El roller derby empalma el show con el deporte

Ya son cinco los equipos en Tucumán

21 Ago 2017
2

MUCHAS REGLAS. Uno de los siete árbitros controla el juego entre Mortal Kollas (Jujuy) y Santas’ Hell (Santa Fe). la gaceta / fotos de inés quinteros orio

EL TORNEO CONTINÚA HOY

• Podés ir a ver los partidos hoy, desde el mediodía, en el club Tucumán Central (La Plata 969).

Cuando comenzaron, allá por 2011, andaban pescando gente, muy de a poco, para que se pusieran los patines y se animaran al roller derby. Es un deporte poco convencional, al menos acá en Argentina, de mucho contacto y también de mucho show: los partidos son ahora eventos deportivos, pero en sus inicios, en Estados Unidos, fueron más espectáculos que otra cosa. Y quizás de ahí quedó grabada la tradición de que tanto los jugadores como los equipos tengan nombres que llaman la atención y que siempre provocan un guiño.

Si en aquel principio en Tucumán eran un puñado de jugadores, en su mayoría mujeres, hoy hay cinco equipos, dos femeninos (Centellas y Tucumán Roller Derby) y tres masculinos (Rayo Naranja, Independencia y Plaza). Entre ayer y hoy está jugando un torneo, bautizado “Derby ácido”, organizado por los locales Rayos y Centellas.

“El deporte todavía tiene mucho de show, es parte de la estética. Por eso vas a ver chicas que todavía juegan con medias negras, con algún accesorio como los pompones de las Mortal Kollas (equipo de Jujuy) y los nombres también, son graciosos. Mucha gente se acerca atraída por ese perfil, por la onda del deporte, pero estamos intentando que sea algo más serio, más profesional, no solo como un hobby”, señala Silvana Córdoba, capitana de Centellas.

De qué se trata

El juego consiste en una carrera que se corre en una pista oval, sobre patines. El “jammer” de cada uno de los dos equipos que juegan por partido debe sortear a las defensas del oponente (cuatro por equipo) y así sumar puntos. Cada “jam” dura dos minutos, tiempo en el que hay que sumar la mayor cantidad de puntos posible, dando vueltas constantemente a la pista. Es un deporte de contacto, con muchísimas reglas, por lo que cada partido cuenta con siete árbitros.

“Lo mejor de todo es que se puede sumar todo el mundo. Hay mucha gente que nunca hizo deportes en su vida y que se enganchó con el derby. Es para todo tipo de cuerpos, con o sin experiencia en patinaje, de hecho vienen chicas y chicos que nunca patinaron, y también para todas las edades”, dice Córdoba, siempre buscando que se se acoplen interesados en esta disciplina amateur entre los amateurs, al menos por ahora en Argentina.

Comentarios