Uno por uno: los aspectos a tener en cuenta para correr el Trasmontaña en Tucumán

Los detalles técnicos, físicos y psicológicos son clave para participar de la competencia.

18 Ago 2017
1

TRASMONTAÑA (ARCHIVO LA GACETA)

A dos días de una competencia tan dura y atrapante como es el Trasmontaña, te contamos todos los detalles que tenés que tener en cuenta para no dejar nada librado al azar.

Todo lo que tenés que saber para vivir el Trasmontaña 2017 a pleno
Todo lo que tenés que saber para vivir el Trasmontaña 2017 a pleno

Desde los aspectos técnicos de las bicicletas, hasta los psicológicos y físicos que influyen en cada uno de los participantes, nada se puede descuidar cuando de participar del Rally Trasmontaña se trata.

El seis veces ganador de la competencia, Sebastián Quiroga, explica punto por punto.

Transmisiones

La trasmisión ideal, si se usa monoplato, es de plato 28, 30 , 32 o 34, con piñón de 42-11 o 42-10, dependiendo del nivel de performance de cada uno. Si usa biplato, la trasmisión recomendada es plato grande 38 o 36, con plato chico de 26, 24, 22 y piñón de 36-11. Si se utiliza 1 x 12, se puede usar plato 32, 34, 36 o 38 con piñón de 50-10. Hay que tener en cuenta que este año cambió el recorrido y se agregó una trepada muy dura al final, en la que se deberá usar trasmisión liviana.

Cubiertas

Las cubiertas que deben usarse para el Trasmontaña son las que tienen talón alto y 2,2 pulgadas de ancho. La presión óptima en las ruedas es de 22-25 psi (a más presión, la cubierta logra menos tracción en el suelo y rebota mucho más). También hay que tener en cuenta que la presión a utilizar dependerá siempre del peso del biker.

Mentalidad

La primera victoria es creer que realmente se puede lograrlo. Hay que visualizar la competencia, el recorrido, los tramos difíciles. Hay que imaginarse venciendo el desafío y logrando el objetivo. Así como los “grupos comandos de las Fuerzas Armadas” realizan simulacros para entrenar sus futuras batallas y saben cómo responder a los problemas eventuales que pudieran surgir, el biker debe trabajar y decidir de qué forma operar en hipotéticas situaciones difíciles. Conozco deportistas que manejan muy bien este tipo de situaciones, mantienen la calma, actúan con confianza y seguridad. Así superan caídas, pinchazos y salen del fondo del abismo cuando en muchas ocasiones pareciera que todo está perdido. Es importante saber cómo bloquear los pensamientos negativos, motivarse y actuar eficazmente bajo presión.

Las situaciones cambiantes de esta competencia te ponen a prueba en cada momento. Decisiones rápidas y acertadas son las que harán la diferencia, utilizando las situaciones inesperadas a su favor. Hay que forjar el carácter guerrero, motivarse y controlar la ansiedad. Eso ayudará a mejorar la concentración durante la prueba. Esta área también incluye la planificación de la táctica y estrategia de carrera, plan que hay que acordar con el compañero de equipo de forma previa.

Físico

Es importante conocer las capacidades físicas de cada uno. El Trasmontaña es una prueba muy larga, en la cual el rendimiento en competencia tenderá a disminuir a medida que pasen las horas. Hacer bien la tarea en esta área implica regular el esfuerzo físico para optimizar el rendimiento. Se deben guardar energías hasta el final, logrando así un 100% de entrega y un gran resultado personal. Para conseguir eso se debe saber que el esfuerzo físico puede medirse con sensaciones, con medidor de frecuencia cardíaca o potencia. En cualquiera de los casos, hay que mantener la intensidad en su zona de umbral anaeróbico. Siempre habrá picos de intensidad, por ejemplo en trepadas duras y cortas del recorrido, en los sobrepasos a otros competidores o en las persecuciones a los binomios. Pero la mayor parte del tiempo se deberá situar el nivel del esfuerzo en zona de umbral. Si no lo conoce aún, esta zona de intensidad se aproxima al ritmo cardiaco promedio logrado en otras competencias, generalmente, 10 o 15 pulsos por debajo de su máxima. Medido con sensaciones, ese ritmo sostenible le permite realizar esfuerzos prolongados de forma efectiva y medianamente confortable.

Aspecto Nutricional

• Provisión de energía antes de la carrera: la carga de carbohidratos en la ingesta diaria debe realizarse desde hoy. Hay que ingerir porciones de arroz, fideos o papa en el almuerzo y en la cena. Además de cereales, pan y frutas en el desayuno, en la merienda y en las colaciones.

• Una buena hidratación previa a la competencia: una adecuada hidratación antes de correr evitará que se llegue a competir deshidratado. Para lograrlo es fundamental ingerir abundante agua, hoy y mañana. Las bebidas deportivas deben consumirse en competencia y no antes. Lo aconsejable es llevar siempre una botella pequeña de agua para evitar distracciones y olvidos.

• Plan de nutrición para la carrera: hay que asegurarse una buena provisión de bebidas deportivas, agua, geles, gomitas y barras energéticas durante la competencia. Todos ellos pertenecen al grupo de los suplementos energéticos. Su función principal es aportar hidratos de carbono y electrolitos. Los geles constituyen una fuente altamente concentrada de carbohidratos (65-70%) en una forma fácil de consumir y de rápida digestión. Siempre es necesario consumirlos con líquido, bebiendo unos tragos de bebida deportiva o agua cada 15 o 20 minutos. No hay que esperar a tener sed para hidratarse. Se recomienda un gel energético a los 30 o 45 minutos de iniciada la prueba. Transcurridos los 90 minutos de competencia, es conveniente ingerir otro gel. Se debe consumir de 30 a 60 gramos de carbohidratos por hora de competencia. Una vez en la zona de Raco, hay que ingerir carbohidratos sólidos (banana, barras de cereal, turrones, membrillo), combinados siempre con bebidas deportivas o agua. Para evitar que las reservas de energía se vacíen sobre el final de la prueba, hay que consumir un gel a mitad de la etapa final entre Raco y el Alto de Maciel.


En Esta Nota

Trasmontaña
Comentarios