”, sostuvo.

Kind rechazó, por otra parte, que la puesta en marcha de la generación distribuida -luego de la aprobación del proyecto que se trata en el Congreso- vaya a contemplar la instalación de dos medidores en los domicilios, a fin de calcular el excedente de electricidad que pequeños generadores vuelquen a la red.

Nadra, por su parte, favoreció esa alternativa, sustentada en “sistemas de medición inteligentes que reemplacen a los actuales y permitan instrumentar los incentivos y las regulaciones en la práctica”.

El directivo de Adeera y de la Empresa Distribuidora de Electricidad de Tucumán (EDET) admitió que el rol de la actividad se va a modificar y consideró: “el sistema requiere una puesta a punto e inversiones importantes, sustentadas en la normalización, la puesta en funcionamiento de los marcos regulatorios y la revisión tarifaria integral, que reconoce los verdaderos costos del servicio”.

En este sentido, Nadra destacó que ya hay un conjunto de proyectos piloto de redes inteligentes que involucran a las provincias de Tucumán, Mendoza, Santa Fe, Neuquén y Salta, lo cual implica una reconversión tecnológica, de procesos y capacitación de técnicos y profesionales.

“El modelo de prestación requiere regulaciones a la altura de las circunstancias y definir nuevos servicios, con lo que habrá que disgregar lo que hay dentro de la tarifa eléctrica, y más cuando las baterías funcionen y los usuarios se desconecten de la red”, anticipó Nadra. Aclaró, por otra parte, que la generación distribuida sólo se puede hacer con las redes de distribución actuales, que se sustentan con un tercio de las facturas que pagan los usuarios: eso incluye la operación y el mantenimiento, y requiere un proceso regulatorio coherente sobre cómo se van a repartir los costos.

“La generación distribuida va a reemplazar las centrales generadoras menos eficientes, pero alguien tiene que sostener la red y hay que pasar a un sistema tarifario nuevo”, finalizó. (Télam)

En Esta Nota

EDET
Comentarios