Sospechan que una banda robaba con inhibidor de alarmas

Abrieron dos automóviles y habrían robado un negocio de ropa

16 Ago 2017
1

ATRAPADOS. La persecución terminó en la avenida Perón, primera cuadra.

El Chevrolet Corsa negro aceleró por Yerba Buena cuando el conductor advirtió que los seguía la Policía. Los automovilistas -dos hombres, dos mujeres y una adolescente de 16 años- intentaron perder a los efectivos a toda velocidad en la avenida Perón, pero allí ya estaba cruzada una patrulla para cortarles el camino. Todos quedaron acusados por haber robado elementos del interior de dos automóviles, aunque se descuenta que habrían cometido más atracos por todo lo que se secuestró en el vehículo.

Alrededor de las 11, un hombre de 55 años denunció que había estacionado su auto en Salta al 700, y que alguien había anulado la alarma para robarle un maletín con documentación. La víctima pudo dar un dato importante: el modelo y el color de un auto que estaba estacionado adelante suyo antes de que se bajara. La Policía comenzó a buscar un Corsa negro por las cámaras y pudieron ver cómo un auto de estas características frenaba detrás de un VW Amarok en Florida al 100, un hombre se bajaba y sacaba de la camioneta un sobre marrón, que contenía unos $ 8.000.

Ya sabiendo la patente, el jefe de la Patrulla Motorizada, Juan Reynoso, ordenó que se hiciera un operativo cerrojo para evitar la fuga. En la avenida Perón atraparon a dos muchachos, ambos de 19 años; a dos mujeres, de 25 y 31, y a la menor.

Dinero, ropa y celulares

Adentro del vehículo de los sospechosos encontraron los documentos de la primera víctima; el sobre extraído de la Amarok, pero sin el dinero; varias prendas de ropa que aún tenían sensores de alarma; juguetes; herramientas; tablets, celulares y una pistola. Según los uniformados, habrían logrado deshacerse del inhibidor de alarmas.

Por la cantidad y la variedad de los objetos secuestrados, se descuenta que la banda robó al menos en un negocio y en otros vehículos, además de los mencionados. La fiscala Adriana Reinoso Cuello ordenó la aprehensión de los cuatro mayores; la menor fue alojada en el Instituto Goretti.

Otro caso

El lunes al mediodía, un Citröen C4 huyó al ver una patrulla en Próspero Mena y Lavaisse. La Policía lo alcanzó en Fortunata García al 1.500, pero no se pudo aprehender a los ocupantes porque varios vecinos salieron a golpear a los policías. El auto fue secuestrado y hallaron un inhibidor de alarmas.

comentarios