Notificaron a Etchecolatz su expulsión de la Policía y firmó como “prisionero de guerra” - LA GACETA Tucumán

Notificaron a Etchecolatz su expulsión de la Policía y firmó como “prisionero de guerra”

22 Ago 2017
1

BUENOS AIRES.- El Ministerio de Seguridad bonaerense, a través de la Auditoría General de Asuntos Internos, exoneró a 12 efectivos de la Policía Bonaerense, entre ellos al comisario general Miguel Etchecolatz, condenado a reclusión perpetua por delitos de lesa humanidad cometidos entre 1976 y 1983.

Mano derecha de Ramón Camps y jefe de la Policía Bonaerense durante la última dictadura, Etchecolatz purga seis condenas por crímenes de lesa humanidad (la primera de ellas fue dictada en 1986, hace ya 31 años), y sigue siendo investigado en otros procesos judiciales.

La decisión de excluirlo definitivamente de la Policía Bonaerense fue informada ayer por el Ministerio de Seguridad a través de un comunicado de prensa en el que se indicó que, “a pesar de haber sido condenados por cometer delitos de lesa humanidad”, los 12 represores “todavía pertenecían a la fuerza, ya que figuraban como retirados y conservaban sus condiciones como policías”.

Fuentes de esa cartera precisaron que, al notificarse de su exoneración, Etchecolatz firmó y debajo escribió “prisionero de guerra”.

Además de Etchecolatz, fueron expulsados de la fuerza Carlos García, ex comisario general; Horacio Elizardo Luján, ex comisario mayor; Bernabé Jesús Corrales, ex comisario mayor; Fernando Svedas, ex comisario mayor; Miguel Gerónimo Kearney, ex comisario inspector; Raúl Orlando Machuca, ex comisario inspector; Sergio Arturo Verduri, ex comisario inspector; Pedro Antonio Ferriole, ex comisario inspector; Mario Víctor Nicodemo Sita, ex suboficial mayor; Luis Vicente Patrault, ex suboficial principal; y Santiago Antonini, ex suboficial principal.

“Es importante está resolución debido a que no podíamos dejar a estas personas con estado policial. Era una falta de respeto a la democracia y un mal ejemplo para la fuerza”, aseveró el ministro de Seguridad de la provincia, Cristian Ritondo.

El secretario de Derechos Humanos bonaerense, Santiago Cantón, celebró la medida y destacó que “el hecho de que hayan pasado más de 30 años para exonerar a Etchecolatz, uno de los peores símbolos de la dictadura, es la evidencia de lo mucho que falta por hacer”. (Télam)

Comentarios