Todo indica que Ayelén fue víctima de un homicidio en ocasión de robo

Los investigadores recorrieron el parque y recogieron testimonios.

20 Ago 2017
1

LA GACETA / FOTO DE JORGE OLMOS SGROSSO

Todos los indicios conducen a una misma hipótesis: que Ayelén Gómez, la mujer trans asesinada en el parque 9 de Julio, fue víctima de dos asaltantes que buscaban dinero para saciar sus adicciones.

Durante la madrugada de ayer, policías de la división Homicidios, a cargo de los comisarios Hugo Cabeza y Daniel Cuellar, recorrieron el parque 9 de Julio. A los investigadores les interesaba observar los movimientos de la noche en esa zona de la ciudad y recolectar la mayor cantidad de testimonios posibles para volcarlos a la causa.

Fuentes del caso contaron a LA GACETA que los uniformados consiguieron hablar con varias personas y que todas las declaraciones recogidas conducen a la misma hipótesis que vienen reforzando desde hace varios días y que apunta a un homicidio en ocasión de robo. Se sospecha que Ayelén fue atacada por dos asaltantes, quienes vivirían en la zona y tendrían serios problemas de adicción. Se trataría de delincuentes que, cuando no tienen la oportunidad de robar algún celular o arrebatar una cartera, se introducen en el parque para atacar a las chicas trans en situación de prostitución.

La pista coincide con las declaraciones vertidas por Marcela, una amiga de Ayelén que trabajaba con ella y que habló con este diario el jueves, cuando se realizó la marcha en reclamo de justicia.

“A ella la mataron hombres, hombres que viven adentro del parque porque no tienen dónde vivir, y se drogan, usan paco. Existe una mafia a la vuelta del parque y tenemos terror por todo esto”, dijo Marcela, atemorizada.

El cuerpo de Ayelén fue encontrado el sábado 12 de agosto al mediodía, debajo de las tribunas del club Lawn Tennis. De acuerdo a los resultados de la autopsia, murió asfixiada. La víctima tenía un puñado de tierra y pasto dentro de la boca, además de varios golpes en el cuerpo.

Comentarios