Lucchetti y su lucha contra la diabetes: "me pongo insulina entre cuatro y cinco veces por día"

El arquero de Atlético contó que tuvo hipoglucemia durante un partido de la Copa Libertadores.

19 Ago 2017
1

ÍDOLO. Con sus actuaciones, Lucchetti se convirtió en uno de los jugadores más queridos por los hinchas. ARCHIVO

"No hablé nunca del tema porque para mí no implica nada especial en mi carrera, no me victimiza ni nada parecido", fueron las palabras del arquero de Atlético, Cristian Lucchetti, al hablar de la diabetes, enfermedad que padece desde hace 14 años.

En una extensa entrevista publicada por el diario Página 12, el hombre más experimentado del plantel conducido por Ricardo Zielinski contó cómo se enteró que tenía diabetes: "(fue) a los 25 años. Me había desgarrado en un partido de Banfield contra Estudiantes por la Copa Sudamericana y tardaba más de lo normal en recuperarme porque el dolor no se iba. A eso se agregó que durante dos o tres días empecé a tener la necesidad de hacer pis muy seguido, algo que jamás me había sucedido. Entonces le pregunté al médico qué podía ser y me mandó a hacer unos estudios. Ahí los análisis de sangre en el laboratorio dieron la glucemia en valores altos y me enteré al poco tiempo que tenía diabetes".

"Es una enfermedad con la que tenés que tener muchas precauciones, y sobre todo mucha conciencia de lo que implica. Hay que tomarse un tiempito para controlarse y poder seguir adelante con lo que estés haciendo. Yo enseguida me habitué a ser muy ordenado"

"Lo primero fue el miedo lógico de saber que tenés una enfermedad, con la que encima vas a tener que convivir siempre. También se agregaba el hecho de tener que ponerme insulina sin saber qué efecto podía tener en mi cuerpo. Fue difícil jugar los primeros partidos sabiendo que era diabético, por el miedo a no saber cómo podía reaccionar mi organismo", agregó el "Laucha".


Alguna vez alguien dijo que el ex Banfield no veía bien de noche. Ese rumor se instaló y se quedó en el mundo del fútbol. Sin embargo, el propio jugador se encargó de desmentirlo: "es imposible detenerse en esas cuestiones y ponerte a explicarle a todo el mundo que es mentira. De todas maneras, que periodistas reconocidos, a los que escucha mucha gente, digan algo así te duele, te molesta. Pero la realidad es que jugamos más partidos de noche que de día. No le tengo que demostrar nada a nadie". 

Los controles

Uno de los capitanes del "Decano" reveló las medidas que debe tomar contra la enfermedad: "el primer control lo hago al despertarme, después antes de almorzar, cuando me despierto de la siesta, previo a la cena y antes de irme a dormir. Son cinco o seis veces por día seguro, y me pongo insulina entre cuatro y cinco veces por día. A veces uso una que tiene efecto más rápido pero menos duradero y, otras, una más duradera pero que demora en activarse".

"Hay una ley nacional de diabetes que no siempre se cumple. Teniendo un sistema de medicina privado a mí durante mucho tiempo sólo me querían cubrir el 70 por ciento de la insulina y los reactivos. Son cosas caras y hay gente a la que le cuesta mucho acceder"

"Me mido los valores antes del partido, en el entretiempo y cuando termina. Lo ideal es tener la glucemia en valores cercanos a 100, pero yo no puedo jugar un partido con menos de 200 o 250 por las alteraciones que se producen con la exigencia física y la adrenalina de la competencia. Necesito esos valores a la hora de jugar, que no son los ideales en una persona normal, para no tener un episodio de hipoglucemia y desvanecerme en el medio de un partido", precisó.

Susto en la Copa

Lucchetti contó que nunca tuvo que padecer la diabetes en un campo de juego hasta hace unos meses, en una de las presentaciones internacionales de Atlético. "Me pasó en uno de los partidos con Peñarol por la Copa Libertadores. Antes no me había sucedido nunca. Me empecé a sentir mal y me di cuenta que estaba con hipoglucemia, entonces enseguida lo llamé al médico y con una bebida y unos caramelos me pude estabilizar bien", relató.

Comentarios