Trabajan para llevar agua a cuatro ingenios

Recursos Hídricos dijo que el arreglo del sistema de distribución en el río demandará 5 días

17 Ago 2017

Cuatro de los 15 ingenios de la provincia paralizaron la molienda de caña de azúcar debido a la suspensión de la provisión de agua. Según se informó, se produjo la rotura del sistema de distribución en el río Calera, lo que perjudicó a las fábricas Concepción, La Florida, Cruz Alta y San Juan.

El desperfecto en el mecanismo hidráulico se registró el martes. En los ingenios y en la Dirección de Recursos Hídricos estimaron que el abastecimiento se volverá a habilitar dentro de cinco días, aproximadamente.

“La presión del agua afectó. Aquí no hay culpables: el paso del tiempo y el agua erosionan todo. Se tomó la medida de suspender la provisión para que no haya daños mayores”, explicó Emilio Luque, administrador del ingenio Concepción, la planta fabril de mayor molienda en la provincia. El empresario explicó que esta situación podría ser considerada un daño si se llegara a adelantar el final de la zafra tucumana, prevista para fines de octubre y principio de noviembre, de acuerdo con cada fábrica. En ese momento se podrá determinar si esta parálisis terminará afectando negativamente a la campaña, a pesar de que Luque reconoció que este incidente sí representa un costo en el análisis de corto plazo, ya que se dejará de producir azúcar durante varios días.

Por su parte, Jorge Rocchia Ferro, administrador de La Florida y Cruz Alta, calificó al hecho de “lamentable accidente”. “Se rompió un sifón (de riego). El Gobierno de la provincia y los ingenios perjudicados están trabajando y poniendo lo que hay que poner. En estos momentos hay máquinas trabajando. El impacto es complicado porque son cinco días sin moler. Pero creo que vamos a poder recuperar la perdida”, señaló.

En Cañeros Unidos del Este (CUE), una de las organizaciones de productores de la provincia, manifestaron que la paralización de la molienda en los ingenios decididamente perjudicará al sector. “Tenemos dañado el cañaveral por la última helada. Cada día que pasa la planta se deteriora más y más. A esto hay que agregar que la caña fue quemada por gente inescrupulosa, por lo que el deterioro es todavía mayor”, manifestó el titular del gremio, Marcelo Fernández.

El agricultor también pidió una solución rápida al problema. “No hay confirmación de cuánto durará este arreglo. Hablan desde tres y cinco días hasta 15 o 20 días. El Gobierno tiene que tomar cartas en el asunto para que esto se repare rápido. Hay cuatro ingenios que están parados y que muelen alrededor de 40.000 toneladas por día en total. Es grave el tema”, resaltó.

Comentarios