Insólito: a lo Palermo, se rompió los ligamentos en el festejo de un gol

El delantero de Hamburgo estará afuera de las canchas durante al menos siete meses. Video.

21 Ago 2017

HAMBURGO, Alemania.- El delantero del Hamburgo Nicolai Müller se rompió los ligamentos de la rodilla al festejar con unas piruetas el gol que marcó el sábado en la Liga alemana, según informó hoy su propio club.

Hamburgo comunicó que Müller sufrió una grave lesión como consecuencia de la celebración del gol de la victoria de 1-0 sobre al Augsburgo y estará de baja siete meses.

"Noticia terrible: Nicolai Müller se rompió el ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha y estará fuera unos siete meses", reza un comunicado difundido por el club, que agrega que el futbolista deberá someterse a una operación.

Müller, de 29 años, fue uno de los mejores jugadores en la temporada pasada, que vio al Hamburgo apenas alejarse de la zona de descenso en el último tramo. El jugador recibió una oferta para prorrogar su contrato vigente hasta 2018 pero la rechazó.

"El diagnóstico es un gran shock para nosotros", señaló a DPA el director deportivo del club, Jens Todt. "Es un gran revés para esta temporada y absolutamente duro para Nicolai".

Müller remató de cerca un centro en el minuto ocho del choque con el visitante Augsburgo en la primera fecha de la Bundesliga y festejó con tres saltos en el aire antes de llevarse puesto el banderín del córner. En uno de los giros, sin embargo, cayó mal. Intentó jugar unos minutos pero tuvo que ser sustituido y trasladado al hospital.

"La rodilla se te puede romper en esta superficie si haces este tipo de cosas. Eso es algo que se sabe y que acabó ocurriendo. Es sencillamente de tontos", criticó en la televisora Sky el ex internacional germano Dietmar Hamann.

"Y es malo para el club, que ahora quizás tenga que fichar a alguien más".

La victoria supuso un espaldarazo para el Hamburgo, que venía de caer en la primera ronda de la Copa Alemana ante un rival de tercera categoría, pero plantea un nuevo reto para el club al perder a uno de sus principales atacantes.

En noviembre de 2001, el argentino Martín Palermo sufrió una doble fractura de tibia y peroné de una manera insólita. Luego de anotar un gol, fue a festejarlo a la tribuna con los hinchas de Villarreal, que se amontonaron para abrazarlo. Esa avalancha hizo que se derrumbara el muro de contención y se cayera sobre la pierna izquierda del "Loco", que demoró más de seis meses para regresar a las canchas. 

Comentarios