Daniel Diosque presenta un disco solista que es un proyecto colectivo

El músico, cantante y compositor lanza su postergada primera producción individual con una fiesta en la que recordará a su pub Digo No.

18 Ago 2017
1

CAMBIO. Daniel Diosque se distancia de Guayaberos con temas lentos. LA GACETA / FOTO DE ANTONIO FERRONI. (ARCHIVO).-

ACTÚA HOY

• A las 23 en el club Estudiantes (Monteagudo 955).

Daniel Diosque eligió titular a su última producción “Vengo a verte”, una suerte de declaración de principios del público que lo sigue desde hace tres décadas en las distintas formaciones que integró, especialmente en Guayaberos. Y que esta noche nuevamente se hará realidad en el club Estudiantes, con un encuentro que excederá en mucho el tradicional recital para transformarse en una fiesta evocativa de otros tiempos de la música tucumana y del propio pub que él tuvo hasta hace pocos años en la zona del ex Abasto, el recordado Digo No.

El propio músico reconoce que el proyecto artístico general excede el lanzamiento del que es su primer disco solista y el quinto de su carrera. “Vengo a verte” no será un CD, sino que las 10 canciones inéditas compuestas por Diosque que lo integran están en un pen drive, que se completa con otras 50 bandas de rock de la provincia, que tocan un tema cada una. “Este paso me abrió la cabeza en varios sentidos, porque puedo cargar mucho contenido diverso. Esto es más trascendente que el hecho individual de que yo haga un disco. La convocatoria fue absoluta y totalmente gratuita”, destaca.

La decisión de editarlo de este modo tiene su costado legal, según explica: “para grabar un disco y que sea reconocido por Sadaic para luego cobrar los derechos de autor, hay que fabricarlo en una empresa de Buenos Aires, y casi siempre se cae en Láser Disc, que es casi monopólica y oficial; con su factura se lo inscribe”. “Esta edición en el pen drive tiene un vacío normativo, y voy a luchar por mis derechos porque quiero sacarlo en este soporte y que redunde en un beneficio concreto. Me sorprenden los avances tecnológicos todo el tiempo y trato de incorporar las posibilidades que ofrecen las herramientas actuales”, plantea.

La primera tirada estará compuesta por medio centenar de copias. Luego vendrán otras, pero cada una será única, ya que a futuro prevé sumarle al soporte digital textos literarios variados (como novelas, cuentos y poesías), imágenes, numerosos cuadros de una veintena de artistas plásticos locales y cortometrajes filmados en la provincia. “Quiero darle un contenido audiovisual cultural para que quede plasmado lo que se hace acá. No lo puedo hacer hasta el recital sólo por una cuestión de tiempos, porque todo es muy artesanal”, confiesa. Su propósito se completa con que quede espacio libre en el pen drive para que cada comprador pueda almacenar además sus propias elecciones.

Su idea está abierta a recibir propuestas, para lo cual pone su mail a disposición: [email protected]

Del show van a participar también Moskato y, muy especialmente, Skaraway (Manuel Puchenko González, Moisés Salcedo, Matías Torres, Valerio Carrillo, Zurdo Olmos y Daniel Agüero, entre otros). Esa fue la banda soporte de Diosque en su disco y anticipará temas de su próxima producción, “Acción global”, que incluirá una canción dedicada a los estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa. Además, habrá sorpresas y DJs para bailar hasta el amanecer.

El lugar del under

El compositor estuvo al frente durante unos cuatro años (entre 2009 y 2012) de Digo No, el pub por el cual pasaron las bandas independientes de Tucumán y muchas de afuera. “No pasaron muchas, pasaron todas, absolutamente todas del under, incluso las que ya no existen, las que duraron dos semanas y las que no dejaron registro alguno. Quise abrir la jugada para que participe más gente, lo mismo que hago en este proyecto. Este recital es una forma de recuperar el espíritu festivo que tenía el lugar en un espacio grande como Estudiantes, para que la gente disfrute toda la noche”, anuncia.

En su lectura, “en Tucumán es impresionante la aparición de nuevas bandas, con una producción gigantesca de la cual no se tiene real conciencia, con muchas ideas copadas y nuevas dando vueltas”. “Pasa lo mismo que pasó siempre, aunque creo que ahora se nota más: hay más recitales pero menos fiesta, con un montón de ingredientes adentro. Los lugares ahora se atomizaron; hay muchos sitios chicos para actuar pero, en definitiva, siento que ganó el capitalismo. En los 90 la movida era más hippie, más de izquierda, más filosófica; ahora se transformó sólo en una estética vacía, volcada a lo gastronómico. No reniego de ello, porque hemos pasado por todo en este tiempo”, añade.

Diosque confiesa que venía postergando su debut como solista hace tiempo, en parte por su identificación con Guayaberos y su búsqueda de un sonido distinto: “los temas de ‘Vengo a verte’ no entran dentro del estilo guayabero, sino que es algo distinto, más melódico, más lento y menos bailable, con sonidos sintetizados y samplers, aunque algunos temas tengan la impronta de lo anterior porque forma parte de mi historia”.

“Este disco muestra lo que yo soy y no sé a dónde voy a llegar. El paso de los años me hizo más ansioso en algunas cosas y más tranquilo en otras, y no tengo tanto tiempo para esperar como antes”, agrega. Sin embargo, no considera una etapa cerrada la de Guayaberos, sino que adelanta que pronto volverían a reunirse sobre el escenario.

A la hora de pensar un muy futuro epitafio, augura el que estaría escrito en su lápida: “‘100 años de autogestión’, porque todo lo que hicimos fue poniendo guita y laburando, sin apoyos ni subsidios”.


Comentarios