Interactivo: a la ciudad entran 17.656 autos por hora y el caos es cada vez mayor

A causa del crecimiento del parque automotor, las esperas de aquellos que quieren llegar al centro por las principales avenidas se hacen cada vez más largas.

17 Ago 2017
1

José María Martínez (41 años) quiere llegar rápido a destino. Ese objetivo es su oficina, en pleno centro. Es contador y trabaja en San Martín al 600. Antes entraba a las 8.30. Ahora llega media hora antes para que el traslado desde su casa, ubicada cerca del parque Guillermina, sea más rápido. Pero no lo es. El profesional nota que siempre demora un poco más. ¿Qué pasa?, se pregunta.

Lo que sucede es que cada vez más personas quieren tener su propio vehículo y llegar rápidamente al centro. Y todos al mismo tiempo. En las horas pico ingresan 17.656 vehículos por hora a la ciudad, según un estudio que hizo la Dirección de Tránsito y Transporte de la Municipalidad.

Esto quiere decir que en aproximadamente 10 horas laborales llegan desde las afueras al microcentro más de 176.000 rodados. La mayor cantidad de esos vehículos son autos (el 80%) y más de la mitad arriban desde avenida Jujuy al 4.000 y desde la Diagonal a Tafí Viejo, detalló Enrique Romero, subdirector de Tránsito.

Según el funcionario, la situación es crítica si tenemos en cuenta que hay más de 450.000 vehículos circulando por San Miguel de Tucumán (320.000 autos, 130.000 motos y 1.200 colectivos). Pero es más preocupante aún, según dijo, cómo aumenta día a día el parque automotor:





• Según refleja un informe de Acara (Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina) Tucumán está entre las provincias que más motos vendió durante 2017. Durante el primer cuatrimestre se patentaron 13.000 vehículos. Haciendo una proyección, esto significa 39.000 motos más al año. Si tenemos en cuenta que en 2016 se vendieron 27.484 de estos rodados, este año se incrementó un 30%.

• Respecto a los autos, Tucumán es la provincia del NOA que más vehículos vendió en lo que va de 2017. Se patentaron en los primeros cuatro meses un total de 9.176 unidades. Lo que significaría una venta anual de 27.528 autos al año. En 2016 se vendieron 20.921 de estos rodados, lo que representa un aumento aproximado para el año de un 24%.

“Estos números nos ayudan a entender un poco el caos. Y hay que sumarle la falta de respeto a las normas”, señala Romero. Las infracciones en la capital aumentan cada vez más: en 2015 fueron 32.804, en 2016 se labraron 84.827 (un 150% más que el año anterior). Para cuando termine 2017 calculan que serán más de 100.000.

Zonas rojas

El panorama para los que sufren las horas pico no es muy alentador. Según Romero, las zonas más problemáticas son las escuelas y los edificios públicos, donde las dobles filas causan serios embotellamientos. Las calles por donde circulan colectivos también se convierten en verdaderos embudos. Precisamente, las medidas que analizan ahora las autoridades tienen que ver con estas realidades.

Se estudia que haya calles con carriles exclusivos para ómnibus, que algunas líneas tengan servicios rápidos (con paradas situadas cada 10 cuadras) y que en las cuadras donde hay escuelas no se permita el estacionamiento, sino únicamente el ascenso y descenso de pasajeros.


Comentarios