Tras las elecciones, la Capital recibe un aporte nacional que causó malestar en Casa de Gobierno

El Ministerio gira $ 10 millones, pero el intendente esperaba más ya que “se trata de anticipos por coparticipación adeudada”. Alfaro dijo que el aporte federal no será utilizado sino hasta después de las elecciones.

18 Ago 2017

Tres días después de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO), el Ministerio del Interior de la Nación comunicó la asignación de $ 10 millones para la Municipalidad de San Miguel de Tucumán. Fue a través de un Aporte del Tesoro Nacional (ATN) que ayer levantó suspicacias en el entorno del gobernador Juan Manzur, por el momento del giro de dinero y por la discrecionalidad (la Capital es un municipio afín a Cambiemos), según reconocieron en el Palacio de Gobierno.

La comunicación oficial llegó a las 11.11 del miércoles pasado. En el radiograma, la cartera que encabeza Rogelio Frigerio indica que, con fecha 2 de agosto, se asignaron aquellos recuross “para ser afectados a desequilibrios financieros y/o emergencia”. Asimismo, subraya: “el 7 de agosto se ha formalizado la transferencia de los recursos asignados”, por lo que solicita al Poder Ejecutivo enviar “el decreto provincial de aplicación específica de los fondos”. La comunicación lleva la firma de Juliana Tomasello por autorización del secretario de Provincias Alejandro Caldarelli.

El Gobierno provincial había sugerido un trato más equivalente de la Nación con las jurisdicciones municipales y comunales en el reparto de los ATN. La última transferencia de estas características que registra la Casa de Gobierno corresponde a un aporte otorgado al municipio de Lules. Ese dinero había sido gestionado en junio, pero la transferencia se concretó el 6 de julio. La intendencia que gobierna el justicialista Carlos Gallia había sido beneficiada con un ATN por $ 5 millones para desequilibrios financieros, de acuerdo con lo estipulado por el decreto gubernamental 2.097/3.

La inquietud oficial responde a la escasa transferencia de fondos por fuera de la coparticipación por parte de la Nación a Tucumán. El propio Manzur reconoció que se envía desde la administración federal lo que está acordado por ley.

Para este mes se proyecta un giro total de fondos coparticipables para Tucumán cercano a los $ 2.800 millones y otros $ 95 millones por el Fondo Federal Solidario (Soja), de acuerdo con las estimaciones de la consultora Economía & Regiones. El incremento interanual sería del 26%, levemente por debajo del promedio nacional. La recaudación de impuestos provinciales, en tanto, está creciendo por encima de ese nivel, casi 10 puntos porcentuales más, debido al efecto de la moratoria, reconocieron en el Ministerio de Economía.

En resguardo

Consultado por LA GACETA, el intendente de la Capital, Germán Alfaro, reconoció que esperaba una mayor transferencia de ATN que la recibida. “Se trata de otra de las cuotas que la Nación nos envía en concepto de coparticipación adeudada que, en total, llegan a los $ 85 millones”, indicó el jefe municipal. Alfaro había gestionado ante el Ministerio del Interior la cuotaparte que le corresponde a la intendencia por el arreglo de la devolución del 15% de la coparticipación acordado entre Nación y las provincias. “No sé por qué otros municipios no efectuaron las gestiones, pero estamos esperando el resto del dinero”, acotó.

De la deuda reclamada por San Miguel de Tucumán quedarían entre $ 25 millones y $ 30 millones que, según el intendente, también serían enviados como ATN.

Con el fin de evitar suspicacias, el jefe municipal adelantó que los $ 10 millones recibidos desde el Ministerio del Interior de la Nación, serán resguardados para ser gastados con posterioridad a las elecciones del 22 de octubre próximo. “Este dinero no es para la campaña, como se especula”, afirmó.

Alfaro se comprometió a dar más detalles acerca de dónde quedará atesorada esta partida de fondos “para que los vecinos vean que no será usada políticamente”.

PUNTO DE VISTA

Susceptibilidades

Marcelo Aguaysol - LA GACETA

De aquí hasta el 22 de octubre (y tal vez un poco más allá), todo movimiento financiero será mirado con lupa. La Casa de Gobierno cree que la administración del presidente Mauricio Macri seguirá “alimentando” con ATN a los municipios que son administrados por hombres y mujeres de Cambiemos. El propio gobernador Juan Manzur se mostró inquieto al momento de recibir el radiograma del Ministerio del Interior, que comunicaba el giro de los $ 10 millones para la intendencia capitalina. Desde hace algún tiempo, Manzur tuvo que aprender a vivir con lo propio, porque el derrame de obras ya no se realiza a través de la provincia. Tampoco parece que hay intenciones de coordinar acciones entre Nación y Provincia, un hecho político que sólo perjudica a la población toda. Demasiadas susceptibilidades de un lado y del otro. Si realmente los giros son direccionados, el Gobierno local tendrá un motivo para victimizarse. Si la Casa Rosada cierra el grifo, también puede llegar a tener sus costos políticos y electorales. Una encrucijada.

Comentarios