La “grieta” llegó a las PASO, el sistema electoral que suma defensores y detractores por igual

20 Ago 2017
1

URNAS TUCUMANAS. Son más de 3.600 las cajas que albergan los votos de los tucumanos, que tuvieron una alta participación en los comicios del domingo. la gaceta / FOTO DE DIEGO ARAOZ

“Ley de democratización de la representación política, la transparencia y la equidad social”. Ese es el nombre formal de la norma que, en 2009, creó el sistema de Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). Ocho años después, ya se celebraron en cuatro oportunidades en el país (2011, 2013, 2015 y 2017). Tan cuestionadó como ponderado desde que fue gestado por el Gobierno kirchnerista, el sistema electoral cuenta con características inéditas en el mundo.

Si bien a lo largo de los años la tendencia de participación de los partidos -y a la competencia- y de candidatos es en baja, el electorado sigue participando con niveles casi iguales a los de los comicios generales. También han propiciado la conformación de alianzas como estrategia, como el Frente de Izquierda, y ha influido en el elector, que usa la información generada en las Primarias para reorientar o ratificar luego su voto.

El principal detractor de las Primarias es el Gobierno nacional. Diversas voces han cuestionado el gasto y el desgaste que implica.

De hecho, la Casa Rosada intentó modificar el sistema e irá por más. En octubre de 2016, el Congreso Nacional dio media sanción a la reforma electoral, pero dejó afuera de los cambios a las PASO.

La Cámara Baja avaló el sistema de boleta electrónica e instauró la paridad de género (50% y 50%), pero dio marcha atrás en restricciones para las internas. El proyecto original buscaba limitar al votante a optar solo por un frente en las Primarias, pero no consiguió apoyo suficiente. Así los electores podrán seguir combinando candidatos de diferentes alianzas en diversas categorías. Cambiemos ya anunció que después de octubre pondrá nuevamente en agenda la discusión del sistema con la idea de sacarlo de vigencia.

1 Por qué sí

Reverdece los partidos

La debilidad de las estructuras partidarias es uno de los problemas del sistema electoral del que dan cuenta dirigentes y especialistas. Las PASO tenían la intención original de alimentar la vida interna y democrática de las agrupaciones políticas, para reverdecerlas. Sucede que la existencia de esta instancia obligatoria alienta tanto el crecimiento de lineas internas como el debate entre dirigentes del mismo espacio.      

2 Pro alianzas 


El piso de votos que se exige a los partidos (1,5% de votos válidos del padrón) para superar las Primarias genera que partidos más pequeños tiendan a agruparse y a conciliar para lograr superar el “filtro”. La estrategia generó también que agrupaciones de las más numerosas recurran a esa estrategia.  

3 Oferta más ordenada 

El escalón previo deriva en que los espacios con menos avales queden en el camino y que los de mayor representatividad integren la oferta electoral definitiva. El 13, de las 207 alianzas que participaron en el país, 60 no superaron la instancia. En Tucumán, quedaron descartadas tres de las cuatro opciones. En los cuartos oscuros pasará de haber 15 boletas a cuatro (las que no alcanzaron los votos y ocho de las líneas del PJ). 

El hecho de que las PASO funcionen como una gran encuesta o una especie de “balotaje” virtual, permite al elector confirmar o redefinir su voto. Sobre todo, a quienes, por ejemplo, votaron en blanco. Esta función, de acuerdo con los especialistas, se notó en que los resultados de las generales a veces no son idénticos a los de las Primarias.

5 La mayoría, a las urnas

Las cuatro PASO que se celebraron en el país hasta ahora, en general, tuvieron casi el mismo nivel de participación que las elecciones generales. En el caso de los comicios de hace una semana, pese a no incluir cargos ejecutivos, hubo una participación superior al 70% del padrón de ciudadanos. En Tucumán, votó casi el 80% de los vecinos habilitados y se revirtió la tendencia en baja que se registraba.  

1 Por qué no 

“Intromisión”

Los principales detractores del sistema de Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias consideran que implica una intromisión del estado a la vida interna de los partidos políticos. Sucede que el sistema vigente habilita a que electores independientes que no están afiliados a una fuerza política puedan decidir sobre las candidaturas y la conformación de las listas de postulantes que participarán luego en las generales. Antes eso se dirimía en internas cerradas. 

2 Alto costo

La Nación destinó $ 2.800 millones para el despliegue del domingo pasado. Entre ambas elecciones, el Estado invertirá $ 5.100 millones. Tanto desde el Gobierno como desde diversos sectores se cuestionó que se gaste esa suma cuando no implicó demasiadas definiciones. El desgaste económico es también para las fuerzas.

3 “Proscriptivas” 

Los partidos minoritarios acusan a las PASO de ser un “filtro” real sólo para las fuerzas más pequeñas. Consideran que impide que las estructuras más austeras puedan participar de las elecciones generales. La ley de creación de las internas establece que las fuerzas deben superar el piso del 1,5% de los votantes válidos para pasar a la siguiente instancia. En Tucumán, quedaron en el camino tres de las siete fuerzas participantes.  

4 Poca competencia

La tendencia de participación de partidos y de listas en las Primarias viene en baja. El domingo, sólo en el 20% de las fuerzas hubo competencia, de acuerdo con el sitio Chequeado.com. En Tucumán sólo hubo internas en una de las siete fuerzas participantes. En el Frente Justicialista participaron nueve nóminas.  

5 Son “eludibles”

Las agrupaciones que quieren evitar la competencia optan por saltear las PASO formando partidos. Es la estrategia que usó la ex presidenta Cristina Fernández, que participó por Unidad Ciudadana, para evitar la interna en el PJ con su ex ministro, Florencio Randazzo. También lo hizo Martín Lousteau, con Evolución, cuando Cambiemos evitó que enfrentara a Elisa Carrió por una diputación por la Ciudad de Buenos Aires.  

Comentarios